Merengadas

Benzema en un partido del Real Madrid / EFE

Benzema en un partido del Real Madrid / EFE

El Madrid de Florentino Pérez apaga la crisis de Bartomeu

Los malos resultados del conjunto blanco dan aire al presidente azulgrana

Pau Beya Acero @pbeya96

27.02.2020 17:37h

2 min

La suerte y los resultados vuelven a sonreír a Josep Maria Bartomeu. Una vez más. Hace tan solo una semana, el presidente del FC Barcelona pasaba por sus horas más bajas desde que llegó al cargo. El caso de las redes sociales cuestionaba su credibilidad, tanto fuera como dentro del club.

El Barçagate fue solo la guinda a un pastel que empezaba a despedazarse. Semanas antes ya tuvo que salir al paso para solucionar la polémica entre el secretario técnico, Eric Abidal, y Leo Messi. A ello se suma la mala planificación de la plantilla, que tras las salidas de Aleñá, Todibo y Carles Pérez se quedó con solo 19 fichas del primer equipo.

Crisis blanca

La crisis en el Camp Nou amenazaba con finiquitar el mandato de Josep Maria Bartomeu antes de tiempo. Una gran parte de la afición incluso pidió su dimisión antes del partido contra el Eibar. Algunos directivos empezaron a considerar la posibilidad de adelantar las elecciones y celebrarlas el próximo verano.

Los jugadores del Madrid decepcionados tras el gol de Morales / EFE

Los jugadores del Madrid decepcionados tras el gol de Morales / EFE

Todo ha cambiado en cuestión de días y el presidente azulgrana debe agradecérselo al archienemigo culé, el Real Madrid. Con la derrota del pasado sábado frente al Levante, el conjunto blanco perdió el liderato de la Liga y se lo devolvió al FC Barcelona. Las aguas en la capital catalana se calmaron.

Ahora son las de la capital española las que están revueltas. Sobre todo tras el batacazo contra el Manchester City en el partido de ida de octavos de final de la Champions League. El 1-2 que cosecharon los de Pep Guardiola en el Santiago Bernabéu deja al Real Madrid con un pie fuera de su competición predilecta.

Messi al rescate

Y mientras la entidad de Chamartín atraviesa uno de los peores momentos de la temporada, en Barcelona los resultados y las sensaciones han mejorado ostensiblemente. Messi salió al rescate frente al Eibar, anotó cuatro goles y logró que el caso de las redes sociales quedara, por un momento, en un segundo plano.

Griezmann celebra con Messi su gol ante el Nápoles | FCB

Griezmann celebra con Messi su gol ante el Nápoles | FCB

A la goleada contra el conjunto armero hay que añadir el sólido empate que consiguió el equipo azulgrana en Nápoles. El 1-1 deja al Barça con todo a favor para el partido de vuelta. Si el Camp Nou continúa siendo un fortín, que no hay motivos para pensar lo contrario, el cuadro catalán debería estar en el sorteo de cuartos de final.

La crisis blanca contrasta con la resurrección blaugrana. Todo ello a tan solo tres días para el clásico, que puede dictar sentencia. En especial, si la balanza se decanta hacia el lado culé. 

 
Hoy destacamos