Palco

La junta directiva de Laporta preside la asamblea de socios compromisarios 2020-21 / FCB

La junta directiva de Laporta preside la asamblea de socios compromisarios 2020-21 / FCB

La legislación SAD marca un aval de 600 millones para la junta de Laporta

La nueva directiva debe convencer a la Liga de que no tenga en cuenta las pérdidas

Víctor Malo @VMalo8

19.10.2021 04:03h Actualizado: 19.10.2021 04:11 h.

3 min

Primer aviso. La Liga de Fútbol Profesional ha abierto un expediente administrativo al FC Barcelona para poder cuantificar el aval que corresponde presentar a la junta directiva de Joan Laporta. Es importante remarcar que no se trata de un expediente disciplinario ni sancionador, pero es suficiente como para certificar que la nueva cúpula culé depende de Javier Tebas, cuya relación no es precisamente de amigos. El principal inconveniente al que se enfrenta la directiva de Laporta es que las directrices legislativas contemplan un aval de casi 600 millones de euros para esta temporada. En concreto, la cifra exacta sería de 598,6 millones de euros. 

"El 15% del presupuesto + pérdidas"

¿De dónde sale este número? Del Real Decreto de Sociedades Anónimas Deportivas, al que se remite la Ley del Deporte, que es la que rige para los clubes deportivos que no son SAD. “En el supuesto de que los resultados fuesen negativos, la cuantía del aval será la que se obtenga de sumar a dichos resultados negativos acumulados el 15 por 100 del presupuesto de gastos correspondientes, salvo que la liga profesional hubiera ejecutado el aval, en cuyo caso, la cuantía será del 15 por 100 del presupuesto de gastos correspondientes, más el importe de los resultados negativos en la cuantía no cubierta por el aval ejecutado, en su caso”, recoge el cuerpo normativo. Es decir, tienen que avalar el 15% del presupuesto de gastos --784 millones-- más las pérdidas del último ejercicio. Si a los 481 millones de pérdidas sumamos los 117,6 millones que representa ese 15% obtenemos los antes citados 598,6 millones. 

Joan Laporta en la asamblea de socios compromisarios / FCB

Joan Laporta en la asamblea de socios compromisarios / FCB

Laporta y su junta no contemplan presentar semejante aval, entre otras cosas porque no podrían a menos que les acepten una entrada de sus amigos kazajos o de Dubai, algo que ya fue rechazado para el aval anterior. Por este motivo, la voluntad del club pasa por llegar a acuerdos. Y el principal apoyo legal que encuentran es la exención de un Real Decreto que permite exonerar a los clubes deportivos de responder de las pérdidas que hayan sido ocasionadas por la pandemia. Pero este punto es muy polémico porque, precisamente, la junta de Laporta está empeñada en decir que el impacto Covid fue inferior al que dice Bartomeu o la propia Liga de fútbol

Impacto Covid a juicio de parte

El baile de cifras es curioso ya que Bartomeu habla de 225 millones de pérdidas derivadas de la pandemia. En cambio, la Liga considera que la cuantía es todavía más elevada y cifra el impacto Covid en 261 millones de euros sin contar la caída de ventas por traspasos de jugadores (si no, subiría a 324 millones). Por contra, la junta de Laporta es la que tira más a la baja y, según su vicepresidente económico, Eduard Romeu, el impacto del Covid a las cuentas del Barça es de tan solo 92 millones

Informe económico de la Liga sobre la situación económica del Barça / CM

Informe económico de la Liga sobre la situación económica del Barça / CM

Esta última versión es la que a priori menos conviene a la junta de Laporta, aunque la defienden. Ahora corresponde a la Liga estimar cuáles de las pérdidas presentadas son preceptivas de no estar gravadas por el aval. Recientemente, La Vanguardia publicó que la intención de la directiva es liberarse de todas las pérdidas, ya que se las atribuyen a la junta de Bartomeu. Sin embargo, la Liga recientemente determinó que buena parte de esas pérdidas --283 millones para ser exactos-- viene de "provisiones atípicas" y "deterioro del valor de mercado de la plantilla". Como esto no son pérdidas reales, sino un artificio contable pensado para generar beneficios a la larga, es posible que la Liga exima de un aval para cubrirlas, pero en cualquier caso dependerá de unas negociaciones que están estancadas. 

Acuerdo con CVC

Uno de los aspectos que la Liga tiene interés en resolver es la adhesión del Barça al acuerdo con el fondo CVC para inyectar dinero a los clubes. Una propuesta que la directiva actual descartó en verano, cuando renunció a la continuidad de Leo Messi. Sería sospechoso que solo unos meses después, y ya con Messi fuera del Barça, acepten ese mismo acuerdo o uno parecido. Pero con los giros de timón a los que nos está acostumbrando esta directiva todo es posible. La partida está en juego. Laporta debe mover ficha. 

 
Hoy destacamos