Palco

Panorámica de las gradas del Camp Nou en el último clásico entre el Barça y el Real Madrid / FCB

Panorámica de las gradas del Camp Nou en el último clásico entre el Barça y el Real Madrid / FCB

El Barça baja el precio de las entradas contra el Espanyol para llenar el Camp Nou

El club azulgrana quiere el mejor ambiente en el debut de Xavi Hernández como técnico

Lluís Regàs @LluisRegas

11.11.2021 01:00h Actualizado: 11.11.2021 19:20 h.

3 min

El Barça rectifica. Preocupado por la escasa asistencia al Camp Nou, el club que preside Joan Laporta ha rebajado el precio de las entradas contra el Espanyol. En el derbi, la entrada más barata costará 49 euros, 20 menos que ante el Alavés.

Históricamente, el Barça informaba del precio de las entradas de todos los partidos a principios de temporada. Y los dividía en categorías, en función del rival. Los duelos contra el Real Madrid y el Espanyol eran los más caros en la Liga. Ahora, en cambio, el club estudia la situación del equipo, la entidad del rival y la hora del encuentro para fijar el precio. El actual contexto socioeconómico tampoco favorece una masiva asistencia al Camp Nou.

El clásico con menos espectadores

“El problema es que en la Liga se desconocen los horarios de los partidos hasta tres o cuatro semanas antes. Por eso no fijamos antes el precio de las entradas”, explica una fuente muy próxima al presidente del Barça, Joan Laporta. En el pasado, el calendario de los encuentros también se decidía con poca antelación, pero el club priorizaba la importancia entidad del rival.

El Camp Nou todavía no se ha llenado esta temporada. Y, posiblemente, no completará su aforo en lo que resta de curso. La visita del Real Madrid en la Liga solo congregó en el estadio azulgrana a 86.422 espectadores, la peor entrada de la última década en un clásico.

Jordi Alba, en una acción del Barça-Alavés donde hay muchos asientos vacíos en la grada / EFE
Alba se lamenta de una ocasión perdida, en un Barça-Alavés con muy pocos aficionados / EFE

Menos de la mitad del aforo

El Barça activó toda la maquinaria para que el Camp Nou presentara la mejor imagen contra el Real Madrid. Para incentivar la venta de entradas, el club recurrió a la publicidad programática. También ofreció descuentos a última hora para maquillar el escaso interés que suscitó el clásico.

El Camp Nou ni tan siquiera ha cubierto la mitad de su aforo desde que desaparecieron las medidas restrictivas por el coronavarius. La mejor entrada fue contra el Valencia. Ese día, el club informó de que 47.317 espectadores presenciaron un meritorio partido del Barça, que remontó un gol adverso y ganó por 3-1.

La caída del turismo

La afición del Barça tampoco respondió en la Champions. En la tercera jornada de la fase de grupos, el partido contra el Dinamo Kiev reunió a 45.967 aficionados. La peor entrada fue el sábado 30 de octubre contra el Alavés. Ese día se dispararon todas las alarmas. Solo acudieron al estadio 37.278 espectadores.

El Camp Nou del Barça antes del inicio del partido ante el Getafe, el segundo con público / EFE
Aspecto del Camp Nou, en el segundo partido de Liga contra el Getafe, todavía con restricciones.

“La caída del turismo y las dudas sobre la evolución de la pandemia explican que las gradas del Camp Nou estén tan vacías. Muchos socios no retiraron su abono porque a principios de temporada nadie sabía qué restricciones habría en los meses siguientes”, explica una fuente del club.

Abonados que piden una excedencia

El Barça tiene 85.500 abonados. De éstos, 57.262 renovaron su abono, que da derecho a presenciar todos los partidos de la Liga, la Copa del Rey y la Champions. En cambio, 26.238 socios pidieron una excedencia.

El Camp Nou, desde la eliminación de todas las localidades de a pie, tiene una capacidad máxima para 99.300 espectadores. El club siempre se reserva un pequeño cupo de asientos para compromisos. Y en los partidos se Liga se ponen a la venta unas 40.000 entradas, una cifra inédita en la historia del Barça.

Las entradas del 'Seient Lliure'

El Barça, en las últimas dos décadas, pone precios muy altos. Hasta 2019, el club vendía entre 25.000 y 30.000 entradas gracias a las entradas del Seient Lliure que liberaban los abonados. Y la media oscilaba entre los 70.000 y los 80.000 espectadores por partido (en la temporada 2012 la media fue de 71.235 aficionados y en la campaña 2010-11, de 79.191 espectadores).

Imagen de la grada del Camp Nou antes de que comenzara el Barça-Real Madrid / EFE
Las gradas del Camp Nou antes de que empezara el Barça-Real Madrid / EFE

“Priorizaremos que vuelva el aficionado local. Queremos un Camp Nou con buenas asistencias en una temporada muy complicada”, recalcan en los despachos del Camp Nou, donde en las últimas semanas se ha debatido sobre la conveniencia de rebajar el precio de las localidades.

Quejas de las aficiones rivales

El Barça confía en que el Camp Nou tenga un buen aspecto en el debut de Xavi Hernández contra el Espanyol. La entrada más barata costará 49 euros, correspondiente a las localidades más altas del estadio. La más cara, en Tribuna, tiene un precio de 199 euros. Contra el Alavés la más barata costaba 69 euros y la más cara, 199. Contra el Real Madrid, los aficionados pagaron 99 euros por las localidades más económicas. En Europa, muchas aficiones rivales, entre ellas las del Bayern de Múnich, se han quejado del alto precio de las entradas del Camp Nou.

 
Hoy destacamos