Merengadas

Una foto de archivo de Florentino Pérez / EFE

Una foto de archivo de Florentino Pérez / EFE

Florentino Pérez destroza el Girona-Barça en Miami

El Real Madrid ataca con dureza a la Liga por su polémica decisión

Redacción Culemanía @culemanias

17.10.2018 14:15h Actualizado: 18.10.2018 14:18 h.

2 min

La polémica por el Girona-Barça programado para el próximo 26 de enero en Estados Unidos sigue viva. La Liga, con Javier Tebas al frente, sigue defendiendo que el encuentro correspondiente a la jornada 21 del campeonato se juegue en Miami, en vez de en Montilivi. Una situación que ha levantado ampollas en el Real Madrid. Florentino Pérez se ha quejado en diversas ocasiones, la última, mediante una carta dirigida a la RFEF.

Florentino Pérez envió el pasado 5 de octubre una carta a Andreu Camps, secretario general de la Federación Española de Fútbol. Con ella daba respuesta a una petición del propio organismo, que había solicitado la opinión del club blanco al respecto del famoso partido. El contenido íntegro de la carta fue filtrado y se ha hecho público en el programa de radio El Larguero, de la Cadena Ser.

Trato de favor

En la carta, el Real Madrid protesta por no haber sido informado antes de que se tomara la decisión, pero sobre todo critica el hecho de que la competición se desvirtúe. Argumenta que si el partido se juega en Miami el Barça disputará un encuentro menos como visitante, dado que el estadounidense se considera territorio neutral. Además, puesto que el club azulgrana tiene muchos más seguidores en EEUU que el Girona, a la práctica se podría decir que ellos serán los locales.

El club presidido por Florentino Pérez considera un agravio que sea la propia Liga quien desvirtúe el campeonato, cuando se supone que debería “mantener una posición de exquisita imparcialidad y de defensa de la integridad e igualdad” de la competición. Asimismo, le recuerda a la Liga su propio reglamento, el cual impide tomar cualquier decisión “sin obtener previamente la conformidad unánime de todos los clubes/SAD”.

Consecuencias económicas

Pero el Real Madrid va más allá en su denuncia contra la Liga. Afirma que disputar el Girona-Barça en EEUU podría tener consecuencias “de índole financiera”. En este sentido, la competición quedaría alterada “desde la perspectiva del fair play financiero”.

Una foto de Lenglet y Portu durante el partido Barça - Girona / EFE

Una foto de Lenglet y Portu durante el partido Barça - Girona / EFE

Si el objetivo de la Liga es acercar el campeonato a los aficionados extranjeros, el Real Madrid entiende que hay mejores alternativas. En vez de trasladar un partido a otro país, sería más sencillo potenciar las retransmisiones televisivas de los partidos. El club blanco es punzante en su análisis e incide en que los derechos de televisión se han comercializado “a BeIN Sports, que tiene un share de 0,02% en EEEU”.

Oposición rotunda

La misiva, firmada por el director general, José Ángel Sánchez, también alude a otra carta enviada por los presidentes de las cuatro peñas que el club blanco tiene en EEUU, quienes apoyan firmemente la postura oficial del Real Madrid sobre la negativa a que se jueguen partidos en territorio estadounidense.

Finalmente, el club presidido por Florentino Pérez expresa su rotunda oposición a la solicitud para autorizar la disputa del Girona-Barça en el Hard Rock Stadium de Miami. La cuestión promete seguir candente.

 
Hoy destacamos