Universo Blaugrana

Arturo Vidal jugando contra el Alavés en Vitoria / FC Barcelona

Arturo Vidal jugando contra el Alavés en Vitoria / FC Barcelona

El experimento de Setien con Arturo Vidal contra el Alavés

El chileno estrenó posición en el tramo final del encuentro en Vitoria

Oriol Quintana @urikingkat

20.07.2020 10:56h Actualizado: 20.07.2020 11:00 h.

1 min

Arturo Vidal volvió a demostrar un día más su polivalencia. Esta última vez fue en Mendizorroza contra el Deportivo Alavés (0-5). Salió de titular como interior derecho acompañando a Sergio Busquets y a Riqui Puig, pero no pudo terminar en esa posición.

El chileno aportó profundidad y ritmo en la banda derecha de la medular. Mientras el de Matadepera combinaba y apostaba por el toque, él se decidía a pisar área y buscar directamente el arco rival. De hecho, envió un balón al larguero en el minuto 12 empalmando una volea.

Central de urgencia

Todo cambió en el minuto 49, cuando Clement Lenglet se retiraba por unas molestias musculares. Sin Gerard Pique, sancionado, y Samuel Umtiti, lesionado, al equipo solamente le quedaba un central puro: Ronald Araújo. La solución improvisada de Quique Setién sorprendió por innovadora.

Clement Lenglet retirándose lesionado / FC Barcelona

Clement Lenglet retirándose lesionado / FC Barcelona

No fue Sergio Busquets quien se reubicó en el eje de la defensa, como ya vimos algunas temporadas anteriores con Luis Enrique o Ernesto Valverde. Tampoco Frenkie de Jong, que entró desde el banquillo por el de Badía. Quien hizo dupla con el uruguayo fue Arturo Vidal, a quien nunca se le puede reprochar el compromiso y sacrificio defensivo.

El chileno demostró que por ganas difícilmente alguien le ganará. Se mostró seguro y contundente, recordando a la figura de Javier Mascherano por técnica y físico. Fue un día más un jugador de equipo y, excepto de portero y en los laterales, esta temporada lo hemos visto en todas las posiciones posibles. ¿Tendrá futuro en el eje de la defensa?

Mala planificación

Más allá de la anécdota que nos deja la nueva posición de Arturo Vidal, esto destapa un problema evidente de planificación deportiva. Un club con 990 millones de presupuesto terminó la Liga con un centrocampista ofensivo y un jugador del filial como únicos centrales disponibles.

Arturo Vidal durante un encuentro /EFE

Arturo Vidal durante un encuentro /EFE

Ahora queda por ver si se aprenderá la lección o la próxima temporada se volverá a contar con dos centrales sanos --Lenglet y Piqué-- y con un Umtiti que no transmite confianza. Tres centrales para más de 45 partidos oficiales ha quedado demostrado que no son suficientes.

 
Hoy destacamos