Palco

Laporta durante la Asamblea de socios compromisarios  / FC Barcelona

Laporta durante la Asamblea de socios compromisarios / FC Barcelona

Laporta, decidido a recuperar el poder perdido en el Barça

El presidente del FC Barcelona quiere dar un golpe de autoridad para ser la figura principal

Jonathan Mondéjar

03.08.2021 22:48h

2 min

La autoridad es algo muy importante a la hora de liderar cualquier proyecto determinado. Se trata de un valor muy importante de cara a absorber unas funciones de liderazgo que deben ir acompañadas de decisiones drásticas, cuando sea el caso, y de firmeza. Eso es algo que en el FC Barcelona estaba en cuestión.

Laporta y parte de su junta directiva / FC Barcelona
Laporta y parte de su junta directiva / FC Barcelona

Ha habido muchas ocasiones en el Barça que esto ha ocurrido. No solamente en el club catalán, en todos los equipos de fútbol, si se concreta más, ha pasado en muchas ocasiones. El poder es algo muy relevante que debe ser usado de manera adecuada para no tener consecuencias fatales.

Se viene diciendo que el mundo del fútbol es puro dinero. Mercantilismo. Capitalismo. El balompié moderno se ha convertido en un negocio a ojos de los aficionados. Eso significa que los jugadores han tomado el control. Una cosa parecida ha ocurrido en el FC Barcelona. Con una figura como Leo Messi, que acaparó todo el foco de atención hasta tal punto que un club entero empezó a depender de esa figura. En todos los sentidos.

Mucho beneficio

Goles y más goles. Títulos, contratos con patrocinadores y momentos memorables. Puede ser que cualquiera hubiese sucumbido a entregarle un poder extra. No solo a él, sino a los que le hicieron grande y se hicieron grande por Leo. Ese fue el caso de la junta directiva anterior, la de Josep Maria Bartomeu, que sin querer fue perdiendo el poder en detrimento de los jugadores.

Los 6 balones de oro de Messi / FCB

Los 6 balones de oro de Messi / FCB

Es de suponer que más de uno hubiese hecho algo parecido en ese tema tan concreto. A Laporta también le pasó en su primera etapa junto a Guardiola, que acabó marchándose porque el grupo estaba desgastado alegando un vacío y una falta de energía. El presidente del Barça mandó un mensaje muy conciso aprovechando el tema de Ilaix que venía diciendo algo similar a recuperar el poder entregado a los jugadores ensalzando los valores de la entidad. Un punto valentía a tener en cuenta. Eso sí, será importante saber si ese atrevimiento será el mismo con un jugador considerado “vaca sagrada.”

Laporta e Ilaix, un caso que crea precedente

El canterano no quiere renovar. La cosa está muy atascada. Hasta tal punto de estar en punto muerto. Ilaix Moriba y sus agentes están presionando a la directiva para sacar un sueldazo de seis millones de euros sin haber demostrado prácticamente nada. Mucho futuro por delante al ser una perla a pulir, pero se queda ahí. Joan Laporta fue muy claro en la presentación de Emerson Royal donde fue preguntado por estas cuestiones. Explicó que un jugador al que le resta un año de contrato no puede marcharse sin que el club, que le ha brindado una oportunidad de oro, saque beneficio.

Ilaix Moriba en un partido con el Barça de la pasada temporada / EFE

Ilaix Moriba en un partido con el Barça de la pasada temporada / EFE

Con una invitación a la reflexión a Ilaix y su familia, Laporta espetó las siguientes palabras: "Con Ilaix intentaremos que su caso no se repita más. Le queda un año de contrato y no quiere aceptar las condiciones del club. No lo aceptamos y tenemos que mandar un mensaje para la cantera. Si no quiere renovar tiene otras soluciones. Lo que nosotros no queremos son jugadores que hemos hecho en casa y no quieren renovar. Es un jugador que le hemos dado oportunidades, pero por encima de todo está el club y no pueden hacernos este pulso. Me gustaría que recapacitara y llegáramos a un acuerdo. No podemos permitir que lo promocionemos y que después se vaya sin que el Barça saque provecho. No lo aceptaremos con ningún jugador".

 
Hoy destacamos