Culemaníacos

Chris Singleton lanza ante la oposición de Moerman / EFE

Chris Singleton lanza ante la oposición de Moerman / EFE

El Barça no pudo con la historia y se queda sin la Final Four

Los azulgranas cayeron en el quinto y definitivo partido ante Anadolu Efes (80-71)

Pau Beya Acero @pbeya96

01.05.2019 21:12h

2 min

Fue bonito mientras duró. Después de unos duros años de travesía por el desierto, el Barça Lassa había ilusionado a sus aficionados con volver a lo más alto del baloncesto europeo. Llegó hasta cuartos de final tras muchas temporadas, forzó el quinto partido pese a tener desventaja de campo y en Turquía, cayó (80-71).

Los de Pesic no pudieron revertir la historia, esa que dice que un equipo jamás ha superado una eliminatoria jugando el quinto partido fuera de casa. Llegaron al quinto encuentro con opciones, algo impensable hace un año, pero si algo ha demostrado esta serie es que al club catalán aún le falta un plus para aspirar a grandes cotas. Algo más de talento individual, de solidez defensiva y, sobretodo, de frialdad.

A talento ganó Efes

Lo normal en un encuentro de estas circunstancias, a cara o cruz, donde el equipo que gana sigue y el que pierde se va a casa, es que en el inicio del partido se noten los nervios y la tensión. Justo lo contrario de lo que realmente sucedió en el Sinan Erdem, donde en el primer cuarto Anadolu Efes Barça Lassa dieron un recital anotador.

Apenas habían pasado cinco minutos y el parcial era de 11-14. Las defensas de uno y otro equipo eran muy buenas, pero los ataques estaban a un nivel exquisito. Los turcos estuvieron infalibles desde los 6,75, mientras Ante Tomic, con ocho puntos, lideró el ataque azulgrana. Al croata le acompañaron SingletonRibas Hanga, lo que propició que el club catalán realizara el mejor cuarto en todo el playoff (28 puntos) y acabara el primer cuarto con cinco puntos de ventaja (23-28).

Svetislav Pesic da órdenes a los suyos durante el duelo frente a Anadolu Efes / EFE

Svetislav Pesic da órdenes a los suyos durante el duelo frente a Anadolu Efes / EFE

A lo largo de la serie se ha demostrado que un tanteo alto beneficiaba a los de Ataman, y aunque los visitantes aguantaron el ritmo durante los primeros 10', el paso de los minutos puso a cada equipo en su sitio. Los turcos, liderados por Vasilije Micic, le dieron la vuelta al marcador con un espectacular parcial de 24-14 (47-42). El serbio hizo de todo: anotó de dos, de tres, repartió asistencias, organizó el juego y defendió. Por si había alguna duda, en esta serie se ha destapado como uno de los mejores de Europa.

Haciendo la goma

En la segunda mitad se repitió ese partido que tantas veces ha vivido el FC Barcelona en las últimas décadas. Primero era en Grecia, ante Olympiakos Panathinaikos, y ahora en Turquía, contra Fenerbahçe Efes. Los azulgranas luchan, no tiran la toalla y no dan el partido por perdido, pero son incapaces de ponerse por delante de nuevo.

En el tercer cuarto llegó esa tensión que se echó de menos en el inicio del encuentro. El acierto de unos y otros bajó drásticamente, y los de Pesic se sintieron mucho más cómodos. En los primeros cinco minutos el parcial fue de 4-4, unas cifras muy alejadas de ese 11-14 del principio de partido. El Barça llegó a acercarse a un punto (58-57), pero acabó el cuarto cuatro puntos por debajo (61-57).

Ante Tomic intenta anotar ante la oposición de Bryan Dunston / EFE

Ante Tomic intenta anotar ante la oposición de Bryan Dunston / EFE

El último parcial fue desesperante para los intereses azulgranas. En el ecuador del cuarto había anotado solo cuatro puntos, y el sueño de la Final Four parecía escaparse definitivamente. Se acercó en el marcador gracias a los triples de Heurtel, aunque nunca más cerca de cinco puntos. Fue incapaz de superar esa barrera, que parecía un muro. Tuvo oportunidades para meter el miedo en el cuerpo a Efes, aunque pareció que en todo momento el pánico escénico fue azulgrana. Tres pérdidas consecutivas culminaron el mal final de partido.

Tras el encuentro, será todo decepción y desilusión por no acceder a la Final Four de Vitoria. Aunque, si se mira el aspecto positivo, este equipo está mucho más cerca de la élite que el año pasado.

 

Hoy destacamos