Culemaníacos

Sergi Puig en una acción del Barça B - Badalona / FCB

Sergi Puig en una acción del Barça B - Badalona / FCB

La polémica silenciada en el Barça entre los porteros del filial

Sergi Puig habla en Rac1 de su salida del club y manifesta el desbarajuste en la toma de decisiones del filial

Guillem Andrés

15.07.2020 14:25h

3 min

Ir subiendo los escalones desde las categorías inferiores al Barça B y al primer equipo no es nada sencillo. Cada año hay una criba importante y no todos pueden salir. Este 30 de junio finalizaron los contratos de Chumi, Kike Saverio, Guillem y Sergi Puig que ya no podrán estar en el playoff de ascenso tras no haber renovado. Éste último habló en Rac1 donde manifestó todo el desbarajuste que hay dentro del club con los jugadores jóvenes.

“Al final me llega una propuesta de renovación en la que deportivamente veía que no tenía futuro aquí. Se me proponía un año más y ya ves que no podrás tirar más allá”. Este es el relato que cuenta Sergi Puig, exportero del filial azulgrana que no aceptó la propuesta que le hizo el club después de siete años en La Masía. Además, según cuenta él mismo “he percibido una gran diferencia de opiniones entre el cuerpo técnico y la dirección. Pimienta y Busi (entrenador de porteros) estaban encantados conmigo y querían que siguiera”.

Sergi Puig en el Barça B - Badalona / FCB

Sergi Puig tampoco estaba siendo el portero titular del filial. Quien había tenido más oportunidades era Iñaki Peña, ya frecuentemente en dinámica de primer equipo. Por su lado el catalán había jugado seis partidos, por cuatro de Carevic. Lo que sorprende, por lo tanto, es que nuevamente no se haya tenido en cuenta la opinión del staff técnico sobre un portero que acumula siete años en las categorías inferiores del club. Asimismo también hay que tener en cuenta que por debajo sube Arnau Tenas, del cual quienes le han visto jugar hablan maravillas de él.

Valorar la propuesta deportiva

De este modo, Puig prefirió esperar si le llegaba otra propuesta, pero finalmente el club le dijo que si no la aceptaba no se le alargaba el contrato hasta el playoff de ascenso. “Es lo que me hacía más ilusión de la temporada”, contó al mismo tiempo que opinó que su salida “supongo que es una cosa de arriba”.

Eric Abidal y Ramon Planes en una imagen de archivo / EFE

El portero, además rompe con el mantra que muchas veces se dice que los jugadores de la casa se van porque les pagan más en otros clubes. “El aspecto económico lo he apartado por completo. En las propuestas que estoy recibiendo todo lo que valoro es que sea una buena propuesta deportiva y pueda seguir avanzado”, explicó. Asimismo, reiteró que “precisamente este es uno de los motivos por los que salí del Barça.

Garcia Pimienta, posible entrenador del primer equipo

En un verano en el que el puesto en el banquillo del Barça dará que hablar, uno de los nombres que ha sonado es el de García Pimienta. Puig opinó que “los bueno de Pimi es que ya conoce a los jugadores y a Messi. Ha tenido trato con ellos. No es solo es aspecto deportivo, creo que a los jugadores les tienes que dar un extra en el día a día”.

Asimismo, también creyó que este ha sido posiblemente una de las dificultades en los últimos años. “No creo que él tuviera problemas y a lo mejor eso es lo que necesita el Barça. Los jugadores son buenísimos pero quizás necesitan una persona con la que los jugadores se sientan apoyados i estén todos unidos”, subrayó.

García Pimienta, en un partido del Barça B | FCB

Las oportunidades de la gente de la casa

Últimamente Setién ha dado oportunidades a Riqui Puig y, a lo largo de la temporada Ansu también ha gozado de varios minutos. Sin embargo, nos tenemos que remontar hasta Sergi Roberto – que debutó en el 2011 – para encontrar al último jugador de La Masía que se ha consolidado plenamente en el primer equipo.

De este modo Puig insistió que “en el primer equipo falta gente de la casa. Sabemos que están preparados para dar el paso. Necesitamos este punto extra de confianza. La clave es confiar en la gente joven y quizás el club tendría un rumbo mejor”.

Ansu Fati y Riqui Puig, en un partido con el Barça | EFE

Por otro lado, la dificultad económica que atraviesa el club puede que impulse a los jugadores que vienen de la casa. “ojalá sea el momento que la gente de la casa pueda tener oportunidades y mantenerse”, afirmó así como que además de hacer debutar a un futbolista también hay que darle continuidad.

Finalmente se mostró convencido que el Barça B puede superar el playoff de ascenso a Segunda División y aseguró que él animará al equipo desde casa.

 
Hoy destacamos