Universo Blaugrana

Trincao, en un partido con el Braga | EFE

Trincao, en un partido con el Braga | EFE

Trincao se rinde a Leo Messi y declara su amor por el Barça

El extremo portugués se incorporará a la disciplina culé el próximo verano

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

14.04.2020 18:26h

2 min

Una de las grandes apuestas de futuro del Barça es sin duda Francisco Trincao. El conjunto azulgrana decidió, en el pasado mercado de invierno, hacer una inversión importante por el extremo portugués. Pagó 31 millones de euros al Sporting de Braga para hacerse con los servicios de un futbolista hasta ahora desconocido, pero con características interesantes y mucha progresión. 

Trincao, de 20 años, se incorporará a partir del 1 de julio a la disciplina culé, cuando firmará un contrato hasta 2025 con una cláusula de rescisión de 500 millones de euros. Se trata de un jugador de banda zurdo, muy técnico, rápido, habilidoso y con capacidad de recuperar balones. Su gran carencia de momento es su poca presencia de cara a portería

Además, hay que destacar que la confirmación de su traspaso al conjunto azulgrana ha coincidido con el mejor fútbol de Trincao en Braga. Este curso, ha sido elegido el mejor joven del mes dos veces consecutivas. Además, lleva siete goles y siete asistencias en 30 partidos, 13 de ellos como titular. Todo antes de que la crisis del coronavirus golpease con fuerza, especialmente a un Trincao que estaba empezando a demostrar a toda Europa que merece lo que el Barça ha pagado por él. 

Con ganas de aprender de Messi

Aunque su incorporación a la plantilla será a partir de julio, el portugués ya es a todos los efectos jugador del Barça. En este sentido, el joven extremo participó en su primera entrevista para el canal oficial del club, Barça TV, donde confesó que los 31 millones que se pagaron por él no suponen ninguna presión extra

Por otra parte, se mostró muy ilusionado por compartir vestuario con algunos de los mejores jugadores del mundo, y especialmente con Leo Messi, del que "quiere aprender mucho". "Jugar con Messi será un orgullo, tengo muchas ganas de conocerle, de poder aprender de él y jugar con él, es uno de los mejores jugadores del mundo", manifestó. 

Francisco Trincao, en un partido con el Sporting de Braga | EFE

Francisco Trincao, en un partido con el Sporting de Braga | EFE

Sobre sus compañeros, confesó que "tengo muchas ganas de vestir la camiseta del mejor club del mundo. Tengo ganas de conocer a todos mis nuevos compañeros, hablamos de los mejores jugadores del mundo. Tengo muchas ganas de compartir vestuario con ellos". Además, aseguró que Griezmann ya se había puesto en contacto con él, para darle la bienvenida. Un hecho que demuestra también que el francés tiene puestos todos los sentidos en su futuro como azulgrana

Y es que en todo momento, Trincao recalcó que vestir la elástica culé es un sueño hecho realidad. “Desde niño, cuando veía partidos me imaginaba jugar allí, creo que mi estilo de juego me va bien para jugar en el Barça”, declaró. 

Fuerte mentalmente

El nuevo fichaje azulgrana se definió como “un jugador que trabaja mucho, fuerte mentalmente, intento mejorar siempre, tengo gol y soy capaz de asistir, tengo un buen uno para uno e intento ayudar a mejorar el equipo siempre. Por mi juventud creo que puedo hacer lo mismo en el Barça que en el Braga y que la gente disfrute conmigo”. 

Además, también recalcó que no mira especialmente su DNI ni le afecta el hecho de ser más joven. "No pienso mucho en eso de ser joven, intento hacer mi trabajo y la edad no importa. Aquí en Braga he estado nueve años y he aprendido muchas cosas, como jugador y como persona, pero lo más importante es que he aprendido a trabajar y a luchar por mis objetivos", aseguró. 

Finalmente, Trincao reconoció que el canterano blaugrana y ahora jugador del Braga Abel Ruiz le ha hablado bien de su nuevo equipo y de la capital catalana. "Me habló de la ciudad, del club, de mis compañeros, me dijo que me va a encantar todo. Me dijo que fuera yo mismo, siempre, y que todo iba a salir bien", celebró.

 
Hoy destacamos