Culemaníacos

El Barça celebrando un gol contra Las Palmas en el Camp Nou en el partido de fútbol a puerta cerrada / EFE

El Barça celebrando un gol contra Las Palmas en el Camp Nou en el partido de fútbol a puerta cerrada / EFE

Los cambios normativos que transformarán el fútbol

El fútbol se tendrá que adaptar a la nueva normalidad con distintas innovaciones

Guillem Andrés

06.05.2020 12:30h Actualizado: 06.05.2020 12:39 h.

2 min

Este miércoles los futbolistas del Barça han empezado a pasar los primeros test del coronavirus. Asimismo, para finales de semana se espera que ya comiencen las sesiones de entrenamiento individuales. Esto, por lo tanto, significa que poco a poco se acerca la vuelta del fútbol en los terrenos de juego. Sin embargo el deporte tendrá que adaptarse a la situación actual, por lo que se prevén varios cambios.

Los primeros pasos

Entre los primeros entrenamientos individuales a poder realizar una sesión con normalidad aún habrá que esperar algunas semanas. Tal como estipula el protocolo de la Liga, en los primeros compases en el campo tendrá que haber un máximo de seis jugadores, respetando el doble de la distancia de seguridad, tendrán que llegar vestidos de casa y se irán a ducharse en su casa.

Antes de todo esto los jugadores tendrán que pasar un test de coronavirus. En el caso del Barça, además, también se harán otras pruebas para conocer el estado físico de los futbolistas. Asimismo, las instalaciones también estarán adecuadas a las medidas de higiene que requiere el momento.

De Jong, en un entrenamiento | FCB

Estadios vacíos

Uno de los cambios que se podrán visualizar de forma más evidente será que los partidos se disputarán a puerta cerrada. Este aspecto conllevará que el ambiente sea muy distinto y se parezca más a un entrenamiento que no a un encuentro competitivo. Jordi Cardoner, vicepresidente del Barça, comentó ESPN que “la Liga podría no comenzar a jugarse con público hasta febrero de 2021”, por lo que la situación se podría alargar mucho más de lo que se esperaba.

Varios clubes o futbolistas han manifestado su desencanto de disputar los partidos sin la falta de aliento de los aficionados, pero finalmente han acabado acatando. Sin embargo, tanto la Real Sociedad, como el Athletic Club y la RFEF han decidido posponer la final de la Copa del Rey hasta que se pueda disputar con público.

Una imagen del Juventus-Inter de Milán a puerta cerrada / EFE

A su vez, el retorno de las competiciones se hará en unas fechas en las que tradicionalmente el fútbol está de vacaciones. De este modo, los seguidores se tendrán que acostumbrar a ver los partidos de sus equipos en pleno verano.

Cambios normativos

El estado físico de los jugadores es un aspecto que preocupa, debido a que les falta mucho ritmo de competición. Es por eso que primero de todo se hará una pequeña pretemporada antes de volver a disputar los partidos.

Otras medidas que se han propuesto es, por ejemplo, que se puedan hacer cinco cambios en lugar de tres. Con esta medida se pretende que los futbolistas no tengan tanta carga física ya que, además, los partidos se tendrán que disputar de forma muy seguida. El Dario Marca informa que la FIFA está dispuesta a adoptar esta variante.

Rakitic sustituye a Arturo Vidal en el Barça | EFE

Sin embargo, esta medida no ha gustado a todo el mundo. El jefe del Área de Metodología del Barça, Paco Seirul·lo, aseguró en una entrevista en Catalunya Ràdio que “cuanto más jugadores participen y menos tiempo tengan para estar en condiciones puede aumentar el número de lesionados”.

Otra solución más remota es la que ha propuesto la Asociación de Futbolistas Profesionales en el Reino Unido. En este caso su presidente, Gordon Taylor, contempló en la BBC que los partidos duraran menos de 90 minutos.

 
Hoy destacamos