Culemaníacos

García Pimienta, en un partido con el Barça B | FCB

García Pimienta, en un partido con el Barça B | FCB

¿Qué le pasa al Barça B de García Pimienta?

El filial no consigue cogerle el tono a la competición y suma ya cuatro derrotas

Felipe Moreno Corral @morenfe94

07.12.2020 11:36h

2 min

El Barça B sumó una nueva derrota ante la UE Llagostera en la temporada y ya son cuatro en siete partidos. Un dato que habla muy mal del rendimiento del equipo en este inicio de temporada.

Los factores que hacen del filial antepenúltimo con un partido más que sus dos únicos perseguidores en la tabla son múltiples. No es solo cuestión de mal juego, mala suerte o únicamente culpa de los numerosos contratiempos por lesiones. Es, más bien, un cúmulo de desdichas circunstancias.

Lesiones

El primer impedimento para establecer el buen funcionamiento en el filial han sido las molestias físicas. Estas han mermado desde el principio de la temporada al equipo en todas las líneas de juego, especialmente la defensiva.

Igor Gomes se lesiona y tiene que abandonar el encuentro / FC Barcelona

Igor Gomes se lesiona y tiene que abandonar el encuentro / FC Barcelona

Formar una defensa sin Igor Gomes ni Andrés Solano, junto a la perdida de Óscar Mingueza en detrimento del primer equipo, que también sufre de numerosas bajas en defensa, no ha sido tarea fácil. Por otra parte, García Pimienta aún no ha podido contar en este curso con Ferran Sarsanedas, lesionado en enero de 2020.

Actualmente, a las lesiones de Sarsanedas, Solano y el central Gomes, hay que añadir las de Hiroki Abe y Oriol Busquets. Un respiro para el entrenador fue la recuperación de uno de sus jugadores, Ilaix Moriba. Otro de los ya recuperados es el capitán Álex Collado, que ya ha podido participar en dos encuentros.

Mal juego

El equipo no ha dado la cara en cuanto a nivel de juego. No han conseguido practicar un juego de posesión con el cual someter al rival a correr detrás del esférico, y de esa manera, dominar los encuentros.

Jandro Orellana en una acción contra el Olot / FC BARCELONA

Jandro Orellana en una acción contra el Olot / FC BARCELONA

El centro del campo no está siendo determinante. Nicolás González, Jandro Orellana, o Lucas de Vega, no han sido capaces de elevar el juego del equipo de manera constante, y las imprecisiones se están pagando caro en los contraataques.

Balón parado

Además, el equipo se ha visto, en muchas ocasiones, obligados a frenar con faltas cerca de la portería defendida por los culés. Esto ha producido varios goles en contra por culpa de la mala defensa en el juego a balón parado.

Los saques de esquina en contra también son muy peligrosos, los defensores culés han cometido muchas faltas de atención en las marcas. Un ejemplo fue el partido ante el Olot, en el que los locales pusieron el empate a través de una jugada a balón parado.

Falta de pegada

Uno de los problemas fundamentales del equipo es la falta de gol. En la presente temporada el Barça B solo ha anotado cuatro goles en siete partidos, un dato muy poco esperanzador.

Los goleadores, de momento, han sido: Arnau Comas, Konrad de la Fuente, Nils Mortimer y Rey Manaj, cada uno con un tanto. El equipo necesita de la aportación de los jugadores de ataque para ampliar este apartado, y es que, son numerosas las ocasiones perdidas.

Konrad de la Fuente en una acción del partido Hospitalet / Redes

Konrad de la Fuente en una acción del partido Hospitalet / Redes

En el último encuentro frente a la UE Llagostera, el Barça B se encontró con un penalti para hacer la igualada en los últimos minutos. Jandro Orellana erró la pena máxima y no pudo salvar un punto trascendental.

 
Hoy destacamos