Palco

Erling Haaland, el fichaje más deseado de toda Europa, se pone elegante / INSTAGRAM

Erling Haaland, el fichaje más deseado de toda Europa, se pone elegante / INSTAGRAM

Los informes sobre Haaland en el Barça que desaparecieron misteriosamente

Un scouter del club ocultó sus negativas conclusiones sobre el futbolista noruego antes de ser una estrella internacional

Víctor Malo @VMalo8

14.01.2022 03:23h Actualizado: 14.01.2022 03:57 h.

5 min

Misterios en Arístides Maillol. El FC Barcelona vuelve a ser foco de turbulencias internas. En este caso, se trata de un asunto que salpica al departamento de scouting del club, actualmente dirigido por José Mari Bakero. Sin embargo, cuando ocurrieron los hechos, el jefe de scouters era Pep Boada. Actualmente es el director deportivo del Granada y una de sus primeras decisiones consisitió en fichar a Robert Moreno, exseleccionador español y segundo de Luis Enrique en el Barça, para liderar el banquillo nazarí. Durante los 17 años que estuvo en el Camp Nou, ayudó a descubrir a jugadores como Busquets, Ter Stegen o Ansu Fati y también pudo tomar muchas decisiones. Una de las últimas fue no exigir responsabilidades a un scouter que ocultó sus informes negativos sobre Erling Haaland, el futbolista más codiciado del mercado en la actualidad.  

Culemanía ha podido saber que el Barça tenía reseñas desfavorables sobre el portentoso futbolista noruego cuando empezaba a despuntar, algo que ya advirtió el periodista Miguel Rico en 2020. Una noticia sorprendente teniendo en cuenta el increíble rendimiento que ha dado a sus 21 años: acumula 125 goles en 170 partidos oficiales entre clubes y selecciones nacionales.

Aquellos informes advertían que Haaland no cumplía con las condiciones necesarias para jugar en el Barça porque, a pesar de ser un gran goleador, no tenía el perfil asociativo que requiere el juego de posición y posesión que caracteriza al club. A la postre, sirvieron para enfriar cualquier arrebato de la secretaría técnica hacia el entonces futbolista del Red Bull Salzburg. Lo más curioso del caso, según ha podido contrastar este medio con diferentes fuentes conocedoras de la situación, es que los citados informes desaparecieron. 

Érase una vez un informe... 

La historia se remonta al enero de 2020, hace justo dos años. Ernesto Valverde estaba muy discutido desde la debacle de Anfield y acabó siendo despedido por Josep María Bartomeu cuando el Barça fue eliminado en semifinales de la Supercopa de España por el Atlético de Madrid. Era la primera edición que se jugaba en Arabia Saudí y, como ha ocurrido en esta, el conjunto azulgrana no alcanzó la final. Paralelamente, el club trabajaba en reforzar la plantilla durante la ventana de invierno del mercado de fichajes. 

Éric Abidal encabezaba la secretaría técnica y una de sus misiones era encontrar una alternativa con gol para la delantera. El Barça, necesitado como estaba de un nueve que pudiese competirle el puesto a Luis Suárez, tenía muchas opciones sobre la mesa. Uno de los nombres que más sonaban vuelve a estar de moda ahora, el de Álvaro Morata. El futbolista era la opción predilecta del directivo Javier Bordas, igual que ahora es el mayor objeto de deseo de Xavi Hernández. También se negociaron otras posibilidades, como la de Rodrigo Moreno, pero la situación económica del club ya empezaba a ser acuciante justo antes de la pandemia y se prefería optar por una vía más accesible. Lastimosamente, por el camino se había perdido una alternativa mucho más interesante. 

Unos meses antes, en el otoño de 2019, había empezado a sonar el nombre de Erling Haaland, que se estaba hinchando a marcar goles en la liga austríaca y en la Champions League. No era muy conocido, más bien aquello que se denomina un melón por abrir, pero en el club catalán ya habían empezado a hacer seguimiento. Cuando los responsables de la dirección deportiva revisaron los dosieres informáticos sobre el jugador se llevaron un chasco al ver que desde el departamento de scouting desaconsejaban el fichaje. Tampoco ayudaba que su agente fuese Mino Raiola, el rey de las comisiones.

