Palco

Imagen de archivo de la Ciutat de la Justícia / EFE

Imagen de archivo de la Ciutat de la Justícia / EFE

La falsificación de firmas en la moción de censura llega a los juzgados

El caso lo llevará el juzgado número 32 de Barcelona

Pau Beya Acero @pbeya96

26.10.2020 19:43h

2 min

Lío monumental con la moción de censura. Y por partida doble. Por un lado, la junta directiva del FC Barcelona todavía no ha anunciado la fecha en que debe llevarse a cabo el acto de votación. Los estatutos dictan que debe hacerlo antes de este martes a las 9 horas, pero está a la espera de la respuesta del PROCICAT.

El club azulgrana presentó el protocolo para que se pudiera celebrar el voto de censura, pero la Generalitat requirió más medidas a la entidad para que el acto de votación se pueda llevar a cabo con todas las garantías. Estas medidas no han llegado y, por el momento, el referéndum que debe decidir el futuro de Josep Maria Bartomeu está en el aire.

En los juzgados

Paralelamente a esto, todavía sigue en marcha la investigación por parte de la Guardia Civil de la supuesta falsificación de firmas en la moción de censura. El FC Barcelona trasladó sus dudas al cuerpo policial cuando se alcanzaron las 16.520 papeletas válidas necesarias para pasar el corte y convocar el referéndum.

Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil / EFE

Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil / EFE

Según informó el programa Què t'hi jugues de la Cadena SER, el caso de las supuestas falsificaciones ha llegado a los juzgados. Será el juzgado número 32 de Barcelona el encargado de seguir con la causa y descubrir si, efectivamente, hubo papeletas falsificadas en el proceso de recogida de firmas.

Román Gómez Pontí, responsable de los servicios jurídicos del Barça, explicó hace semanas las dudas que tenía la entidad. La velocidad a la que crecieron las últimas cifras hizo dudar al club catalán.

Sin relación

Gómez Pontí apuntó también que sospechaban que la supuesta falsificación de firmas podía guardar relación con el escándalo de la reventa de carnets y abonos que se reveló en un clásico de hace dos años.

Román Gómez Pontí en una imagen de archivo / EFE

Román Gómez Pontí en una imagen de archivo / EFE

Algo que, según la Cadena SER, no es así. El juzgado 1 de Barcelona se ha inhibido de la causa de la presunta falsificación al no haber visto relación con la causa de la reventa de carnets. Son, por lo tanto, dos casos separados que nada tienen que ver uno con el otro.

Sigue el culebrón de la moción de censura. Y lo que queda. No solo no hay fecha definitiva para la celebración del acto de votación, sino que el caso de la supuesta falsificación de firmas ha llegado a los juzgados.

 
Hoy destacamos