Palco

Los jugadores del Barça celebran un gol frente al Huesca / EFE

Los jugadores del Barça celebran un gol frente al Huesca / EFE

El prohibitivo límite que pone en riesgo al Barça

Las renovaciones y los fichajes son la principal preocupación de la secretaría técnica azulgrana, pero el aumento de la masa salarial pone en jaque cumplir con las recomendaciones de La Liga

Claudia Granja @c_granjafranch

14.09.2018 17:26h

3 min

El Barça ha dejado clara sus intenciones este verano. El club quiere continuar con su reinado en La Liga y la Copa del Rey --siete y seis respectivamente en la última década-- y además, volver a alzar la Champions League. El club ha dejado de lado el 'Espai Barça', aprobado en 2014 y que incluye la remodelación del Camp Nou, para poder invertir en un mercado cada vez más competitivo. 

La gestión ha sido buena. Salidas que han traído capital y fichajes a buen precio que han dejado un superávit de cinco millones de euros en las arcas azulgranas. La remodelación de la plantilla sigue en curso. Con las incorporaciones de Arthur, Lenglet, Arturo Vidal y Malcom, la dirección deportiva continúa en búsqueda de refuerzos de cara al mercado de invierno y el próximo verano. Existe un 'overbooking' de jugadores en el centro del campo, pero rejuvenecer a la plantilla es fundamental. Las 'vacas sagradas' ya han cumplido los 30 y pese a que no se cuestiona su nivel, el Barça debe prepararse.

Salarios demasiado elevados

En este sentido y una vez cerrado el mercado de fichajes, el Barça se ha puesto manos a la obra con las renovaciones. El primero debe ser Sergio Busquets. Segundo capitán de la entidad y un indiscutible en el once. El acuerdo entre el club y el jugador está cerrado y en los próximos días debería anunciarse un nuevo acuerdo. Lo mismo que ha ocurrido con Ivan Rakitic. El club ha querido blindarle tras el interés del PSG este verano y el jugador espera un gesto del club con un aumento salarial. También está pendiente Jordi Alba, que estaría perdiendo la paciencia con tanta demora. 

Estas renovaciones implican aumentos de emolumentos. Los jugadores que se encontraban en el tercer escalafón, pasarán al segundo o primero y el Barça está poniendo en riesgo el presupuesto y las normas que impone La Liga en este sentido. El pasado verano el coste del equipo respecto a los ingresos del club estaban en un ratio de máximo peligro (84%). Un año después no ha cambiado nada. A las renovaciones de Busquets y Rakitic, se añade el salario de Messi, Piqué, Sergi Roberto, Umtiti y Coutinho. 

Los veteranos tiene fichas muy elevadas dados sus galones en la entidad y el nivel que han ofrecido los últimos años. En las oficinas tampoco tienen otro remedio; llegar a acuerdos y conseguir capital desde los patrocinios y las ventas de otros jugadores. Entienden que si quieren mantener a los mejores en el club también deben pagarles un sueldo acorde a su nivel. Especialmente con gigantes económicos como el PSG, la Juventus o la mayoría de grandes de la Premier League

Sin límite, pero con precaución

Afortunadamente, para el Barça, La Liga no impone un límite salarial a los equipos, pero sí realiza un estudio económico de recomendaciones para el bien de las entidades de primera y segunda división y su solvencia. La Liga ha hecho pública una lista con el presupuesto máximo que no deberían superar los clubs que militan en estas categorías --en millones de euros-- en la que se incluye el gasto en jugadores, primer entrenador, segundo entrenador y preparador físico del primer equipo (plantilla inscribible según el Artículo 38 de las Normas de Elaboración de Presupuestos). Este límite incluye además el gasto en filiales, cantera y otras secciones (plantilla no inscribible, según se define en el Artículo 38 de las Normas de Elaboración de Presupuestos). Tampoco significa que ese presupuesto deba ser consumido en su totalidad, pero es una recomendación.

Una infografía del límite de gasto de los clubs de la Liga

Una foto de la infografía de la La Liga sobre el límite de gasto recomendado

Tal y como se aprecia en la infografía, el Barça tiene un tope de casi 633 millones de euros. Una cifra que supera casi 70 millones a la del Real Madrid. De hecho, es el club que más capacidad económica tiene por segundo año consecutivo. La recomendación de La Liga es que los salarios no traspasen el 70% del presupuesto --algo que no cumple el Barça-- pero no impone un tope marcado. Cada equipo propone un límite que quiere cumplir según sus intereses económicos y objetivos de futuro. 

¿Entonces, por qué el Barça tiene 66 millones más?

Tras presentar estas cifras y ser aprobadas por el Órgano de Validación de la patronal, el Barça cuenta con más capital disponible por varios factores. En primer lugar, viene de ganar la Liga por lo que ha percibido más ingresos por los derechos televisivos --914 millones por 751 del Madrid-- y amplió un contrato con Nike en 2016 por 105 millones de euros netos año, algo que todavía está negociando el Madrid con Adidas, la marca que le esponsoriza y por el que ingresa 40 millones de euros al año. Además, el Barça vendió a Neymar por 222 millones de euros, algo que ha mantenido las cifras en positivo este verano y que tiene más secciones donde también tiene ingresos.

 
Hoy destacamos