Palco

Josep María Bartomeu, divertido, prueba unas gafas 3D en el Mobile World Congress / EFE

Josep María Bartomeu, divertido, prueba unas gafas 3D en el Mobile World Congress / EFE

Bartomeu a Culemanía: “Ahora vamos a por De Ligt”

El presidente del Barça acelera el fichaje del central holandés del Ajax tras cerrar a De Jong

Víctor Malo @VMalo8

27.02.2019 01:45h

3 min

Alegría, optimismo y confianza. Esa es la imagen que dejó el presidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu, en su visita al Mobile World Congress el martes.

El dirigente azulgrana acudió a la Fira de Barcelona para anunciar la inminente llegada del 5G al Camp Nou. Un aspecto en que el feudo culé será pionero a nivel internacional para adelantarse, una vez más, al Real Madrid.

Tras la conferencia con Telefónica y el GSMA, el presidente se dirigió al stand de Rakuten, donde saludó a su propietario, Hirsohi Mikitani. También coincidió con Gerard Piqué y con el candidato a la presidencia del club, Víctor Font, al que saludó con cordialidad.

El presidente, cercano

Bartomeu estuvo muy solicitado en todo momento. Las cámaras le seguían y muchas personas le pararon para fotografiarse con él. Ya cuando se despedía de la zona de Rakuten, todavía en el Hall 4 del Mobile, compartió unos minutos improvisados con Culemanía.

Afectuoso y cercano, Bartomeu reconoció con normalidad que no tuvo problemas en saludar a Font, sino todo lo contrario: “Sí, nos hemos saludado, faltaría más. No hay ningún problema”.

Una foto de Josep Maria Bartomeu, el consejero delegado de GSMA, John Hoffman, el presidente de Telefónica España, Emilio Gayo y en la presentación del proyecto 5G Stadium en el Mobile World Congress

Una foto de Josep Maria Bartomeu, el consejero delegado de GSMA, John Hoffman, el presidente de Telefónica España, Emilio Gayo y en la presentación del proyecto 5G Stadium en el Mobile World Congress / FCB

Unas declaraciones en una línea muy similar a las que expresó recientemente en distintas entrevistas a medios nacionales, donde el presidente dijo que todas las alternativas y propuestas son positivas porque suman y son la prueba latente del carácter democrático que tiene el Barça.

Tiene previsto ir al juicio de Rosell el jueves

En otro orden de cosas, Bartomeu también aseguró que tiene intención de acudir al juicio por supuesto blanqueo de capitales contra Sandro Rosell. Amigos íntimos desde hace muchos años, además de compañeros de junta directiva, el presidente quiere mostrar su apoyo de forma pública y notoria a Rosell por lo que considera “una injusticia flagrante”. Se espera que pronto pueda ser dejado en libertad.

Preguntado sobre si acudiría este mismo miércoles, Bartomeu negó. “Mañana no –comentó en referencia a hoy–, pero seguramente el jueves”, apostilló el mandatario en palabras para Culemanía. Este mismo miércoles viaja a Madrid con motivo del clásico de Copa y se quedará el jueves.

“Ahora vamos a por el otro”

Por último, aunque no menos importante, Culemanía preguntó a Bartomeu sobre el fichaje de Frenkie de Jong y el presidente sacó su lado más bromista: “No, en realidad no lo hemos fichado”.

Barto se reía, divertido, junto a otros compañeros de junta como Javier Bordas y Dídac Lee, antes de comentar que estaba “muy satisfecho” con la operación. Es, sin duda, una contratación en clave de futuro que puede generar muchos años de alegría al barcelonismo.

Una foto de Matthijs de Ligt en un encuentro con el Ajax / EFE

Matthijs de Ligt aplaude en un partido con el Ajax de Ámsterdam / EFE

Y en ese momento surgió el Bartomeu más desafiante: “Y ahora vamos a por el otro (en referencia a Matthijs de Ligt)”. Aunque el tono de la conversación era desenfadado y distendido, el presidente ya no bromeaba. El central holandés es otro objetivo de futuro para el club.

Economía sana y controlada

En este sentido, Bartomeu descartó que el Barça tenga problemas económicos. Y, aunque obviamente será una operación costosa y difícil, el club se siente fuerte para intentar abordarla.

Es importante matizar que una cosa es la voluntad y otra muy distinta que finalmente pueda cerrarse el fichaje. Muchos clubes de los más importantes de Europa se han interesado en él. Pero, como se suele decir en muchas renovaciones, cuando las dos partes quieren se acaban entendiendo. Y De Ligt va como loco por instalarse en Barcelona. El Barça, también.

A escasas horas para el clásico, reina el optimismo en el club. Un síntoma inequívoco de que, pese a las críticas siempre presentes entre una parroquia tan crítica como la culé, muchas cosas se están haciendo bien.

 

Hoy destacamos