Universo Blaugrana

El colegiado Mateu Lahoz muestra tarjeta amarilla al defensa del FC Barcelona Jordi Alba durante la celebración de un gol / EFE

El colegiado Mateu Lahoz muestra tarjeta amarilla al defensa del FC Barcelona Jordi Alba durante la celebración de un gol / EFE

Los jugadores con los que el Barça puede hacer caja el próximo verano

El club necesita vender para poder fichar a las piezas necesarias de la próxima temporada

Oriol Quintana @urikingkat

15.02.2019 11:33h Actualizado: 15.02.2019 11:40 h.

3 min

Este verano será movido en Can Barça. Se espera que se produzca una renovación total de la plantilla. Este mes de enero ya se han hecho públicas dos incorporaciones pensando en la próxima temporada. Primero se hacía oficial que Frenkie de Jong reforzaría al equipo el próximo mes de junio a cambio de 75 millones más 11 en variables.

También se avanzaba la incorporación de Jean-Clair Todibo del Toulouse. El joven central de 19 años estaba apartado del equipo francés y el Barça priorizó incorporarlo antes de tiempo –por un millón de euros– por no incorporar en verano a un jugador sin ritmo de competición ni adaptación alguna.

Hay otras carpetas pendientes en la secretaría técnica blaugrana. La más urgente pasa por reforzar el recambio de Luis Suárez, que ahora ocupa un discreto Kevin-Prince Boateng. La otra gran incorporación será en el lateral izquierdo. Jordi Alba no tiene recambio y, todo apunta, que Ferland Mendy es el mejor posicionado para incorporarse para la próxima temporada.

Rakitic, la gran venta

La puerta de entrada del Barça está completamente abierta pero parece que la de salida también empieza a moverse. El club necesita líquido para afrontar la gran inversión que se realizará este mercado de fichajes.

Modric y Rakitic en el Real Madrid-Barça de 2017 / EFE

Modric y Rakitic en el Real Madrid Barça de 2017 / EFE

La gran venta que prevé el club es la de Ivan Rakitic. El jugador ha dado sus mejores años de rendimiento en Barcelona y parece que ya empieza a mostrar el cansancio y a pedir un relevo. El PSG era el club que más bien lo tiene para hacerse con el croata. Como ya explicó con anterioridad Culemanía, el centrocampista ha puesto en venta su casa y ha cambiado sus hijas a un colegio francés de Castelldefels.

Tras el fichaje de Frenkie de Jong –que lo tenía prácticamente hecho con el PSG– y el lío con Adrein Rabiot, apartado del equipo tras la negativa de renovar, parece que los parisinos no están tan interesados en fichar a un jugador del Barça. Ya lo intentaron la temporada anterior pero Ernesto Valverde cerró la puerta de salida al 4. Parece que de este año no pasa.

Alguno de los menos habituales

Denis Suárez se espera que deje en las arcas del club varios millones de euros. El gallego está cedido al Arsenal de Unai Emery y se espera que el club gunner llegue a pagar el precio de la opción de compra -de unos 20 kilos- que prevé el contrato. La relación del entrenador y el jugador es muy buena y se espera que sea una gran pieza en un futuro.

Parecido al caso Paulinho, Malcom puede ser otro de los jugadores que dejen el equipo tras un año en Barcelona. Fue el fichaje más caro del verano: 41 millones. Sus buenos momentos con el Girondins de Burdeos y en el Barça -puntualmente- muestran un gran potencial escondido. Italia, Roma, Lazio e Inter concretamente, son los más interesados en fichar al extremo brasileño.

Carles Aleñá ocupó la plaza de un lesionado Rafinha en el mes de diciembre. El de Mataró cuenta con más minutos que los que contaba el pequeño de los Alcántara. El pasado verano ya estuvo muy cerca de salir al Inter de Milán o al Betis de Quique Setién pero finalmente se quedó en el club catalán. Su lesión le ha vuelto a dar un duro golpe que le pueden cerrar definitivamente las puertas del primer equipo.

Más sorprendente sería la salida de uno de las recientes incorporaciones. El precio de Todibo es muy bajo –un millón más dos en variables– y su cartel en Europa es muy importante pesa a su temprana edad. Si el club lo necesita, se podría volver a dar un caso como Yerri Mina, que llegó en enero por 11,8 millones de euros y se vendió, tras un buen Mundial, por 30,3.

Otro jugador en venta sería una verdadera sorpresa. El club ha reiterado una y otra vez que se confía en Coutinho –la mayor inversión de la historia de la entidad y uno de los jugadores que más críticas generan– por lo que no se prevé su salida este mercado de fichajes. Una buena oferta podría ser bien vista para estudiar la continuidad del falso extremo ex del Liverpool. La secretaría técnica está más activa que nunca y se preven importantes movimientos en unos meses.

 

Hoy destacamos