Culemaníacos

Una foto de Ivan Rakitic caminando desde el aeropuerto de Barcelona / Twitter

Una foto de Ivan Rakitic caminando desde el aeropuerto de Barcelona / Twitter

Rakitic, otra víctima de la movilización masiva hacia el aeropuerto de El Prat

El croata fue uno de los miles de afectados por las movilizaciones en Catalunya tras conocerse la sentencia del procés

Redacción Culemanía @culemanias

14.10.2019 17:17h

1 min

Miles de personas afectadas por las movilizaciones populares hacia el aeropuerto de El Prat - Barcelona. La sentencia del Tribunal Supremo por el procés ha reabierto el conflicto político-social en Catalunya y mientras la capital catalana está totalmente colapsada en el centro de la ciudad y otras vías de importancia, miles de personas también han llegado al aeropuerto de la capital catalana así como a la estación de Sants, el AVE de Girona o carreteras de acceso a la Ciudad Condal.

Los focos mediáticos se sitúan en el aeropuerto donde miles de personas se han desplazado --y se están desplazando a pie-- para protestar por la sentencia en un llamamiento que ha realizado ‘Tsunami Democràtic’ para colapsar los puntos clave. Y entre todos los afectados también ha habido un azulgrana que ha dejado una imagen muy peculiar.

Ivan Rakitic, concentrado con la selección croata hasta este lunes, vivió en primera persona las consecuencias de la movilización. Muchísimos afectados tuvieron que abandonar sus vehículos para llegar a pie al aeropuerto y coger sus respectivos vuelos. Algo que también se trasladó en aquellos pasajeros que aterrizaron en la ciudad. 

A pie por la autopista

Tras ganar ante Hungría (3-0) y empatar ante Gales este domingo (1-1), el centrocampista azulgrana regresó a Barcelona para sumarse a los entrenamientos junto al resto de sus compañeros. Y con la sentencia oficializada, en la que el Barça y otros compañeros mandaron su apoyo público, el croata tuvo que caminar varios kilómetros a pie dado el colapso. 

Tal y como captó un usuario de Twitter, Pere Camps, el croata, maleta en mano, caminó varios kilómetros hasta alejarse del colapso. Una vez conseguido, un coche le ha recogido y el futbolista ya está en su casa, eso sí, como nunca antes. 

 

Hoy destacamos