Merengadas

Los jugadores del Real Madrid celebrando el gol de Varane contra el Getafe / EFE

Los jugadores del Real Madrid celebrando el gol de Varane contra el Getafe / EFE

Courtois y Varane salvan a Zidane del primer ridículo del año

Los jugadores del Real Madrid firmaron un nefasto partido ante un Getafe muy intenso

Redacción Culemanía @culemanias

04.01.2020 17:53h Actualizado: 04.01.2020 17:56 h.

2 min

El Real Madrid mete presión al Barça para esta noche de sábado. Los pupilos de Zinedine Zidane hicieron los deberes ante el Getafe de Bordalás (0-3), sexto clasificado. Los blancos no firmaron un buen partido, pero consiguieron aprovechar los momentos de desconexión de los locales.

El entrenador francés decidió hacer rotaciones en el once y dio descanso a algunos de los jugadores que mejor habían rendido hasta el momento. Más allá de Sergio Ramos, sancionado, también descansaron Rodrygo Goes, Vinicius Junior y Fede Valverde, la mejor noticia de la temporada en el Santiago Bernabéu.

Zidane apostó por un 4-3-3 con Casemiro, Modric y Kroos en el centro del campo y Benzema, Bale e Isco en la delantera. Ninguno de ellos sobresalió y pudo imponer su juego. Las jugadas de las visitantes llegaban a base de arreones y el peso del partido lo llevó siempre el Getafe.

En el descanso, los blancos ganaban por un gol gracias a un error del portero David Soria. Un centro inofensivo de Ferland Mendy combinado con una mala salida del arquero terminaba con un balón que rebotaba en la cabeza de Raphael Varane en el fondo de la red. Se ponía fin así a dos partidos seguidos sin ver portería.

Varane rematando el balón ante la mala salida de Soria / EFE

Varane rematando el balón ante la mala salida de Soria / EFE

En el segundo tiempo poco cambiaron las cosas, se repitió la historia. Un centro lateral de Toni Kroos se convertía de nuevo en un remate fácil para el central. El galo entró solo con la cabeza y no tuvo ninguna oposición para superar a David Soria por segunda vez consecutiva. Tras consultarlo con el VAR, se validó el tanto.

La sentencia llego en el minuto seis del añadido, un balón en largo era cazado por Valverde a la contra y este encaraba solo a Soria. Levantó la cabeza y le cedió el gol a Luka Modric, que llegaba desde el otro costado. El croata solo tuvo que empujarla.

El salvador Courtois

Quien destacó más del Madrid fue su portero Thibaut Courtois que parece que ya ha enterrado los rumores que cuestionaban su titularidad a principios de curso. Se mostró seguro y consiguió mantener la portería a cero cuando más cuesta arriba se les ponía el partido a los blancos.

En la primera parte tuvo que hacer tres intervenciones de mérito. Primero a un disparo desde la frontal del área de Arambarri y minutos después a un buen tiro del extremo marroquí, Fayçal Fajr. En los últimos instantes del primer tiempo también tuvo que darlo todo a un remate a bocajarro de Cabrera. Tres intervenciones de lujo que evitaban el 1-0.

Courtois en una acción de mérito contra el Getafe / EFE

Courtois en una acción de mérito contra el Getafe / EFE

En el segundo tiempo y con dos goles de ventaja en el marcador, los de Bordalás no atacaron con tanta insistencia, aunque alguna ocasión de peligro sí que tuvieron sin exigir al mejor Courtois. Fue un espectador de lujo de un partido sin mucha trascendencia más allá de seguir sumando al frente de la clasificación.

Señalando al banquillo

Cuando los aficionados del Real Madrid parecía que se podían aprender de memoria su once titular, Zinedine Zidane sorprendió dando la titularidad en el Coliseum a Luka Modric y Gareth Bale, dos futbolistas que tienen un pie fuera del club. También confió en Isco Alarcón, que parece que ha adoptado definitivamente el rol de falso extremo.

Gareth Bale intentando un remate contra Getafe / EFE

Gareth Bale intentando un remate contra Getafe / EFE

El francés dejó en el banquillo a algunos de los futbolistas que más han brillado en estos meses. El que llama más la atención es Fede Valverde, que llegaba descansado a la cita y que es uno de los imprescindibles en las grandes citas. También se quedaron en el banco Rodrygo y Vinicius.

 
Hoy destacamos