Palco

Albert Soler, responsable del nuevo Palau, en una rueda de prensa / EFE

Albert Soler, responsable del nuevo Palau, en una rueda de prensa / EFE

El negocio que planea el Barça con el nuevo Palau

El club azulgrana quiere aumentar los ingresos derivados de la actividad de las secciones

Pau Beya Acero @pbeya96

29.11.2019 01:51h

2 min

El Palau Blaugrana pedía a gritos una renovación. Era incomprensible que un club de la talla del FC Barcelona jugara en un pabellón que cuenta con un aforo de poco más de 7.000 localidades. Entidades como el Real Madrid, el CSKA de Moscú o el Fenerbahçe, mientras tanto, disputan sus partidos en recintos que superan holgadamente los 10.000 asientos.

A esa cifra desea llegar la institución blaugrana con el nuevo Palau. Incluso superarla. Como ya dijimos el pasado miércoles, el Barça se plantea la posibilidad de aumentar el aforo previsto del pabellón de los 10.000 a los 14.000 espectadores. El petit Palau, donde jugarán sus partidos los equipos de balonmano, hockey patines y fútbol sala, también podría incrementar su capacidad de los 2.000 a los 3.500 asientos.

No es más que una idea que previsiblemente necesitaría el sí de los socios para poder ejecutarla. No es el único cambio que planea ejecutar el FC Barcelona con el nuevo Palau. El club, además, desea aumentar sus ingresos mediante la explotación del espacio y ya piensa en nuevas vías de negocio.

Otros eventos

Una de las medidas que se plantean es convertir el pabellón en un espacio multifuncional. Es decir, que más allá de acoger los partidos del equipo de baloncesto, se puedan realizar otros eventos, ya sean deportivos, como Final Fours Mundiales, o extradeportivos, como podrían ser conciertos, conferencias o, según detallan desde la entidad, incluso mítines políticos.

Una imagen de archivo de un partido de baloncesto en el Palau Blaugrana / Twitter

Una imagen de archivo de un partido de baloncesto en el Palau Blaugrana / Twitter

De acuerdo con fuentes del club, dichos actos o competiciones no solo se acogerían en el nuevo Palau, sino también en el pabellón más pequeño. Dónde se realizaría cada evento dependería, obviamente, de la previsión de entradas para el mismo. El FC Barcelona recalca, sin embargo, que se priorizarán siempre los partidos de las secciones profesionales.

Mejor experiencia

Otra de las vías de negocio que planea la entidad azulgrana es cambiar la experiencia del aficionado y que la visita al Palau no se limite a ver un partido, sino que puedan realizarse otras actividades. El Barça desea mejorar los negocios de restauración, "que los espectadores tengan más opciones que una salchicha o una butifarra", aseveran.

Dichos locales se ubicarían dentro del Palau, pero habría que estudiar su situación exacta. Además, el FC Barcelona planea que todas las secciones profesionales tengan su propio merchandising, para todas las edades y tallas, y de esta forma aumentar los ingresos derivados de los equipos de baloncesto, balonmano, fútbol sala y hockey patines.

Sin naming rights

Algunos medios de comunicación habían dejado en el aire la posibilidad de que el Palau vendiera sus naming rights a alguna empresa. Desde el club, sin embargo, descartan esta opción. Aseguran que se venderán los naming rights, pero del conjunto del Espai Barça. Se estudió la posibilidad de vender los del Camp Nou y el Palau por separado, pero aporta más beneficios poner un solo nombre a toda la infraestructura.

Imagen del futuro Palau Blaugrana / FCB

Imagen del futuro Palau Blaugrana / FCB

El Espai Barça sigue adelante. Es el gran proyecto de la junta directiva liderada por Josep Maria Bartomeu y la previsión es que las obras finalicen de cara al año 2024. El nuevo Palau será, sin duda alguna, uno de los pilares fundamentales del Espai Barça.

 

 

Hoy destacamos