Palco

Gerard Piqué y Luis Rubiales, frente a los juzgados de instrucción de Madrid / CULEMANIA

Gerard Piqué y Luis Rubiales, frente a los juzgados de instrucción de Madrid / CULEMANIA

Admitida a trámite la querella contra Piqué y Rubiales por dos delitos

El juzgado de instrucción 4 de Madrid ve indicios de delito por corrupción y administración desleal

Redacción Culemanía @culemanias

29.06.2022 13:15h Actualizado: 29.06.2022 13:15 h.

5 min

Más problemas para Gerard Piqué. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 4 de Majadahonda (Madrid) ha admitido a trámite una querella contra el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, y contra el jugador del Fútbol Club Barcelona y propietario de la compañía Kosmos Global Holding, Gerard Piqué, por dos supuestos delitos de corrupción en los negocios y administración desleal.

Así consta en un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, firmado por la titular del juzgado, Delia Rodrigo, que ha decidido la apertura de diligencias previas a raíz de la querella interpuesta hace un mes contra Rubiales y Piqué por el dirigente del Centro Nacional de Formación de Entrenadores de Fútbol (CENAFE), Miguel Ángel Galán, a quien la magistrada emplaza a depositar una fianza de 10.000 euros si quiere ejercer como acusación popular en la causa.

La jueza de Majadahonda señala en el auto, que ha sido dictado este lunes, que los hechos denunciados por Galán "revisten los caracteres de un presunto delito de administración desleal y corrupción en los negocios", si bien acuerda abrir diligencias previas al no estar "determinadas la naturaleza y circunstancias de tales hechos ni las personas que en ellos han intervenido".

Cuestión de competencia 

Al mismo tiempo, la magistrada indica que remite las actuaciones a la Fiscalía Anticorrupción para que le informe sobre si el juzgado es competente para seguir adelante con la investigación. Precisamente, Anticorrupción abrió en mayo diligencias por presuntas irregularidades en la gestión de Rubiales al frente de la RFEF y a partir, entre otros temas, del contrato para que la Supercopa de España se dispute en Arabia Saudí con la mediación de Piqué.

En la querella, Galán apunta a las comisiones cobradas por la RFEF y la empresa de Piqué por disputar la Supercopa de España en Arabia Saudí. Y sobre Rubiales fija la atención en una ayuda mensual a su vivienda, un viaje a Nueva York, presuntas grabaciones a ministros del Gobierno y el supuesto encargo a detectives para investigar a líderes sindicales.

Una querella que se sumó a la ya presentada, ante los juzgados de Plaza de Castilla, por el sindicato Manos Limpias. Lo más probable es que una vez admitida a trámite la de Galán, ahora la Fiscalía tenga que remitir al juzgado de Majadahonda lo que ha investigado.

Alarma social 

Estos presuntos hechos han tenido, según la querella de Galán, una repercusión "sin precedentes" en los medios de comunicación que ha llegado hasta las Cortes para que el Gobierno ayude a "esclarecer los hechos". "La alarma y el interés social es evidente", subraya.

Galán solicitó al juzgado que por turno correspondiera la citación "urgente" tanto de Rubiales como de Piqué para que declaren como investigados e incorporar a la investigación las diligencias abiertas por la Fiscalía Anticorrupción tras la primera denuncia de Galán, registrada en abril y que ya cuenta con varias ampliaciones.

Según la querella, Rubiales y Piqué urdieron un "plan para lucrarse" con el traslado de la Supercopa de España a Arabia Saudí a cambio de 24 millones de euros, ocultando "contumazmente" las comisiones, que "disfrazaron documentalmente aparentando que el pago se producía por un tercero". "Los querellados iniciaron su plan en unidad de interés, colaborando entre ambos de tal forma, que en ocasiones no resultaba sencillo dirimir cuál de ellos era el presidente y cuál era el aparente comisionista", menciona.

