Palco

Gerard Piqué, en un acto junto a Bartomeu | EFE

Gerard Piqué, en un acto junto a Bartomeu | EFE

La durísima carta del vestuario del Barça a la junta directiva

La plantilla azulgrana asegura al club que “la pandemia no os permitirá abusar de nuestros derechos”

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

22.10.2020 17:24h Actualizado: 22.10.2020 17:26 h.

2 min

Nueva guerra entre el vestuario y la directiva del Barça. En el club culé no hay ni un día en el que se salven de la polémica. Esta vez, en referencia a la redistribución salarial que tiene prevista la entidad azulgrana con sus futbolistas y empleados, como medida para solventar las pérdidas económicas provocadas por el coronavirus. La intención de la entidad es reducir en un 30% los gastos, y para ello evidentemente tienen que verse afectados los sueldos de los jugadores, que ocupan gran parte del desembolso. 

La mesa de negociación con todos los afectados ya ha empezado, pero ningún jugador de la plantilla de Koeman se sentó a buscar un acuerdo. Exigen una mesa de negociación paralela, ya que su situación laboral es completamente distinta a los empleados. Una decisión que defiende también el Comité de empresa del FC Barcelona, que ha argumentado que no está legitimado para defender los intereses de los futbolistas. 

Bartomeu, presidente del FC Barcelona, con la mascarilla / EFE

Bartomeu, presidente del FC Barcelona, con la mascarilla / EFE 

Mientras, Josep María Bartomeu está llevando a cabo negociaciones unilaterales con algunos jugadores, para llevar a cabo una redistribución salarial a cambio de una extensión de sus contratos. Una medida con la que ya ha convencido a Gerard Piqué, Marc André Ter-Stegen, Clément Lenglet y Frenkie de Jong. 

“La pandemia no os permitirá abusar de nuestros derechos”

Sin embargo, pese a estas renovaciones a piezas concretas de la plantilla, el vestuario culé sigue apoyándose en este tema. Como refleja el hecho de que este jueves, los cuatro capitanes del primer equipo (Leo Messi, Sergi Roberto, Gerard Piqué y Sergio Busquets) y los cuatro del filial, enviaron una rotunda carta, en representación de todos los jugadores, a la directiva para criticar el cómo se está llevando la negociación. 

En la misiva, a la que ha tenido acceso el diario El Mundo, los futbolistas defienden que merecen llegar a un acuerdo a través de una mesa negociación paralela. No acceptarán estár incluídos en el mismo saco que los trabajadores. "La normativa laboral y sectorial reconoce nuestro derecho a que el procedimiento se desarrolle de manera específica en nuestro colectivo. No vamos a tolerar que el club conculque nuestros derechos con los argumentos vertidos en su carta, que consideran que la única manera de obtener su objetivo es a través de acciones conjuntas de todos los colectivos y secciones del club, cuando al mismo tiempo reconocen, entrando en una clara contradicción, que alguno de dichos colectivos y secciones ya han realizado los ajustes económicos que pretenden", apunta el escrito. 

Leo Messi, Busquets y Piqué sonríen en una rueda de prensa del Barça / FCB

Leo Messi, Busquets y Piqué sonríen en una rueda de prensa del Barça / FCB

El texto sigue con la amenaza contundente de los jugadores si se lleva a cabo esta reducción de sus salarios sin llegar a un acuerdo, pese a que están a favora llevarla a cabo a través de una negociación según sus condiciones. "Todos los miembros de la plantilla estamos unidos y somos conscientes de la situación causada por la pandemia, siendo los primeros en esforzarnos por ayudar a nuestro club, como ya hemos hecho, pero en ningún caso toleraremos que sirva de pretexto para abusar de nuestros derechos. No hemos figurado en ningún censo de elecciones sindicales ni hemos sido electores, de modo que el Comité de Empresa que existe en el club no ostenta nuestra representación", explica la carta. 

Finalmente, los jugadores expresaron su "malestar y profunda decepción que estas maniobras de los dirigentes del club, carentes de cualquier respaldo legal, están causando en nuestro colectivo, por cuanto ponen de relieve que nuestra única voluntad es imponer unilateralmente sus decisiones, ignorando cualquier opinión discordante al respecto"

 
Hoy destacamos