Culemaníacos

Svetislav Pesic, en el partido entre Barça Lassa y Cafés Candelas Breogán / EFE

Svetislav Pesic, en el partido entre Barça Lassa y Cafés Candelas Breogán / EFE

La exigencia de Pesic hace mejorar al Barça Lassa

El entrenador serbio abroncó a sus jugadores tras un parcial de 0-11

Pau Beya Acero @pbeya96

14.01.2019 19:28h Actualizado: 19.03.2020 09:15 h.

3 min

Svetislav Pesic no pasa ni una. En el partido del pasado domingo 13 de enero en que el Barça Lassa se enfrentó al Cafés Candelas Breogán, el técnico abroncó a sus jugadores tras un parcial de 0-11 favorable al equipo de Lugo. El serbio no estaba satisfecho con la actuación de sus pupilos y así se lo hizo saber en un tiempo muerto en el que se podía palpar la tensión.

Pese al enfado de Pesic, el FC Barcelona acabó venciendo al Breogán (94-80) y se aseguró la primera plaza al final de la primera vuelta de la Liga Endesa cuando aún queda una jornada para que termine. El equipo azulgrana presenta un balance de 14 victorias y 2 derrotas en la competición liguera, dos victorias más de las que tienen sus más inmediatos perseguidores, el Baskonia y el Real Madrid.

Evidente mejora con Pesic

Tras llevar a la gloria a la sección de baloncesto en su primera etapa en el banquillo azulgrana (2002-04) haciendo que el club catalán lograra su primera Euroliga en el año 2003, el serbio fue la solución de urgencia de la directiva culé para salvar el desastre que estaba perpetrando el Barça Lassa con Sito Alonso en el banquillo. El impacto fue inmediato: solo una después de su llegada, el club azulgrana logró la Copa del Rey.

Un espejismo comparado con el resto de la temporada. La sección de baloncesto se quedó muy lejos de llegar a los cuartos de final de la Euroliga y fue eliminado en semifinales de la Liga Endesa por el Baskonia. Los responsables de la sección se plantearon la continuidad de Pesic el pasado verano con la posible llegada de Sarunas Jasikevicius, otro mito culé. Finalmente, el serbio se quedó y por el momento los resultados son prácticamente inmejorables.

Pau Ribas defiende al escolta del Panathinaikos Nikos Pappas / EFE

Pau Ribas defiende al escolta del Panathinaikos Nikos Pappas en el último partido del Barça en Euroliga / EFE

El Barça Lassa lidera con solvencia la Liga Endesa. Las 14 victorias en 16 jornadas alejan a los principales rivales por el título, Real Madrid y Baskonia, que cuentan con dos partidos ganados menos que los azulgrana. Las únicas derrotas fueron en Fuenlabrada frente al Montakit y en Málaga frente al Unicaja. El equipo catalán es el segundo más anotador solo por detrás del Real Madrid y el segundo con menos puntos encajados solo por detrás del Baskonia.

Las cosas también marchan bien en Europa. O al menos, mejor que el año pasado. El equipo marcha sexto en la Liga Regular con tres victorias por encima del corte para cuartos de final. Los culés tienen un balance de 11 victorias y 7 derrotas y están a solo un partido ganado del cuarto clasificado, el Anadolu Efes. Superar al equipo turco debe ser el objetivo para ser cabezas de serie en cuartos de final y tener ventaja de campo. Además, evitaría enfrentarse a CSKA, Fenerbahce Real Madrid en esa ronda, equipos de los que actualmente aún está lejos, algo que se debería solucionar en un futuro próximo.

Malas rachas que merman la confianza en el equipo

Pese a que la temporada en general se podría calificar como buena, ha habido momentos de la presenta campaña en que el conjunto de Svetislav Pesic ha dejado muchas dudas. En especial la mala racha que atravesó la sección a principios del mes de diciembre, donde encadenó cuatro derrotas consecutivas en Euroliga y una derrota en Liga Endesa.

La debacle en Europa hizo saltar todas las alarmas. Por aquel entonces el equipo azulgrana tenía un balance de 6-3 y en apenas unas semanas se convirtió en un 6-7. Las derrotas frente a FenerbahceBuducnostReal Madrid Olympiacos fueron golpes muy duros para la afición azulgrana. Especialmente el revés frente al eterno rival. El Barça Lassa no tuvo nada que hacer en el Palacio de los Deportes y el equipo de Llull, CampazzoAyón y compañía se impuso por un vergonzante marcador de 92-65.

Campazzo celebra una jugada en el último Madrid - Barça de Euroliga / EFE

Campazzo celebra una canasta en el partido frente al Barça Lassa / EFE

Después de eso, el equipo demostró saber reponerse y ahora mismo acumula una racha de cinco victorias consecutivas en Europa y cuatro victorias consecutivas en Liga Endesa. Hay motivos para la esperanza pero también para ser precavidos. Ser líder ahora mismo en la competición doméstica sirve de muy poco y en Europa se necesitaría un milagro para poder competir de tú a tú con CSKA, Fenerbahce Real Madrid. Que el FC Barcelona esté tan lejos de estos tres equipos con el poderío económico que tiene ya no es cosa de los jugadores o de Pesic, sino que es un problema que viene desde arriba y que se lleva arrastrando varias temporadas. Pesic es bueno pero no hace milagros.

 
Hoy destacamos