Palco

Masferrer con Bartomeu en una imagen de archivo / Redes

Masferrer con Bartomeu en una imagen de archivo / Redes

Masferrer no es el único ejecutivo tocado en el Barça

El asesor del presidente está suspendido de sus funciones hasta nueva orden

Pau Beya Acero @pbeya96

05.03.2020 00:35h Actualizado: 05.03.2020 10:34 h.

2 min

Aunque ha quedado en un segundo plano por las polémicas imágenes de Eder Sarabia en el Santiago Bernabéu, el caso de las redes sociales sigue coleando en Can Barça. El Barçagate sigue en estudio y se espera que la auditoría externa de Price Waterhouse ayude a esclarecer la situación.

Hasta entonces, Jaume Masferrer seguirá apartado de sus funciones. En un primer momento se dijo que fue petición de un grupo de directivos, pero este miércoles el diario Sport ha asegurado que fue el propio director del área de presidencia quien lo solicitó. Bartomeu habría escuchado su petición y la habría aceptado.

Sea como sea, la realidad es que el hasta ahora asesor del presidente está contra las cuerdas. Es el gran señalado como culpable del caso de las redes sociales. Está tocado. Y no es el único ejecutivo que está en esa situación. Òscar Grau, aunque por un motivo diferente, tampoco pasa por su mejor momento como CEO del FC Barcelona.

¿Mejor CEO del año?

Y es que su gestión económica no es tan idónea como puede parecer. El director general también tiene parte de responsabilidad, sea mayor o menor, en la planificación deportiva. Si el club azulgrana no ha podido incorporar a algunos de los jugadores que necesitaba, como Rodrigo Moreno, es porque no había efectivo en las arcas. Aunque el propio Grau lo haya negado

Imagen de archivo de Òscar Grau y Eric Abidal / EFE

Imagen de archivo de Òscar Grau y Eric Abidal / EFE

La delicada situación económica por la que pasa la entidad, pendiente de poder cuadrar las cuentas el 30 de junio, es en gran parte responsabilidad suya. No deja de ser el máximo ejecutivo del FC Barcelona. Por mucho que la escala salarial se haya descontrolado, o que se haya pagado de más por ciertos futbolistas, algo que podría escapársele en un primer plano, fue él quien dio el visto bueno a las operaciones.

Fue nombrado mejor CEO del año por El Economista, de la misma forma que ganó el premio a mejor gestor deportivo por la Asociación Catalana de Gestores Deportivos, pero aún tiene mucho por demostrar. De nada sirven estos galardones si luego el club tiene que atarse el cinturón y no puede reforzar la plantilla del primer equipo como debería.

El lío con el vestuario

Aunque queda muy lejos, cabe recordar que Grau se las tuvo con el vestuario hace cerca de tres años. Por aquel entonces, aún con Luis Enrique en el banquillo, el director ejecutivo, en relación con la renovación de Messi, señaló que "hay que mantener la cabeza fría y no perder el sentido".

Lionel Messi, capitán del Barça, arrodillado en el césped del Bernabéu en el último clásico / EP

Lionel Messi, capitán del Barça, arrodillado en el césped del Bernabéu en el último clásico / EP

Esas palabras no tuvieron respuesta por parte del 10, pero sí de Luis Suárez: "Hay que renovar a Messi, no tener sentido común". En la misma línea se expresó Luis Enrique, que aseveró en rueda de prensa que "Messi es el jugador más decisivo de todos los tiempos".

A todo esto hay que añadir el pobre papel que jugó Grau en las negociaciones con Xavi. Era el encargado, junto con Eric Abidal, de tratar de convencer al egarense para que tomara las riendas del primer equipo. Tras mucho sopesarlo, la leyenda culé no terminó de verlo claro y declinó la oferta.

 

 
Hoy destacamos