Palco

Una foto de Jaume Roures

Una foto de Jaume Roures

Moll gana la partida a Roures y se queda el ‘Sport’ y ‘El Periódico’

Prensa Ibérica consigue un acuerdo con Asensio Mosbah y se hará cargo de los 90 millones que debe la cabecera

Claudia Granja @c_granjafranch

19.02.2019 12:54h Actualizado: 19.02.2019 12:56 h.

2 min

Fin a las pretensiones de Jaume Roures por hacerse con el control de El Periódico de Catalunya y el resto de cabeceras de la casa.. Javier Moll, propietario de Prensa Ibérica, se ha hecho con todas las publicaciones del Grupo Zeta pese a las distintas ofertas que había realizado el empresario catalán, tal y como informa Crónica Global este martes.

Una negativa que calificó, semanas atrás, que se daba por "fuerzas oscuras". El empresario catalán criticó duramente que los "poderes fácticos no ven con buenos ojos la operación" y acusó a esas fuerzas de bloquear una operación que más allá de intereses económicos. 

Fin al culebrón empresarial 

Tras más de 11 años a la venta, el Grupo Zeta ha sido adquirido por Prensa Ibérica. Una compra que implica, en paralelo, un acuerdo con el sindicato bancario con el que el holding encabezado por Antonio Asensio Mosbah tenía contraída una deuda cercana a los 90 millones.

La compra supone que Moll adquiere el pasivo de Zeta, con una quita del 70%. Los bancos, que ya han firmado el compromiso, no tenían otra opción porque la alternativa era la quiebra y la pérdida del 100% del riesgo. Un riesgo que ya tenían provisto en su totalidad, por lo que el acuerdo firmado les permite liberar un 30% de las dotaciones. Toda la banca ha firmado, solo queda pendiente el aprobado del Institut Català de Finances y de su homólogo valenciano.

La frustración de Roures

Jaume Roures ha sido durante largo tiempo uno de los principales interesados en hacerse con la cabecera. El que ya es propietario de Público se interesó por la venta, pero politizó una operación que finalmente no ha podido llevar a cabo. Pese a que en un momento fue el único que puso una oferta sobre la mesa capaz de satisfacer las peticiones de Asensio Mosbah, el Gobierno central nunca tuvo interés en que esta iniciativa prosperara. Las sospechas de que pusiera a la cabecera al servicio del independentismo era una de las principales preocupaciones.

Una foto de Jaume Roures, propietario de Mediapro / EFE

Una foto de Jaume Roures, propietario de Mediapro / EFE

Su interés se ha mantenido intacto hasta el final, donde su oferta ha sido desestimada. Los otros grupos en liza, como Vocento –Abc, Telecinco– y Henneo –Heraldo de AragónLainformación– tuvieron siempre claro que el precio exigido por Asensio desbordaba los que estaban dispuestos a pagar.

 
Hoy destacamos