Palco

Joan Gaspart, tras conceder una entrevista exclusiva para Culemanía / CULEMANIA

Joan Gaspart, tras conceder una entrevista exclusiva para Culemanía / CULEMANIA

Joan Gaspart: “Los impulsores de la moción deberían dejarlo estar”

El expresidente del FC Barcelona defiende a Bartomeu no por lo personal sino por su condición de presidente del Barça

Víctor Malo @VMalo8

08.10.2020 17:57h Actualizado: 08.10.2020 20:44 h.

8 min

Joan Gaspart (Barcelona, 11 de octubre de 1944) fue presidente del FC Barcelona de 2000 a 2003 y fue el vicepresidente de la junta directiva de José Luis Núñez durante 22 años, desde 1978. A sus 75 años de edad, se ha convertido en un personaje emblemático que simboliza el barcelonismo llevado al extremo. En una entrevista para Culemanía explica que precisamente fue ese su mayor error como presidente, su excesivo forofismo. Sin embargo, Gaspart sostiene que ese no se encuentra entre los errores que haya podido cometer Josep María Bartomeu, cuya gestión defiende pese a reconocer que algunas cosas se podrían haber hecho mejor. Por encima de todo, el expresidente se posiciona claramente en contra de la moción de censura.

Pregunta: ¿Cómo están usted y su familia en estos tiempos de pandemia?

Respuesta: Pues la verdad es que estamos todos bien de salud, por suerte, aunque con el virus este no te puedes fiar porque un día estás bien y de repente te pilla y no sabes lo que puede pasar. Yo soy persona de riesgo, así que debo vigilar, pero la verdad que es una pena cómo se está gestionando esto en España porque yo, que viajo a menudo, te aseguro que no he visto ningún país donde se esté metiendo tanto miedo como en España. Allá donde he ido la gente lo lleva con mucha más naturalidad y en estos momentos da la sensación que España sea el país menos seguro del mundo por la política de miedo que se está aplicando.

P: ¿Y los negocios? ¿Se han visto muy resentidos?

R: Pues la verdad es que sí, no te voy a mentir. A mí eso ya no me preocupa tanto, pero sí que me preocupa por mis hijos, porque la hostelería está sufriendo muchísimo los efectos de este virus cabrón. La economía se está viendo resentida en todos los sentidos. Mira que yo tengo años, pero nunca supe lo que es tener que estar meses encerrado, sin poder salir de casa. Ha sido algo nuevo para mí y para todo el mundo y es normal que las empresas hagan ERTES porque muchas otras están cerrando. Es una situación crítica.

P: De hecho, los efectos de la pandemia también están pasando factura al Barça. Se han anunciado 97 millones de pérdidas. ¿Qué le parecen las medidas que se están tomando?

R: Lo que le está pasando al Barça le está pasando a todos los clubes de Europa. Es consecuencia de esta pandemia porque, hasta la fecha, la junta directiva del señor Bartomeu creo que estaba llevando una política económica muy buena, donde se habían generado 200 millones de patrimonio. Y eso es muy importante. Ahora las cosas se han puesto feas y se ha tenido que reducir este patrimonio y habrá que hacer lo que haga falta por el Barça, porque últimamente se está atacando mucho a Bartomeu pero, con sus errores y equivocaciones, lo que no se le puede decir es que haya pensado en sí mismo. Está pensando en el Barça y los que han provocado esta moción de censura, aunque lo echen, van a tener que implementar las mismas medidas que él está tomando porque son las que requiere el momento actual y las que están tomando muchos otros clubes de Europa. La diferencia es que muchos de esos son empresas privadas y, a diferencia del Barça, pueden inyectar dinero suyo en un momento porque muchos de sus propietarios son magnates o multimillonarios.

"Bartomeu no se merece que lo echen" 

P: Este miércoles se consiguieron validar las 16.521 firmas necesarias para impulsar la moción. ¿Está en contra del voto de censura contra Bartomeu?

