Universo Blaugrana

Riqui Puig, en un entrenamiento del Barça | FCB

Riqui Puig, en un entrenamiento del Barça | FCB

Riqui Puig pierde la guerra de habilidades con tres cracks del primer equipo

El canterano demostró no estar al nivel de algunos pesos pesados del vestuario

Redacción Culemanía @culemanias

22.06.2020 17:06h

1 min

Riqui Puig es, junto a Ansu Fati, la gran promesa del Barça. El canterano, en el club desde su etapa de cadete, ha superado de forma muy satisfactoria cada categoría. SIempre ha destacado en cada equipo, gracias a su visión de juego y su calidad técnica. No obstante, su oportunidad en el primer equipo sigue resistiéndose. 

Ni con Ernesto Valverde, que fue el primero que le dio la oportunidad de estrenarse con los mayores en 2018, ni actualmente con Quique Setién, ha conseguido acabar de desatarse como pieza importante en la plantilla culé. Este curso, tan solo ha disputado cuatro encuentros con el primer equipo, para un total de 41 minutos. 

Riqui Puig, Eder Sanabria y Quique Setién en una imagen de archivo / FC Barcelona

Riqui Puig, Eder Sanabria y Quique Setién en una imagen de archivo / FC Barcelona

Una aportación insuficiente para un futbolista que siempre ha sido considerado la gran perla de la entidad azulgrana. Sus actuaciones no son del todo malas, pero no ha conseguido acabar de conseguir la regularidad con ningún técnico, y sigue esperando sus opciones de brillar. De momento, el míster azulgrana ya dejó entrever que en el próximo duelo ante el Athletic, y en parte gracias a la lesión de De Jong, el de Terrassa contará con muchos puntos de ser titular. Veremos si la aprovecha. 

Por debajo de pesos pesados

Riqui Puig ha demostrado que calidad, tiene de sobra. Le falta experiencia y concentración para poder estar al nivel de muchos pesos pesados del vestuario. Un hecho que quedó de nuevo de manifiesto en el concurso de habilidades que organizó el club, patrocinado por Estrella Damm, y donde también participaron algunos aficionados. 

La prueba constaba de cuatro ejercicios, y también participaron Sergio Busquets, Jordi Alba y Sergi Roberto. Se puso a prueba la precisión, con ejercicios de disparar al larguero o acertar de forma milimétrica un pase, y de coordinación, al finalizar un circuito, y cada jugador azulgrana intervino en alguna de estas. 

Y hay que destacar que Riqui Puig fue el único que no consiguió superar a dos aficionados, en la prueba de precisión. Una pura anécdota para uno de los futbolistas con más calidad del primer equipo, pero que sí vuelve a demostrar la falta de confianza y motivación en muchos momentos. 

 
Hoy destacamos