Merengadas

Karim Benzema celebra un gol del Real Madrid / EFE

Karim Benzema celebra un gol del Real Madrid / EFE

Benzema recupera su mejor versión tras enterrar a Lopetegui

El delantero francés rinde a su mejor nivel desde que Solari se sienta en el banquillo blanco

Redacción Culemanía

12.11.2018 11:57h

2 min

Karim Benzema asume los galones del Real Madrid. El francés ha recuperado su mejor versión justo después de haber condenado a Julen Lopetegui al cadalso. Los goles llegan con Solari, como si se los hubiera estado guardando. El mismo delantero que otrora deambulaba perdido y desatinado por los terrenos de juego es ahora un artillero implacable.

Karim Benzema personificó la superioridad del Real Madrid sobre el Celta de Vigo. El acierto del francés permitió que los blancos se reengancharan a la Liga tras el tropiezo del Barça. El delantero galo, siempre discutido, fue quien asumió el liderazgo del Madrid y guió al equipo a la victoria. La cuarta consecutiva de Solari.

El Real Madrid vuelve a pelear por la Liga. Se da la paradoja de que en Valdebeas no ha cambiado nada pero ha cambiado todo. Los jugadores son los mismos de hace dos semanas. Pero su actitud es radicalmente distinta. Y Karim Benzema es quien mejor ejemplifica la situación.

Conjura consumada

El vestuario blanco no quería a Lopetegui. Era una evidencia. Tan solo Sergio Ramos y el grupo de españoles apoyaban al técnico. Pero la mayoría de pesos pesados del equipo, empezando por Benzema, no lo soportaban. Los jugadores le hicieron la cama al entrenador. Una vez depuesto este, los capos vuelven a ofrecer su mejor versión sobre el césped.

Es innegable que también hay un factor suerte en todo esto. Los balones que antes se estrellaban contra el palo ahora encuentran portería. Y viceversa: los de los rivales, si antes iban dentro, ahora encuentran obstáculo. Pero la suerte no basta para explicar el indudable cambio de cara que han protagonizado los jugadores del Real Madrid.

Benzema sonríe junto a Solari tras vencer en Balaídos / EFE

Benzema sonríe junto a Solari tras vencer en Balaídos / EFE

Karim Benzema ha anotado cuatro goles en los cuatro partidos de Santiago Solari. Abrió la lata contra el Melilla, como ya es tradición en el francés cada vez que el club cambia de entrenador, marcó un doblete en la goleada en Plzen y volvió a abrir la cuenta goleadora ante el Celta. El cambio de actitud y de rendimiento en Benzema es notorio.

Terminó la sequía

El delantero francés rompió en Balaídos una larga sequía goleadora en Liga. Llevaba casi diez horas de juego sin marcar un gol en la competición doméstica. El último tanto de Benzema había sido en el Real Madrid-Leganés de la tercera jornada, hace más de dos meses. Desde entonces, el francés acumulaba 591 minutos sin ver portería en un partido liguero. Pero Benzema parece haberse erigido en el hombre fuerte de Solari.

Benzema es el referente ofensivo del Real Madrid de Santiago Solari. Está asumiendo la responsabilidad que se le pedía desde principio de temporada. Él era el máximo responsable para hacer olvidar a Cristiano Ronaldo. Con Lopetegui en el banquillo se negó a cumplir con su cometido. Pero ahora sí parece dispuesto a ser el estandarte de la delantera blanca. Y el equipo lo nota.

 

Hoy destacamos