Palco

Maqueta digital del nuevo San Siro / EFE

Maqueta digital del nuevo San Siro / EFE

El macroproyecto del Inter y el Milan que eclipsa al Espai Barça

San Siro será derrumbado en los próximos años y ambos equipos se mudarán a una nueva casa

Oriol Quintana @urikingkat

10.12.2019 13:52h Actualizado: 10.12.2019 13:59 h.

2 min

¿San Siro o Giuseppe Meazza? Dos nombres y un mítico estadio. La que es casa de Milan AC e Inter de Milán será derrumbada en los próximos años y ambos clubes se mudarán a una nueva casa, justo al lado de la ubicación del actual. Está previsto que, en el año 2024, esté todo listo.

El estadio milanés es propiedad de la ciudad y, desde sus inicios, acordaron que fueran los dos clubes más grandes de la zona quienes disputaran sus partidos en su césped. Fue inaugurado en 1926 y consideran que ha llegado el momento de modernizar la zona y sacar el máximo potencial a ambos clubes.

Hasta 1935, cuando se le transfirió al gobierno municipal, fue el estadio del Milan AC. En 1947, el Inter se mudó allí y en 1980 fue rebautizado por sus aficionados neroazzurri como Giuseppe Meazza, un exfutbolista que ganó dos veces la copa del mundo con la selección italiana y visitó la camiseta de los dos equipos.

Un coliseo ultramoderno

El proyecto de un nuevo estadio fue impulsado por el Milan AC y se ubica a pocos metros del estadio actual, que será reemplazado por edificios. Hay dos posibles diseños: uno que se basan en las líneas del Duomo milanés, el gran edificio de la ciudad, y otro más moderno con dos anillos entrelazados. El objetivo es crear un coliseo ultramoderno.

Completamente avalado por el Ayuntamiento de Milán, se espera que la zona del nuevo estadio se convierta en un centro económico, deportivo y de diversión con el fútbol como protagonista. La obra la realizarán los equipos de arquitectos Popoulous o Manica Cmr Sportium.

Estas se iniciarán cuanto antes pues hay una fecha de inauguración marcada: el año 2024. El gobierno milanés quiere que los Juegos de Invierno de 2026, que se disputan en la capital de la Lombardía, hagan la ceremonia de inauguración en el nuevo San Siro, aunque siempre queda el comodín del viejo.

1.200 millones de euros de inversión

El Inter de Milán y AC Milan presentaron un proyecto técnico de viabilidad económica de la obra según el cual invertirán 1.200 millones de euros entre los dos a cambio de 90 años de concesión, para construir el nuevo campo y financiar la creación de espacios de ocio. “Este proyecto es esencial para catapultar el fútbol de la ciudad de Milán a la élite europea y mundial”, comentaban en un comunicado.

Sorprende la cifra desorbitada del nuevo estadio milanés. Duplica el precio de otras grandes obras como serían el Espai Barça, cifrado en 685 millones de euros. El Real Madrid, por ejemplo, también en plena renovación del Santiago Bernabéu, invertirá 796,5 millones de euros.

El Espai Barça, en una imagen de archivo / FC Barcelona

El Espai Barça, en una imagen de archivo / FC Barcelona

Proyecto sostenible e innovador

El proyecto no quiere centrarse solamente en la construcción de un estadio de fútbol. Quieren construir un espacio más sostenible, menos ruidoso y generador de ingresos. Se emplearán más de 3.500 personas y contará con más palcos VIP y zonas hospitality para los partidos.

Una de las sorprendentes medidas es que ambos clubes han decidido rebajar la capacidad del estadio, de 80.018 asientos a 47.300 personas pues “es el promedio de espectadores en los últimos 10 años”. Sí que se aumentarán los palcos privados: del 4 al 15 por ciento. “Los espacios VIP no sacrificarán el objetivo de ofrecer un estadio accesible para todos”, comentaron.

 

Hoy destacamos