Palco

Setién, junto a Josep María Bartomeu en su presentación como entrenador del Barça | EFE

Setién, junto a Josep María Bartomeu en su presentación como entrenador del Barça | EFE

La amenaza de Setién en la reunión con Bartomeu

El técnico santanderino tiene cada vez menos opciones de seguir en el banquillo del Camp Nou la temporada que viene

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

01.07.2020 21:30h Actualizado: 01.07.2020 21:59 h.

2 min

Quique Setién no tiene asegurado su puesto como entrenador del Barça para la temporada que viene. Pese a haber firmado un contrato hasta 2022, la amenaza de un año en blanco, las carencias a nivel de juego del equipo y las reticencias con algunos de los pesos pesados del vestuario podrían acelerar el fin de su sueño. De hecho, diferentes informaciones ya apuntan a Ronald Koeman como su sustituto el año que viene

La situación en el vestuario está tensa, tal y como reconoció el técnico culé en la rueda de prensa previa al choque contra el Atlético de Madrid. Una tensión provocada por los últimos malos resultados, que acercan el título al gran rival, el Real Madrid.

Quique Setién entrenando al Barça contra el Atlético de Madrid / EFE

Quique Setién entrenando al Barça contra el Atlético de Madrid / EFE

Su futuro dependerá de los títulos. Su trabajo está cada vez más cuestionado, tanto por jugadores como por parte de la directiva, y el conseguir la Liga o la Champions podría ser el único argumento que le permita seguir con fuerza el curso que viene. Si este hecho no se cumple, sus posibilidades de ocupar la temporada que viene son muy remotas. Pese al supuesto apoyo de la cúpula culé.

La amenaza de Setién

El pasado lunes, gran parte del núcleo duro de la directiva del FC Barcelona se reunió con el cántabro en su domicilio, para mostrar al técnico su apoyo de cara al final de temporada. Fuentes consultadas por Culemanía afirman que, de momento, Setién seguirá en el banquillo del Camp Nou. La gran pregunta es: ¿hasta cuándo?

La intención del club azulgrana es que acabe como mínimo los partidos de Liga. García Pimienta no se contempla porque se juega el Playoff de ascenso con el filial y lo quieren concentrado para un objetivo clave de cara a la planificación para el próximo curso.

Bartomeu, charlando junto a Quique Setién | EFE

Bartomeu, charlando junto a Quique Setién | EFE

Por este motivo, y por no caer en precipitaciones ni urgencias, la cúpula azulgrana prefiere que acabe Setién y que lo haga a su manera. Una vez terminada la Liga, se valorará si vale la pena cambiar el entrenador de inmediato para preparar la Champions mejor que la Liga. Y en caso de que Setién siguiese en Champions, la fórmula sería la misma, en función de como se desenvuelva el equipo en la competición europea se tomarían medidas o no de cara a la próxima temporada.

Lo que es evidente es que, con el complejo contexto que se vive actualmente en Can Barça, cada vez tiene más números de no seguir el próximo curso. La situación ha superado al entrenador, que incluso se atrevió a amenazar a Bartomeu en esta cumbre con que no seguiría entrenando si no contaba con el apoyo de los jugadores. Una situación insostenible. Mientras, en el club azulgrana siguen trabajando en convencer a Koeman para que se haga cargo del banquillo el curso que viene. La decisión es inevitable y ya está tomada. 

Koeman dirigiendo un entrenamiento con la selección holandesa / EFE

Koeman dirigiendo un entrenamiento con la selección holandesa / EFE

 
Hoy destacamos