Culemaníacos

Las jugadoras del FC Barcelona celebran el gol logrado ante el Bayern de Múnich / EFE

Las jugadoras del FC Barcelona celebran el gol logrado ante el Bayern de Múnich / EFE

El Barça consigue una gran victoria en Múnich que lo coloca a un paso de la historia

El solitario tanto de Hamraoui adelantó al conjunto azulgrana en la eliminatoria (0-1)

Pau Beya Acero @pbeya96

21.04.2019 19:59h

2 min

Solo 90 minutos separan al FC Barcelona de la gloria. Tras la gran victoria cosechada ante el Bayern de Múnich gracias al solitario tanto de Hamraoui (0-1), el conjunto azulgrana está a tan solo un partido de alcanzar la final de la Champions femenina por primera vez en su historia. A las de Fran Sánchez les servirá un empate el próximo domingo para estar en Budapest el próximo 18 de mayo.

Las catalanas ya no son el equipo novato de temporadas anteriores, que caía sin paliativos ante el Paris Saint-Germain o el Olympique de Lyon. Con la experiencia adquirida en los últimos cursos, el Barça dio una lección magistral en la ciudad deportiva del conjunto bávaro, que perdió por primera vez esta campaña en casa. 

Las azulgranas fueron superiores desde el primer minuto hasta el último. Salieron a morder, buscando ese gol fuera de casa que tanto valor tiene en las eliminatorias europeas. El dominio del balón, el acierto en el pase y la seguridad defensiva fueron claves para certificar un triunfo que pudo ser más abultado.

Mereció más

El primer acercamiento al área contraria fue del Bayern de Múnich en el minuto 3, un aviso que sirvió para que las azulgranas despertaran. A partir de entonces, se adueñaron del balón y fueron creciendo a medida que pasaban los minutos. En el 9', Duggan amenazó a las bávaras con un gran reverso en la frontal, pero el disparo posterior se marchó demasiado desviado.

La ocasión más clara llegó en el 22'. El centro de Hamraoui se envenenó y topó en el larguero. No sería la única vez que el balón se estamparía en la madera de esa portería. 12 minutos después lo hacía también un disparo de Vicky Losada, que se giró de forma genial en el área pero su disparo acabó en el palo derecho de la portería de Benkhart. Las bávaras hicieron amago de reaccionar en los últimos 10' de la primera mitad, y Paños, en el 38', desvió un disparo de Dabritz tras una buena jugada individual de la alemana.

Tras la reanudación, las catalanas fueron, si cabe, más dominantes que en la primera mitad. Gracias, en gran parte, a Lieke Martens. La holandesa se destapó en los primeros minutos de la segunda parte y provocó un penalti en el 50'. La derribó Skorvankova, pero la cuarteta arbitral no lo penalizó.

El premio llegó

En el primer cuarto tras la reanudación el FC Barcelona borró al Bayern de Múnich del terreno de juego. El dominio era total, y el premio llegó en el 63'. Mariona Caldentey se deshizo una rival, vio a la perfección el desmarque de ruptura de Hamraoui, se la puso al pie y la francesa, a placer, convirtió el que a la postre fue el único tanto de las azulgranas.

El conjunto catalán quiso seguir con la posesión, pero de manera inevitable las bávaras crecieron en busca del gol del empate, lideradas siempre por Dabritz. Como en la primera parte, la alemana completó una gran acción individual, pero Sandra Paños volvió a negarle el gol. Posteriormente, la misma madera que había evitado el tanto de Hamraoui antes escupió el libre directo de Faisst.

El FC Barcelona dio un paso de gigante para llegar a la final de la Champions League por primera vez en su historia. El gran trabajo de Múnich debe sellarse el próximo sábado en el Miniestadi, donde se prevé un lleno hasta la bandera. Budapest está solo a 90 minutos.

 

Hoy destacamos