R: Por supuesto. Bartomeu no se merece que lo echen. Expulsar a un presidente del Barça, porque se ha equivocado y no lo voy a negar, pero expulsarlo cuando le queda un mes… Yo no tengo nada a favor de Bartomeu, porque al final es un señor al que conozco pero me atrevería a decir que nunca he estado a solas con él, hemos coincidido en reuniones, en el palco… pero no me une ninguna relación personal con él. No quiero defender al señor Bartomeu, quiero defender al presidente del Barça. Sea quien sea. Y lo que no puede ser es que se haga todo esto para echar, para expulsar al presidente del Barça, cuando le queda… ¿Cuánto? ¿Un mes, dos meses? Porque el proceso este se alarga hasta enero y en marzo ya hay elecciones a la presidencia. Hay que aplaudir a los que han impulsado la moción. Lo han hecho de maravilla, han sido un ejemplo de organización y coordinación. Si yo hubiese querido votar, cada día me encontraba tres sitios diferentes donde estaban recogiendo firmas y podría haberlo hecho. Lo montaron muy bien y hay que felicitarles. Pero ahora que lo han conseguido, ya está, que lo dejen estar, porque esto no hace ningún bien al club y en 10 años ya nadie se acordará de quién impulsó una moción de censura que acabó expulsando a un presidente del Barça. Solamente se acordarán de que una vez el presidente del Barça fue expulsado. Eso sí que quedará y desde mi punto de vista no es bueno para la imagen del club. Desde fuera se están frotando las manos con esto.

P: ¿Está sugiriendo que, una vez validadas las firmas de la moción, los impulsores se retiren?

R: Sí. ¿Por qué no? Ya han conseguido demostrar que lo podían hacer. Repito, les felicito porque lo han hecho muy bien, han demostrado que el Barça sigue estando más vivo que ningún otro club del mundo, pero ahora que lo dejen estar. Además, ¿nadie va a decir que es imposible a día de hoy celebrar un referéndum? Si todas las autoridades en Cataluña están prohibiendo las aglomeraciones de gente. ¿Cómo quieren celebrar ahora un referéndum y en dos meses unas elecciones? No tiene ningún sentido y me gustaría ver qué sistema se inventan para llevarlo a cabo porque yo creo que es imposible. No se puede. A nivel sanitario es inviable. ¿Te imaginas que hay un rebrote por hacer un referéndum para echar al presidente del Barça? Sería un escándalo. Por eso les digo, que lo dejen estar y respeten al presidente del Barça. Porque esto no es cómo cuando estaba yo, que aún me quedaban tres años de mandato y no tenía ningún sentido continuar y por eso decidí dimitir. En este caso estamos hablando de que al presidente le queda un mes. Y repito, no soy sospechoso de ir a favor del señor Bartomeu, que no es nada personal, lo que defiendo es al Barça. Y si revisan la hemeroteca verán que dije lo mismo sobre Joan Laporta en 2008. Yo voté en contra de la moción de censura contra Laporta, que la perdió con un 60% de los votos en su contra y quizá por ética debería haberse ido, pero decidió seguir porque para echarlo se necesitaba un 66% y, al año siguiente, vinieron los mayores éxitos deportivos de nuestra historia.

"Es inviable celebrar ahora esta votación" 

P: ¿Cree que Bartomeu va a dimitir?

R: Pues no lo sé. Es posible que presente su renuncia, pero no tengo ni idea de lo que va a hacer. Lo que sí te puedo decir es lo que haría yo si estuviera en su lugar. Yo no me iría porque no he hecho nada para que me tenga que ir, aunque reconozco que 20.000 socios son muchos socios como para que en la situación actual me pidan que me marche.

P: ¿Cuál cree que es el legado que deja Bartomeu al Barça?

R: Los éxitos deportivos no hace falta que los recuerde. Ahí están la Champions, las Ligas, un triplete… lo que pasa que, por suerte, en el fútbol los éxitos y los fracasos pasan con una rapidez tremenda. Así que los deportivos no hace falta ni que los explique. Los económicos, hoy ya nadie se acuerda de que el museo que tenemos hoy lo fundó José Luis Núñez, y si no fuese por él, quizá no podríamos disfrutar de este estupendo museo que tenemos. La Ciudad Deportiva, cuando yo me hice con la presidencia era un solar, yo puse la primera piedra, y seguro que ha servido para muchas cosas y seguirá sirviendo. ¿Me lo tiene que agradecer alguien? No, a mí no, al Barça. Porque lo hice con el dinero del Barça. Ese es mi legado, por ejemplo. Y Bartomeu, a parte de los temas deportivos, yo creo que en los temas económicos, salvo este último curso, hizo las cosas bien: arrastraba un superávit de 200 millones de euros. La única cosa que se le puede reprochar es que algunos fichajes no han dado el resultado que se esperaba y que económicamente no han sido rentables. Pero también hace 10 años se fichaban jugadores que luego no funcionaban… esto es el fútbol.

