Palco

Exposición sobre la financiación del Espai Barça, que costará 1.500 millones de euros y comportará el traslado del equipo a otro estadio / FCB

Exposición sobre la financiación del Espai Barça, que costará 1.500 millones de euros y comportará el traslado del equipo a otro estadio / FCB

El Espai Barça encalla: la verdad que Laporta silencia

El club sigue sin resolver la financiación de su proyecto más ambicioso ni tiene los permisos municipales

Lluís Regàs @LluisRegas

26.03.2022 23:20h Actualizado: 07.06.2022 19:07 h.

3 min

Joan Laporta, presidente del FCBarcelona, ya admite públicamente que las obras del Espai Barça podrían retrasarse otra vez y no empezar este verano. El máximo dirigente argumenta que la guerra de Rusia ha encarecido los materiales y han subido los tipos de interés, pero silencia otros aspectos de los que ya informó Culemanía. Cuando solo faltan dos meses para que termine la temporada, el Barça todavía no tiene resuelta la financiación, tampoco tiene los permisos municipales y sigue sin licitar la obra.

La remodelación del Camp Nou encalla otra vez. Es una obra maldita. El expresidente Josep Lluís Núñez ya fracasó con el proyecto Barça 2000 por el rechazo mayoritario de los vecinos. También se estrelló Laporta en 2006 con la reforma que debía hacer Norman Foster y el primer proyecto de Nikken Sekkei, bajo la presidencia de Josep Maria Bartomeu, ha sido sustituido por otro mucho más costoso.

Obras previstas para mayo

A principios de temporada, Laporta y Ferrar Reverter, entonces director general del club, aseguraban que las obras de reforma del Camp Nou comenzarían en mayo de 2022. En las últimas semanas, sin embargo, desde la junta directiva ya deslizaban que comenzarían en julio. Laporta, ahora, no quiere poner fecha.

Joan Laporta, presidente del Barça, en la presentación del fichaje de Luuk de Jong / FCB

Joan Laporta, presidente del Barça, en la presentación del fichaje de Luuk de Jong / FCB

"Los materiales se han encarecido un 25% y han subido los tipos de interés. La guerra puede alterar el calendario de las obras", ha comentado Laporta en una entrevista concedida a Mundo Deportivo. En la misma aseguraba que en abril espera tener los permisos y que las obras se adjudicarían en septiembre.

La financiación

La guerra de Rusia es un problema añadido, pero no el único. Ni el principal. El Barça, como explicó este medio, no tiene resuelta la financiación de una obra que costará 1.500 millones de euros, 900 millones más de los que había presupuestado Bartomeu en 2014.

Recreación virtual del nuevo Camp Nou, dentro del proyecto Espai Barça / FCB

Recreación virtual del nuevo Camp Nou, dentro del proyecto Espai Barça / FCB

Goldman Sachs, que ya ha concedido 595 millones de euros al Barça, había pactado otro crédito de 815 millones de euros con la anterior junta directiva. Este banco de inversión estadounidense recela del nuevo proyecto de Laporta, mucho más caro. El actual presidente asegura que el nuevo estadio generará unos ingresos adicionales de 200 millones de euros, 50 millones de euros más que los anunciados por Bartomeu. De momento no hay acuerdo.

El Ayuntamiento de Barcelona

En el Barça podrían contemplar otras vías. Otras opciones. El club quiere devolver el crédito en un plazo de 35 años con una parte de los ingresos adicionales que generarían el nuevo Camp Nou y el nuevo Palau Blaugrana, que tendrá una capacidad para 15.000 espectadores y podrá acoger conciertos de grandes estrellas. Su coste será de 420 millones de euros, 140 millones más de lo que costará el nuevo pabellón del Pamesa Valencia, que tiene una capacidad para 15.600 espectadores.

El estadio Olímpic Lluís Companys en Montjuïc, posible hogar temporal del Barça de Laporta / Culemanía

El estadio Olímpic Lluís Companys en Montjuïc, posible hogar temporal del Barça de Laporta / Culemanía

El Barça también negocia con técnicos del Ayuntamiento de Barcelona sobre su posible traslado al Estadi Olímpic Lluís Companys. Durante un año, el equipo azulgrana no podrá jugar en el Camp Nou para acelerar las obras. B:SM, la empresa municipal que gestiona la instalación olímpica, pide 20 millones de euros al Barça por jugar un año en el estadio. El Espanyol, hasta 2009, pagaba 600.000 euros. Es decir, 33 veces menos.

El Johan Cruyff

El Barça también contempla un posible traslado al Johan Cruyff. Laporta deslizó su deseo de ampliar el campo del Barça B y del Barça femenino de las 6.000 localidades actuales hasta 40.000 con gradas supletorias. Sin embargo, la alcaldesa de Sant Joan Despí, Belén García, ha rechazado tal posibilidad por “problemas de movilidad”.

El club tampoco ha resuelto el nombre de la constructora que realizará las obras de ampliación del Camp Nou. Demasiados problemas, más allá de la guerra de Rusia, que explican que el Espai Barça posiblemente no empiece este verano. En tal caso, las obras difícilmente estarán terminadas en 2025, como había anunciado Laporta.

 
Hoy destacamos