Palco

Rosell y Bartomeu en una imagen de archivo / FC Barcelona

Rosell y Bartomeu en una imagen de archivo / FC Barcelona

La vinculación política entre el ‘Caso Neymar’ y el ‘Barçagate’

Los dos casos judiciales más notorios de los últimos años tienen relación con el PP

Oriol Quintana | Víctor Malo

10.06.2021 00:01h Actualizado: 10.06.2021 13:18 h.

3 min

La primavera de 2020 estuvo marcada por el Barçagate, un caso que sigue abierto en los juzgados pendiente de resolución. El FC Barcelona contrató a la empresa I3 Ventures para monitorizar las redes sociales del entorno del club y mejorar su reputación, aunque en seguida fueron acusados de difamar a voces discordantes vía redes sociales. La junta de Josep Maria Bartomeu invirtió un millón de euros anuales en ello con partidas que no pasaron los controles internos de la entidad al ser menores de 200.000 euros. En total, el club abonó más de 2,3 millones a la citada sociedad, según el informe de los Mossos d'Esquadra que obra en autos. 

Los cuatro investigados --Bartomeu, Jaume Masferrer, Òscar Grau y Roman Gómez Ponti-- se enfrentan a dos posibles delitos: corrupción entre particulares, por un lado, y blanqueo de capitales y administración desleal, por el otro. Este lunes empezaron las declaraciones, que se irán sucediendo a lo largo de los meses de junio y julio, para valorar en fase de instrucción si hay indicios delictivos suficientes como para ir a juicio oral. 

Fuentes del club en el momento de los hechos explican a Culemanía que el origen de la contratación de I3 Ventures nace a raíz de los sucesos del 1 de octubre de 2017, donde Policía Nacional y Guardia Civil actuaron de forma desproporcionada para reprimir a miles de ciudadanos catalanes que participaron en el referendum ilegal sobre la independencia de Cataluña. Esta compañía ya tenía experiencia en combatir al independentismo en redes sociales, pero su contratación también fue un favor que, supuestamente, ayudó a cerrar de forma definitiva el Caso Neymar

Rousaud señaló a Sáez de Santamaría

Emili Rousaud, uno de los exdirectivos que dimitió tras el escándalo, ha sido quien más ha hablado sobre el tema. A su famosa frase “alguien puso la mano en la caja”, añadió en marzo para los micrófonos de RAC1 que “el presidente Bartomeu nunca dio una explicación clara, decía que lo hacía porque no se quién del gobierno del PP le había recomendado”.

Los Mossos, en el registro en las oficinas del Camp Nou | EFE

Los Mossos, en el registro en las oficinas del Camp Nou | EFE

A insistencia de Jordi Basté, el empresario llegó a nombrar a Soraya Sáenz de Santamaría: “Después del 1 de octubre (de 2017) la situación era complicada y le recomendaron, alguien cercano a la vicepresidenta del gobierno del PP, que tenía que contratar esta empresa”. Según ha podido saber este medio, el PP estaba en deuda con la citada compañía y habría propuesto al Barça que la contratase como favor por la solución relativamente amistosa que se ofreció al caso penal que se juzgaba en la Audiencia Nacional. Todo coincidió en el tiempo y la Abogacía del Estado colgaba de Soraya en aquel momento. 

La relación entre el Partido Popular y los últimos escándalos judiciales del Barça no son una cosa puntual. Aunque no fueron protagonistas directos en el Caso Neymar, también tuvieron un papel crucial en la resolución de este caso que estalló a finales de 2013 y terminó con el club condenado, quedando impunes los dos expresidentes.

La relación del PP con el Caso Neymar

El Caso Neymar empezó en 2013 cuando su socio del Barça, Jordi Cases, pidió explicaciones sobre cuánto había costado Neymar Junior, anunciado por 59,1 millones de euros. La Justicia española detectó el pago de 40 millones de euros al padre del jugador y se investigó un presunto delito de fraude fiscal.

Neymar y Bartomeu durante la renovación del brasileño / FC Barcelona

Neymar y Bartomeu durante la renovación del brasileño / FC Barcelona

En 2016 se resolvió con “la no acusación de Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu, y la condena del FC Barcelona al pago de una multa de 5,5 millones de euros, ha sido suscrito conjuntamente por los abogados del FC Barcelona junto con el Ministerio Fiscal y la Abogacía del Estado”.

Durante ese tiempo en el que el Caso Neymar estaba en todas las portadas, quien estaba en el Gobierno de España era Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del gobierno y de quien dependía la Abogacía del Estado, uno de los organismos que acordó la compensación de 5,5 millones de euros. Cuatro años después, vuelve a aparecer en un caso judicial azulgrana.

Ejemplo para el PP

Casualidad o no, el Caso Neymar fue usado por el PP para influir en el Caso Bárcenas y de los pagos en B del partido. La formación política se acogió al auto del futbolista para que su caso no fuera juzgado por la Audiencia Nacional, sino por un tribunal ordinario de Madrid. En el caso del brasileño, se pasó de la Audiencia Nacional a un juzgado de Barcelona. Finalmente, no lo consiguieron.

Hoy destacamos