P: A menudo se compara la gestión de Bartomeu con el dinero de Neymar, fichando a Dembelé, Coutinho y luego Griezmann, con la gestión que usted hizo del dinero de Figo, fichando a Overmars y Petit…

R: Bueno, primero quiero decir que lo que me pasó a mí no le volverá a pasar a nadie. Porque yo entré a gobernar un 1 de agosto, en pleno mercado, y me encontré con la operación de golpe. Esto ya me encargué de poner en los estatutos que no se hagan elecciones en esa fecha. ¿Qué tendría que haber hecho yo? Decir: "Paciencia, yo acabo de entrar de presidente. Me acaban de quitar con nocturnidad, alevosía e ilegalidad a Luis Figo, tengo el dinero para poder fichar pero no tengo que precipitarme". Pero el socio me habría dicho “oiga no, usted tiene experiencia –de 22 años– y por eso le hemos votado”. Yo no me podía poner a discutir con 160.000 socios sobre mi experiencia. Hice cosas que no tendría que haber hecho. Y el presidente Bartomeu, pues también ha tomado decisiones que me han desconcertado: Primero Zubizarreta, luego Robert, Pep Segura, Abidal, Planes… antes estaba Txiki… demasiados responsables deportivos. Ahí es dónde no hemos sido capaces. Y el nuevo presidente será muy importante que explique no tanto quién es él, sino quién es su equipo. Quizá sí se han hecho fichajes que no se tendrían que haber hecho. Como Coutinho, que pagas un dineral por él, luego sale a precio de risa porque no sirve, ahora vuelve y resulta que es el mejor… y está claro que la salida de Neymar no nos favoreció en absoluto, ni en la forma ni en el fondo. Nos perjudicó mucho. Yo no me hubiera cargado a Valverde. Lo hubiese aguantado hasta final de temporada, porque era mejor opción que Setién, pero ellos consideraron que sí. Yo también me equivoqué cuando volví a apostar por Van Gaal, y no porque no fuese un buen entrenador, sino porque seguramente segundas partes en el fútbol no son buenas. No era el momento y me equivoqué. El que tiene que tomar decisiones, se equivoca.

"Con Koeman la han acertado"

P: ¿Cree que en caso de seguir Bartomeu, también podrían venir éxitos deportivos este año? Usted conoce bien a Koeman, ¿le parece una buena apuesta?

R: Sí. Con Koeman la han acertado. Y porque empatamos con el Sevilla. Si hubiésemos ganado al Sevilla seríamos Hollywood, porque así es el Barça. No somos Hollywood porque al final empatamos con un equipo que venía de competirle la Supercopa al Bayern, pero lo que sí que se huele es que se ha puesto orden y que Ronald Koeman ha venido para cuadrar a un gran equipo, que lo tenemos.

P: ¿Tocaba poner orden?

R: Venimos de una época en que se había ganado todo y cuando se gana todo, a los jugadores hay que tenerles un respeto porque son las personas que te han hecho ganarlo todo. Por lo tanto, hay que tener mucho respeto, pero llega un día que hay que tomar una decisión y que, poco a poco, hay que ir cambiando. También es verdad que el mandato termina. Cuando yo entré en el Barça cambié los estatutos, fue lo primero que hice cuando entré en el club. Llamé a un gran profesional como Vilaseca y cambié los estatutos para que no se pudiesen estar más de dos mandatos en la presidencia aunque podría haber pensado en estar otros 22 años, igual que Núñez. Pero los cambié a dos mandatos antes de saber si yo era la persona idónea o no. No sabía todavía si tendría éxito. Quizá el hecho de que se acabe el mandato ayuda ahora a Bartomeu a tomar una serie de decisiones que son difíciles, pero son por el bien del Barça.

 
Hoy destacamos