Palco

Laporta visitando el entrenamiento de la primera plantilla del Barça / FC Barcelona

Laporta visitando el entrenamiento de la primera plantilla del Barça / FC Barcelona

División de opiniones en el vestuario del Barça ante una nueva rebaja salarial

Los jugadores del FC Barcelona no se ponen de acuerdo en el asunto de las bajadas de salario

Carlos Vázquez

27.07.2021 14:54h

3 min

El FC Barcelona atraviesa una situación crítica en el apartado económico del club. Tras enlazar dos campañas de grandes pérdidas, la masa salarial ocupa un porcentaje enorme de los fondos del club, y el Barça se ve obligado a reducirla sea como sea, ya no solo con tal de cumplir el Fair Play Financiero, sino para asegurar la viabilidad del club catalán.

Joan Laporta y Rafael Yuste visitando a Koeman y la plantilla / FC Barcelona

Joan Laporta y Rafael Yuste visitando a Koeman y la plantilla / FCB

El Barça, consciente de ello, ya ha hecho saber a todos los jugadores que es época de vacas flacas y que hay que apretarse el cinturón: la alternativa a no querer hacerlo es abandonar el club. La situación, crítica, genera roce y ya se empiezan a ver diferencias entre las opiniones de algunos jugadores.

Las primeras discrepancias

Según cuenta Mundo Deportivo, la renovación de Piqué, Lenglet, de Jong y ter Stegen el pasado mes de octubre significó un punto de inflexión en la relación entre el vestuario y las negociaciones por las rebajas salariales. Esta información afirma que hubo discusiones internas porque ciertos jugadores no veían con buenos ojos que los futbolistas negociaran rebajas y ajustes salariales por su cuenta.

Piqué, Lenglet, Ter Stegen y De Jong, renovados por el Barça / CULEMANIA

Piqué, Lenglet, Ter Stegen y De Jong, renovados por el Barça / CULEMANIA

Ahora, inmersos en otro proceso de reducción salarial, la plantilla recuerda rencillas previas y vuelve a surgir la tensión. MD informa que “ciertos pesos pesados” prefieren que la rebaja sea coral y no individual, como ya lo fue en las anteriores ocasiones. Estos jugadores entienden que cada contrato debe analizarse individualmente, pero exigen las mismas condiciones para todo el grupo.

Hace unos días contábamos en Culemanía cómo, en el marco de estos jugadores más veteranos y con un mayor salario, el club habría ofrecido una rebaja de más del 50% a dos de ellos: Jordi Alba y Sergio Busquets. De momento, no ha habido nada en claro, pero hay rumores de que ninguno de ellos estaría demasiado satisfecho con la oferta.

Esfuerzo extra

El club es conocedor de que se está pidiendo otro esfuerzo más a los jugadores, y de la tensión que ello genera en la plantilla. Ya en marzo de 2020, y tras unos días tensos que acabaron con un comunicado conjunto, los jugadores del primer equipo accedieron a una rebaja de un 70% mientras durase el Estado de Alarma, así como a realizar aportaciones (con valor de un 2% de de su sueldo) para que los trabajadores del club cobrasen en su integridad mientras durase el ERTE.

Leo Messi y Josep Maria Bartomeu sellan su vinculación con el Barça (y los plazos de su contrato) / FCB

Leo Messi y Josep Maria Bartomeu sellando su vinculación con el Barça / FCB

Este movimiento se sumó a los realizados por la gestora de Carles Tusquets en noviembre del año pasado, cuando la plantilla del primer equipo aceptó, sobre los salarios de la 2020/21, una reducción total de unos 122 millones y un aplazamiento de los pagos de las variables cuantificado en 50 millones: es decir, 172 millones en total. Esta medida ayudó, en su momento, pero ahora la economía vuelve a estar en un momento extremadamente delicado.

El esfuerzo que el FC Barcelona está haciendo ahora, de momento, abandona la vía de la negociación colectiva y ataja los contratos uno por uno, analizando cada jugador por separado y decidiendo qué es lo mejor para la situación de cada jugador.

El Barça sabe, por como contó Tebas en una aparición pública hace unas semanas, que la patronal se mantendrá firme y que la única manera que tiene de poder inscribir a jugadores en la Liga es o rebajando los salarios, algo para lo que se trabaja constantemente, o bien deshaciéndose de los jugadores. Es por eso que Joan Laporta y los suyos, a día de hoy, no descartan ninguna opción, como la de no inscribir jugadores a propósito, pero tampoco cierran la puerta a cualquier salida que pueda aliviar las cuentas, como ya han sido los casos de Todibo, Firpo o Trincao, entre otros. Si alguno de los pesos pesados decide no bajarse el sueldo, se estudiaría darle salida. Nadie está a salvo.

 
Hoy destacamos