Merengadas

Una foto de Isco Alarcón y Marco Asensio durante un partido del Real Madrid / RM

Una foto de Isco Alarcón y Marco Asensio durante un partido del Real Madrid / RM

Isco y Asensio están como una moto con Zidane (y Florentino Pérez)

Los dos cracks españoles no llevan nada bien las decisiones deportivas del entrenador blanco

Redacción Culemanía @culemanias

26.09.2020 22:12h Actualizado: 26.09.2020 22:13 h.

1 min

La polémica ha vuelto al Real Madrid. Ha sido regresar la competición y resurgir las críticas a un Zinedine Zidane que no es inmune por haber ganado la última Liga. Muchos convendrán que el torneo doméstico lo perdió el Barça en el campo, con la pésima gestión de Quique Setién, y en los despachos, con las ayudas del VAR. En la capital española lo saben y, por ello, mantienen afilados los cuchillos contra el técnico galo. Especialmente cuando toma decisiones dificilmente justificables. 

Unas decisiones, por otra parte, que vienen impuestas por Florentino Pérez. Por ejemplo, el presidente está empeñado en que Zizou otorgue minutos a Odegaard, lo que está generando auténticas tensiones en el vestuario y dolores de cabeza al propio técnico, que se ha visto obligado a modificar el sistema de juego.

Cambio de sistema obligado 

Zidane ha pasado del 4-3-3 del año pasado a un 4-4-2 en rombo donde el jugador noruego ha tomado el protagonismo de la medipaunta. La posición que el galo negó a jugadores como Isco o James, ahora se la regala a un recién llegado aparentemente sin galones. Nadie entiende nada. Y no compensa que el técnico decidiese retirar a Odegaard del campo a la media parte para dar entrada a Isco porque la declaración de intenciones es muy clara: el andaluz está por detrás. 

Odegaard jugando el Real Sociedad-Real Madrid / EFE

Odegaard jugando el Real Sociedad-Real Madrid / EFE

Especialmente cabreados están Isco y Asensio, dos jugadores que podrían jugar perfectamente en esa posición y que no parecen contar para el entrenador. Es habitual ya en el caso de malagueño, más pendiente de seguir la corriente a su mujer y meterse en polémicas políticas que del fútbol. 

Asensio, extrañamente apartado 

Asensio, en cambio, siempre ha sido la niña de los ojos de Zizou después de Benzema. Por ello es muy extraño que haya quedado fuera de la convocatoria. La excusa de que se incorporó tarde a los entrenamientos ya no cuela.

También cuesta aguantar esa justificación cuando hablamos de Eden Hazard, sin embargo, el heredero de Bale en cuanto a su musculatura de porcelana, todavía arrastra algunas molestias. Por este motivo se queda fuera, pero siendo una apuesta personal de Zidane como es, nadie en Madrid duda que está condenado a la titularidad. Otra cosa es el cuando.

 
Hoy destacamos