Diligencias ordenadas 

Dice el auto que, conforme a lo previsto en los artículos 757 y 774, y no estando determinadas la naturaleza y circunstancias de tales hechos ni las personas que en ellos han intervenido, es procedente acordar la incoación de Diligencias Previas y practicar aquellas esenciales encaminadas a determinar la naturaleza y circunstancias del hecho, así como las personas que en él hayan participado.

Estas son las diligencias que ordena:
- Requerir al querellante para que a fin de constituirse como acusación popular preste fianza por la cantidad de 10.000 euros.

- Igualmente se le requiere para que informe al juzgado del número de diligencias de investigación abiertas en la Fiscalía Anticorrupción a las que hace referencia en el punto 2º del folio 24 de la querella.

- Finalmente, acuerda remitir las actuaciones a Fiscalía Anticorrupción a fin de que informen sobre si es correcta la competencia de este Juzgado para conocer de la presente causa.

Contra este auto cabe recurso en el plazo de tres días. 

La querella 

El querellante Miguel Galán considera que Luis Rubiales pactó con Gerard Piqué el cobro de una comisión multimillonaria por el traslado de la Supercopa de España a Arabia Saudí. Apoyándose en las revelaciones periodísticas de El Confidencial, el querellante sostiene que Rubiales y Piqué «acordaron un plan para lucrarse con 24 millones de euros en contubernio y a costa de la RFEF» y que «ocultaron contumazmente» la comisión que el futbolista percibiría por su intervención, «aparentando que el pago se haría por un tercero».

El acuerdo con los saudíes posibilitará a la RFEF ingresar hasta 400 millones y a la empresa fundada y dirigida por el defensa azulgrana otros 24 millones en concepto de comisión por su labor. Gerard Piqué cobra directamente de los saudíes, según aseguró Rubiales tras trascender los términos del acuerdo. «Nosotros no llegábamos a Arabia Saudí. Ahora, una vez que lo traen, el que negocia con Arabia Saudí es la Federación», declaró.

Añade la querella que «El querellado Sr. Rubiales no quería que apareciera en ningún documento la comisión de los 24.000.000 de euros del otro querellado querellado, sr. Piqué. El sistema tramado que habían confabulado era ocultar la comisión, haciéndola opaca no solo a la sociedad española o a los millones de personas que según el artículo 3 de sus estatutos forman parte de la RFEF (…) sino también a todos los órganos internos que pudieran impedirles la comisión de sus actos. Para ello ejecutaron su plan creando la apariencia de que la comisión no existía», expone el querellante, al que la juez pide que deposite una fianza de 10.000 euros para poder ejercer la acusación popular.

Aspectos clave de la querella 

El presidente de la RFEF habría dado “su visto bueno al nuevo formato y autorizó al futbolista [Piqué] a sondear en secreto el mercado audiovisual en busca de posibles compradores. A partir de ese momento, Piqué pasó a trabajar para la Federación en paralelo a su condición de jugador de la primera plantilla del Barça”, relata. Destacaba Galán que Rubiales ocultó a los órganos internos de control de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) su pacto con Gerard Piqué para conseguir un aumento salarial y que este último se llevara una “comisión de éxito”.

La denuncia sostiene que se pueden haber transgredido varios reglamentos como el Código Ético de la FIFA, que prohíbe el cobro de comisiones a todos los directivos, árbitros y jugadores del fútbol mundial “ya sea en beneficio propio, de intermediarios”. También el Código Ético de la propia RFEF, según el cual, no se puede “aceptar, entregar, ofrecer, prometer o pedir comisiones, en su beneficio o en el de terceros, por negociar o cerrar acuerdos, salvo que esté así establecido en un contrato legítimo".

Galán también aprecia responsabilidad en Piqué al recordar que es jugador en activo del Barça y presidente del FC Andorra, sometido a la disciplina de la RFEF. Señala un conflicto de intereses e incide en otro artículo del Código Ético, según el cual, “los directivos de la RFEF deben actuar en todo momento con transparencia en representación de los intereses de la RFEF, así como asegurarse que haya transparencia e igualdad de trato hacia cualquier tercero en el contexto de una relación contractual o profesional".

 
Hoy destacamos