Haaland comportaba 20 millones en comisiones

La directiva de Bartomeu nunca tuvo una relación fluida con Raiola, mucho más amigo de Joan Laporta. Sin embargo, el club podía jugar la baza de Ramon Planes, también unido al agente italiano por una estrecha relación de amistad. Pero en el Barça se encontraban demasiados inconvenientes. La operación, aparentemente valorada en 20 millones de euros, se disparaba a los 40 millones entre las comisiones para el representante y el padre del jugador. Por otro lado, aquellos informes que desaconsejaban el fichaje llamaban a la calma.

Erling Haaland, como jugador del Red Bull Salzburg, junto a sus hermanos / INSTAGRAM

Erling Haaland, como jugador del Red Bull Salzburg, junto a sus hermanos / INSTAGRAM

El club tiró de prudencia y el Borussia Dortmund puso la directa y cerró el fichaje en diciembre del 19 para inscribir al jugador el 1 de enero de 2020. El club azulgrana prácticamente no tuvo tiempo de reacción, aunque Raiola tenía claro que su estrella tenía que pasar por un equipo puente como el Borussia antes de recalar en un grande de Europa. Desde entonces pesa la losa en Barcelona de no haber intentado aquella operación, que podría haber sido muy beneficiosa para el club, del mismo modo que en verano de 2017 se optó por Dembelé antes de acudir a la vía Mbappé, por entonces jugador del Mónaco. El propio Dembelé terminó siendo protagonista aquel invierno de 2020, ya con Quique Setién en el banquillo, debido a una lesión de gravedad que finalmente obligó a fichar en febrero. Ante la falta de alternativas, llegó Martin Braithwaite

La desaparición del informe

Con los años, se ha convertido en recurrente el recordatorio de que el Barça podría haber abordado el fichaje de Haaland y acabó firmando a Braithwaite. Como suele ocurrir en el mundo del fútbol, se hace demagogia con esta cuestión, ya que fueron dos situaciones muy diferentes que, simplemente, coincidieron en un espacio de tiempo similar. Sin embargo, en la dirección deportiva quedó el mal sabor de boca de aquellos informes que desaconsejaban la contratación de Haaland. Y, cuando en una ocasión, los responsables del club quisieron revisar aquellos dosieres se encontraron con que habían desaparecido. 

Aquello generó un estado de alarma a nivel interno. ¿Como podía ser que unos informes que se habían utilizado meses atrás ya no estuviesen disponibles? En lugar de aquellas críticas, en el club se encontraban unas reseñas nuevas muy favorables a la contratación de Haaland. Nadie entendía nada y se pidieron explicaciones a nivel interno. Finalmente, se descubrió que los informes no se habían eliminado, pero no se encontraban porque se había creado un perfil paralelo sobre el goleador noruego. Es decir, Haaland aparecía dos veces en el programa informático del Barça. Había un perfil más nuevo, donde se recomendaba bastamente su fichaje, y otro perfil más antiguo, que quedaba como en el olvido, donde se podía leer aquella primera valoración desfavorable. 

Erling Haaland y Mino Raiola en un montaje / CULEMANIA

Erling Haaland y Mino Raiola en un montaje / CULEMANIA

Según ha podido saber Culemanía, el autor del informe se quiso curar en salud y viendo su errático juicio de valor sobre Haaland, decidió hacer un dosier nuevo con la esperanza de que nadie hayase el antiguo. No fue así, y todo terminó saliendo a la luz, aunque el asunto tampoco tuvo mayores consecuencias. Los errores a la hora de recomendar o no un fichaje son habituales incluso entre los mejores profesionales; lo que no parecía ético era hacer desaparecer ese primer informe.

Cuestión de más comisiones

Sin embargo, en la entidad se dio el asunto por zanjado porque eran conscientes de que igualmente Haaland no habría ido al Barça en ese momento por dos motivos. El primero, que Raiola ya tenía una hoja de ruta marcada que no pasaba por ir al Barça tan pronto. Lo mismo que ocurrió el año antes con De Ligt. El segundo, que en el club tenían claro que no hubiesen pagado esos 40 millones entre salario y muchas comisiones tanto para el agente como para el padre del crack. 

Dos años después de todo aquello, Haaland vuelve a sonar con fuerza para reforzar el Barça. La buena relación de Laporta con Raiola es el principal aval de una operación muy difícil en lo económico, pero posible. Eso sí, para conseguir su fichaje al presidente no le quedará otra que pasar por caja y, además de los 75 millones que lo blindan en el Dortmund, abonar unas cuantiosas comisiones a su amigo el pizzero de Harlem

 
Hoy destacamos