Merengadas

Celebración del gol de Kroos en el Madrid - Eibar / EFE

Celebración del gol de Kroos en el Madrid - Eibar / EFE

El Real Madrid fulmina al Eibar en la primera parte (y se duerme en la segunda)

Unos primeros instantes espectaculares de Benzema aplanaron el camino de los madridistas

Guillem Andrés

14.06.2020 21:27h Actualizado: 14.06.2020 21:29 h.

2 min

El Madrid volvía este domingo a la competición siendo conscientes que debían ganar para no desengancharse de la lucha por el título. Así como el Barça contra el Mallorca, los de Zidane se avanzaron rápidamente. De este modo, pudieron controlar la primera parte, mientras que el Eibar intentó poner el miedo al cuerpo a los madridistas en el segundo tiempo.

Asimismo, en el fútbol los focos acostumbran a estar sobre los goleadores pero el papel en la construcción del juego es igual o más importante. En este aspecto, Benzemá brilló en el retorno a la Liga. El francés fue el artífice del segundo y el tercer gol de los madridistas. En el minuto 30 condujo una contra en la arrastró a varios defensas y en cuando levantó la cabeza vio como Hazard llegaba de segunda línea. Éste la puso a los pies de Sergio Ramos para que marcara a puerta vacía.

Ramos celebra su gol frente el Eibar / EFE

Pocos instantes después también dejó al belga en una posición muy buena. El disparo de Hazard lo pudo detener Dimitrovic, pero el despejo llegó a los dominios de Marcelo que cruzó el balón fuera del alcance del portero. El brasileño celebró su gol arrodillándose al suelo en memoria de George Floyd e uniéndose al movimiento 'Black Lives Matter'.

Antes de esos dos tantos, Kroos abrió la lata cuando solo se habían jugado 182 segundos de partido. El alemán recibió en tres cuartos de campo y disparó con una parábola perfecta por encima del guardameta. El VAR validó el gol después de inspeccionar la posición muy justa de Benzema ante un posible fuera de juego.

El gol de Kroos contra el Eibar / EFE

El Eibar aprieta en la segunda parte

En la segunda parte, por el contrario, el Eibar estuvo mucho más activo y quiso poner emocion. A los pocos instantes Expósito puso en peligro a Courtois que tuvo que estirarse para evitar el gol. En aquel córner, además Sergi Enrich remató al travesaño. El asedio de los vascos tras el reinicio continuó y redujeron las distancias en el marcador con un tanto de Pedro Bigas. El lateral encontró portería tras desviar sin querer el disparo de De Blasis.

Tras la pausa por hidratación, sin embargo, los de Mendilibar no tuvieron tanta continuidad en ataque y el Madrid pudo controlar los últimos instantes del partido. De este modo, todo sigue igual por la parte de arriba, con el Barça líder y con dos puntos de ventaja respecto a los madridistas.

 
Hoy destacamos