Culemaníacos

Kevin Seraphin atrapa un rebote en el Barça-Olimpia / EFE

Kevin Seraphin atrapa un rebote en el Barça-Olimpia / EFE

El Barça Lassa acaba con un rival directo de Euroliga gracias a la defensa

Los pupilos de Pesic no tuvieron piedad y aprovecharon las carencias defensivas del Armani Milán

Redacción Culemanía @culemanias

23.11.2018 22:49h Actualizado: 26.11.2018 11:21 h.

3 min

El partido se presentaba vital para los intereses del Barça Lassa en Euroliga. Su oponente, el Armani Milán, es un rival directo para el club catalán. Antes del enfrentamiento los italianos presentaban un balance de 6-2, mientras que los locales acumulaban un 5-3 tras su última derrota en Atenas. La defensa más eficaz de la competición (Barça) iba a poner a prueba al tercer mejor ataque.

No hay que olvidar que el Panathinaikos griego acabó con la racha de cinco victorias de los pupilos de Svetislav Pesic, por lo que en el Palau se respiraba un ambiente de exigencia máxima. El duelo no iba a ser fácil, los de Simone Pianigiani se presentaban en la capital catalana sin haber perdido ni tan siquiera un partido como visitante en la presente edición de la Euroliga.

Oda al ataque

Mike James inauguró el marcador en la que sería una constante durante el primer tiempo. Sus penetraciones tras bloqueo hicieron mucho daño al conjunto catalán. Pangos no tardó en reaccionar con una canasta fácil tras un despiste de su par.

El Barça empezó seguro atrás, defendiendo con cambio tras bloqueo y obligando a sus rivales a realizar tiros incómodos. En la faceta ofensiva hicieron gala del estilo parsimonioso pero efectivo que les caracteriza. Un movimiento de balón eficiente les hizo conseguir varias canastas fáciles. Cuando esto no funcionaba, recurrían a un Tomic inspirado en el poste.

Pese al buen comienzo de los de Pesic, el acierto en el triple del conjunto rival les daba la ventaja a los milaneses transcurrida la mitad del primer cuarto (11-16). Los esfuerzos en defensa fueron insuficientes frente a la inspiración de hombres como Jeff Brooks o Vladimir Micov. Por tanto, los culés se irían uno abajo al final de un primer cuarto que acababa con un increíble triple contra tablero de Jaka Blazic (24-25).

El Barça aprieta atrás

Pocas veces se puede ver que el equipo visitante inicia el partido con una cifra tan alta de anotación transcurridos los primeros 10 minutos del enfrentamiento. Estaba por ver si los de Pesic conseguían imponerse atrás para darle la vuelta al marcador. Lo consiguieron.

Los catalanes arrancaron el segundo cuarto con un gran ímpetu que los llevó a ponerse por encima (31-25) de la mano de Pierre Oriola y Thomas Heurtel.

La inspiración italiana se había acabado y el club lombardo estaba contra las cuerdas. Conseguir imponer un ritmo de juego más pausado y huir de las transiciones caóticas fue vital para tomar el liderazgo del encuentro. La primera parte finalizaba con un Milán anulado en ataque y que tan solo había podido sumar 17 puntos en el segundo cuarto (53-42).

Problemas para cerrar el rebote

El sistema defensivo de Pianigiani siguió haciendo aguas por todos lados, así que el conjunto azulgrana no tuvo piedad y siguió aumentando la brecha del marcador hasta los 16 puntos (65-49) al inicio del cuarto.

Por otro lado, el debe del Barça estaba en el rebote defensivo, los problemas de los pívots para evitar segundas oportunidades le estaba costando muy caro a los culés. Su entrenador ya destacó que este fue el motivo de su derrota en Grecia, por lo que se antojaba como un síntoma preocupante. De no ser por esta variable, los italianos se habrían descolgado del partido con facilidad.

Singleton protagoniza una acción defensiva en el Barça-Olimpia / EFE

Singleton protagoniza una acción defensiva en el Barça-Olimpia / EFE

Chris Singleton no estaba fino en defensa, permitiendo que un jugador como Jeff Brooks llegase a los 17 puntos con facilidad en apenas 20 minutos. Se espera mucho más del alero culé en la zona defensiva. El tercer cuarto finalizó con un Barça arrollador que dejaba prácticamente K.O. a su rival.

Último cuarto de trámite

Quedaban 10 minutos por jugar, pero ya estaba todo el pescado vendido. La defensa blaugrana había destruido el entramado ofensivo milanés, dejándoles en tan solo 12 puntos en el tercer cuarto. Los pupilos de Pesic tan solo que mantener el ritmo para llevarse una victoria fácil. Así lo hicieron.

Los últimos 10 minutos fueron un toma y daca constante en el que los de Milán intentaban recortar distancias, consiguiendo incluso maquillar el marcador. Pero los culés, comandados por Heurtel, siempre encontraban una respuesta para las acometidas lombardas y lograron asegurar la victoria. Así, el partido finalizó 90-80 con un Barça que dio una gran imagen a su afición y una constante sensación de superioridad, obviando el primer cuarto.

Los mejores del encuentro

Heurtel fue el jugador más destacado del partido (20 puntos y 6 asistencias), su convicción por la victoria arrastró a sus compañeros, consiguiendo cambiar el sino del encuentro al inicio del segundo cuarto.

Otro jugador que merece una mención aparte es Kyle Kuric, llegando incluso a ser ovacionado por el Palau Blaugrana al ser sustituido en el tercer cuarto después de una exhibición ofensiva. El escolta se fue hasta los 15 puntos.

 
Hoy destacamos