Palco

Una foto de Joan Oliver, expresidente del CF Reus / EFE

Una foto de Joan Oliver, expresidente del CF Reus / EFE

Joan Oliver, a una milésima de su objetivo: quitarse el Reus de encima

Los nuevos propietarios del club ya han presentado la documentación para oficializar la compra así como las alegaciones para evitar su descenso administrativo

Claudia Granja @c_granjafranch

26.01.2019 11:56h

2 min

Joan Oliver está a escasas horas de abandonar la aventura empresarial y deportiva que inició en 2013 de forma definitiva con el CF Reus. Tras cerrar un acuerdo in extremis con el grupo inversor nortemaericano US Real State Investiment, los nuevos propietarios, ya en la ciudad, se han puesto manos a la obra para evitar que el Comité de Competición sancione al club con el descenso así como para formalizar la venta.

El jueves se prepararon las alegaciones pertinentes que debían presentar a la espera de la decisión del juez que instruye el caso del Reus y se intentó convencer a los jugadores que querían abandonar al club. Los nuevos propietarios, Clifton Onolfo y Curt Onalfo, tienen una hoja de ruta a seguir muy marcada para mantener viva una entidad que compraron con unas condiciones y que por horas se tambalea.

Las medidas tomadas para evitar el descenso del club así como todos los trámites iniciados fueron explicados de forma pública a través de las redes sociales para el conocimiento de jugadores, staff y socios. Ahora, y con el partido de esta jornada frente al Elche en el aire, en los despachos del club esperan conocer noticias de La Liga en las próximas horas para poder presentar el proyecto ante Javier Tebas y evitar el descenso.

Asimismo, dar a conocer los avales y las inversiones que se harán en el club es fundamental para que La Liga puede considerar retirar la sanción que se baraja sobre la mesa de cinco años fuera del fútbol profesional y 250.000 euros de multa.

La jugada de Oliver

El jueves por la tarde seis jugadores –Linares, Carbonell, Mario Ortiz, Borja Herrera, Juan Domínguez, Catena, Bastos y Ledes– presentaron oficialmente por burofax la rescisión de sus contratos. Una cláusula presente en el contrato de los futbolistas que propuso el propio Oliver ante los impagos de la entidad. Una situación laboral que los norteamericanos desconocían y que esperan que Tebas pueda tener en cuenta: "Creemos que es un acto de sabotaje por parte de Oliver y esperamos que La Liga entienda que esto no sería justo para nosotros. Damos todo el apoyo a los futbolistas que están con nosotros y nos queremos asegurar que puedan continuar jugando al fútbol", explicaron.

Una foto de archivo de los jugadores del Reus

Una foto de archivo de los jugadores del Reus

Asimismo, consideran que Joan Oliver debería pagar con las consecuencias a las que se asoma el club. Desconocían la existencia de esta cláusula de libertad en el contrato de los jugadores, así como otro montante de la deuda que en vez de 5,6 millones podría alcanzar los ocho.

En ese sentido se mostraron tajantes: "En todo caso habría que tomar medidas para el anterior propietario, ya que nosotros estamos aquí para reconducir al Reus y hacer un estadio nuevo que se adapte a las necesidades de la categoría". La sentencia del juez de Disciplina Social de la Liga de Fútbol Profesional se conocerá la próxima semana una vez haya estudiado las alegaciones presentadas.

A la espera de la RFEF

Mientras esperan conocer una decisión en las próximas horas, de momento la RFEF no ha aceptado las bajas de los seis jugadores rojinegros que quieren abandonar el club para recalar en otras entidades que se han interesado en sus servicios como Miguel Linares y el Zaragoza o Mario Ortiz con el Albacete. 

Las próximas horas serán decisivas. 

 

Hoy destacamos