Culemaníacos

Una foto de Jordi Alba y Luis Enrique en el Barça / EFE

Una foto de Jordi Alba y Luis Enrique en el Barça / EFE

El origen de la ruptura entre Luis Enrique y Jordi Alba

Técnico y lateral tuvieron sus diferencias en el Barça cuando Lucho cambió el sistema defensivo y dejó de contar con el lateral

Claudia Granja @c_granjafranch

08.11.2018 12:35h

3 min

Luis Enrique ha entrado en razón y tras prescindir de Jordi Alba en sus dos primeras convocatorias, el seleccionador ha cedido a la obviedad y ha convocado al lateral azulgrana para los compromisos internacionales frente a Croacia y Bosnia de la próxima semana. 

Su decisión ha sorprendido al mundo del fútbol más por sus decisiones previas que por su convocatoria. El azulgrana es, sin duda, el mejor lateral izquierdo del panorama español y su ausencia no se entendía más allá de las rencillas del pasado en las que técnico y jugador rompieron su cordialidad cuando ambos defendían el escudo del Barça

Luis Enrique ha cambiado de opinión y dio signos evidentes de ello el pasado lunes en el palco del RCDE Stadium cuando ojeó a Mario Hermoso --también convocado-- y aseguró ante los micrófonos que Jordi Alba estaba a "un nivel altísimo". Un nivel que ha mantenido desde el inicio de temporada y por el que sus ausencias por "motivos futbolísticos" tal y como aseguraba Lucho se cuestionaban. 

La ruptura, con Aleix Vidal de por medio 

Parece ser que ambos están más cerca que nunca de firmar la paz, pero, ¿cómo empezó todo? Luis Enrique estuvo al mando del banquillo azulgrana tres temporadas (2014-2017) en las que conquistó un triplete, Liga y Copa y Copa, respectivamente. Casualmente o no, en esa última temporada en la que el Barça solo ganó la Copa del Rey, la titularidad de Jordi Alba en el once inicial se vio cuestionada por un cambio de sistema de juego.

Todo empezó con un choque de trenes durante su segunda temporada en el banquillo. El fuerte carácter de Lucho es de sobras conodio, pero Alba tampoco se queda corto. Además, es un jugador con un punto travieso, lo que a veces molestaba al técnico asturiano, más formal y autoritario. Jordi solía bromear con Aleix Vidal en los entrenamientos y un día el lateral derecho se lesionó haciendo el tonto con su amigo. Vidal pagó las consecuencias con un laro castigo, pero Lucho también tomó la matrícula del lateral zurdo. 

Tanto es así que al año siguiente, Luis Enrique pidió un nuevo lateral izquierdo en el mercado de fichajes, y llegó Lucas Digne. Procedente del PSG, el galo jugó varios de partidos de inicio en ese arranque de curso y Alba empezó a tener menos minutos. Sin embargo, la razón se impuso porque no había color entre el rendimiento de uno y otro. Pero hubo más. 

La remontada contra el PSG marcó su relación 

El siguiente episodio llegó ,precisamente, frente al PSG. Lucho echó toda la leña al fuego y revolucionó al equipo con un 3-4-3 para tener presencia ofensiva dada la necesidad del equipo de remontar el 4-0 del Parque de Los Príncipes. El partido acabó 6-1 y visto el buen resultado, Lucho se afilió al sistema para concluir la temporada y pelear por la Liga que finalmente se llevó el Real Madrid. Rafinha le quitó el puesto a Alba en el once siendo el centrocampista de más y relegó al lateral al banquillo gran parte de lo que quedó de temporada. 

Una foto de archivo de Rafinha, Messi y Neymar / EFE

Una foto de archivo de Rafinha, Messi y Neymar / EFE

Cinco suplencias consecutivas, una presencia nula en el once y minutos residuales. Una situación que hizo plantear al de L'Hospitalet buscar otro destino dada la situación con Luis Enrique. Una situación que deterioró la relación entre ambos que nunca han oficializado, pero que tampoco han escondido públicamente con algún intercambio de declaraciones.

Rencillas del pasado que han influido directamente en las convocatorias de la Selección Española y que ahora Luis Enrique se ha visto obligado a ceder. Su sistema con la Roja es de cuatro defensas, por lo que no se entendía una defensa sin el mejor lateral izquierdo español. 

Tensión reconocida

Ninguno de los dos se ha posicionado nunca para confirmar o desmentir dichos rumores, pero era un secreto a voces. Todo el mundo sabía que reinaba el malestar entre Jordi Alba y Luis Enrique. Una situación que Aleix Vidal, actual jugador del Sevilla, confirmó en una entrevista para El Desmarque, desvelando cualquier género de dudas que pudiese quedar al respecto.

“¿El caso de Jordi Alba? Tienen una relación complicada y ahora no lo está llevando a pesar de que para mí es el mejor lateral izquierdo que hay en España”, reveló el exjugador del Barça, preguntado por la ausencia de Alba en la lista de Luis Enrique.

Jordi Alba y Luis Enrique volverán a verse las caras y trabajar juntos para devolver a la Roja al lugar que abandonó en 2012, tras la conquista de su último título oficial. 

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.