Hablemos del Barça

Marc Vila

El Príncipe llega a Barcelona

Marc Vila

Marc Vila

16.05.2019 02:33h

3 min

Griezmann vuelve a ser una opción real, muy real. Griezmann interesa y mucho al Barça. El club necesita un golpe de efecto para olvidar el gran desencanto que ha generado la eliminación en la Champions y ya se sabe, ante los fracasos deportivos... ¡fichajes! Fichajes que ilusionen.

Con una despedida sencilla, sin documentales ni grandes florituras Griezmann se despedía del Atlético de Madrid para poner rumbo al Barça un año más tarde de lo que habría tocado. 

El príncipe llegará para cubrir las espaldas del rey Leo y quién sabe si también para relegar a un segundo plano a Luis Suárez. ¿Qué pasará con el uruguayo? ¿Y con Coutinho y Dembélé? Ahora mismo nadie tiene el futuro asegurado. Coutinho es el que lo tiene más difícil pero Dembélé tiene mejor cartel así que no descarte nada con ninguno de ellos.

Griezmann es la guinda del pastel que le falta a este equipo. Un jugador capaz de asumir liderazgo y marcar goles, muchos goles si lo rodeas de hombres como Messi, Arthur, Rakitic, De Jong, Busquets, Alba y compañía.

Sé que muchos todavía están dolidos por lo que sucedió el verano pasado pero hay que pasar página. El Barça necesita otro crack y 120 millones no me parecen excesivos. El Barça necesita a Griezmann y Griezmann, también necesita al Barça.

Las consecuencias de fichar a Griezmann

Y si llega Griezmann ... ¿Quién se marcha? ¿Coutinho? ¿Rakitic? ¿Umtiti? ¿Un? ¿Dos? ¿Tres? Los números tienen que salir, la plantilla debe ser compensada y el equipo no debe debilitar por la llegada de un jugador que también despierta algunas dudas con su rendimiento.

Coutinho tiene muchos números de marchar. El brasileño está en el mercado independientemente de si viene Griezmann o no. A Coutinho se le busca destino después de que no haya cumplido las expectativas que generó el fichaje más caro de la historia del Barça. Su precio rondaría los 100 millones de euros, una cifra bastante coherente.

El club también estaría dispuesto a vender a Rakitic, pero su salida también tiene sus contras. En primer lugar es un jugador fijo para Valverde y el futbolista no quiere irse. El croata pero tiene buen cartel y no bajaría de los 50 millones de euros.

Y finalmente nos queda Umtiti. Si también llega De Ligt el club tendrá que prescindir de un central y éste es Umtiti. La secretaría técnica estaría dispuesta a desprenderse del francés si hay una buena oferta que ronde los 40 millones. Pero con Umtiti hay dos problemas. El primero es su rodilla, y el segundo es que el futbolista no tiene la intención de irse. No será una salida fácil. No será un verano fácil. Las ventas serán una prueba de fuego para la secretaría técnica.

¡Valverde quédate!

Con perspectiva todo se ve un poco más claro. El Barça es campeón de Liga con 18 puntos de margen respecto al Real Madrid. El Barça sólo ha perdido tres partidos de Liga, dos de Copa y sólo uno en la Champions, uno que ha hecho mucho daño sí, pero hay que empezar a ser un poco más positivos.

Este equipo aún tiene cuerda para rato, este equipo volverá a luchar por todos los títulos el próximo curso. Hay que hacer algunos retoques, evidentemente, pero tampoco hay que quemarlo todo. No nos volvamos locos. De Jong y De Ligt y Griezmann, la salida de Coutinho y quién sabe si también de algún otro jugador de peso. 

En el banquillo Valverde. Sí, Valverde. Roma y Liverpool lo han dejado muy tocado pero su discurso antes y después del partido contra el Getafe me hacen seguir confiando en él. Dirigir el Barça no es un trabajo fácil y Valverde lleva dos años casi impecables. A punto de hacer un nuevo doblete, la losa de la Champions nos está impidiendo juzgarlo justamente.

Inspirad. Respirad. Las críticas al Txingurri han sido merecidas, pero más vale sabio conocido, que loco por conocer. Yo vuelvo a ser de Valverde.

 

Hoy destacamos