Universo Blaugrana

Ernesto Valverde en un entrenamiento con el Barça / EFE

Ernesto Valverde en un entrenamiento con el Barça / EFE

El señalado por Valverde que paga la mala gestión del verano

El futbolista no está teniendo minutos debido al exceso de efectivos en su posición

Pau Beya Acero @pbeya96

21.09.2019 10:03h Actualizado: 30.09.2019 18:49 h.

2 min

Cuando se concretaron los fichajes de Frenkie de Jong, Neto Murara Antoine Griezmann el FC Barcelona no pensó en otra cosa que Neymar Jr. La incorporación del futbolista brasileño pasó de ser una posibilidad solo si resultaba una oportunidad de mercado a una obsesión. Durante el mes de agosto, cerrado también Junior, el club azulgrana se focalizó única y exclusivamente en el traspaso del delantero del París Saint-Germain.

Mientras pensaba en la manera de convencer al equipo galo, la entidad descuidó otros aspectos que eran tan o más necesarios que Ney. En especial la operación salida en el centro del campo. Desde el primer día de pretemporada se evidenció que el cuadro catalán padecía overbooking en la medular, con ocho efectivos para tres posiciones.

Rakitic Rafinha eran los grandes candidatos a salir desde el primer día. Arturo Vidal también tenía muchos pretendientes en Italia. Pero concluyó el mercado y el FC Barcelona solo logró la cesión con opción de compra del pequeño de los Alcántara. Una marcha que no solucionó en absoluto el problema, pues el equipo seguía contando con siete jugadores para tres posiciones.

Señalado

Esta sobrepoblación de la medular ha obligado al técnico, Ernesto Valverde, a tomar decisiones. Todos no pueden jugar. Mientras diseña su centro del campo titular, que podría estar formado por Busquets, De Jong Arthur, el Txingurri ha señalado a un jugador y le ha hecho saber que no cuenta con él, al menos de momento: Carles Aleñá.

Una foto de Carles Aleñá durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Carles Aleñá durante un entrenamiento del Barça / FCB

Este debía ser el curso del canterano. Después de participar en 27 encuentros la pasada temporada, era de esperar que el de Mataró diera otro paso más y se estableciera de forma definitiva en el primer equipo. Así lo parecía también tras conocer el once de San Mamés, donde partió como titular por delante de futbolistas como Busquets Rakitic.

Completó una mala primera parte, fue sustituido tras el descanso y desde entonces desapareció. Sigue entrenando con normalidad y no sufre ningún problema físico, pero no ha vuelto a entrar en ninguna convocatoria tras el duelo contra el Athletic Club. Se desplazó a Dortmund, pero acabó viendo el partido desde la grada. En poco más de un mes ha pasado de ser titular a ni siquiera ir convocado.

Otros damnificados

Aleñá es otra víctima más de Valverde y de la mala gestión del verano. Las no salidas de Rakitic Vidal dejaron el centro del campo con exceso de efectivos y Carles no será el único canterano que se vea afectado por el overbooking. Es de prever que Sergi Roberto adopte un rol algo más secundario, mientras Riqui Puig deberá esperar a su oportunidad con paciencia. Otro año más.

Una foto de Riqui Puig durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Riqui Puig durante un entrenamiento del Barça / FCB

Habrá que ver si esta situación es circunstancial o se acaba volviendo en algo normal. Ya van cinco partidos consecutivos sin entrar en la convocatoria y no parece que vaya a cambiar en un futuro inmediato. Cuando ya estaba totalmente inmerso en la rotación, Valverde ha devuelto a Aleñá a la casilla de salida. Lo que está viviendo el canterano resulta incomprensible.

 
Hoy destacamos