Palco

Ousmane Dembelé, viajando a Estambul con la concentración del Barça / FCB

Ousmane Dembelé, viajando a Estambul con la concentración del Barça / FCB

Todos los números de Dembelé en el Barça: deportivos y económicos

El francés está a una semana de quedarse en el paro si no renueva con el club azulgrana

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

23.06.2022 23:41h

3 min

El fútbol está lleno de historias de éxitos, de fracasos.... Y luego está la de Dembelé. Un 26 de agosto de 2017, el entonces presidente Josep Maria Bartomeu anunció el fichaje de un joven crack francés a quien muchos empezaron a comparar con Neymar Jr. El brasileño acababa de traicionar al club para fugarse al Paris Saint-Germain, y el barcelonismo necesitaba una nueva cara ilusionante con la que sanar una herida demasiado dolorosa. La MSN se había roto y, aunque Leo Messi y Luis Suárez seguían en la plantilla, la delantera del Barça ya nunca más volvió a ser lo mismo.

Tras haber recibido el pago de los 222 millones de cláusula de rescisión de Neymar Jr, el FC Barcelona desembolsó 105 kilos fijos y 40 más en concepto de variables para traer a Ousmane Dembelé. Un futbolista que por aquel entonces tenía 20 añitos, y que el verano anterior habría costado únicamente 15 millones si el Barça le hubiese fichado procedente del Rennes y no del Borussia Dortmund. Los alemanes se aprovecharon de la lluvia de billetes que había recibido el Barça, además de la inflación del mercado, para pedir una cantidad exagerada por el francés. La jugada les salió bien.

Un contrato demasiado inflado

En los últimos cinco años, El Mosquito ha disfrutado de un contrato de estrella consagada pese a no haber pasado de eterna promesa. A la espera de terminar contrato con el FC Barcelona este próximo 30 de junio, el atacante de 25 años cobra aproximadamente un salario bruto de 12 millones de euros fijos, sin contar los bonus.

El Barça, sin ir más lejos, urdió en los últimos partidos de Liga una estrategia económica y deportiva para no abonar un dinero extra a Dembelé. El club presidido por Laporta, que estuvo con el ojo avizor, evitó pagar al futbolista galo 1,25 millones de prima salarial por ser titular en el 60% de los partidos esta temporada 2021-22. Dembouz apenas dispuso de minutos en los dos últimos compromisos ligueros, y problema resuelto. A pesar de todo, cuando expire su contrato el jugador podrá fardar de haber cobrado más de 60 millones de las arcas del Camp Nou.

Dembelé, posando, durante una sesión de fotos / Instagram

Dembelé, posando, durante una sesión de fotos / Instagram

Una operación de unos 200 millones en total, contando el precio fijo que pagó el Barça por él, además del salario y las variables que se le han ido abonando a lo largo del último lustro. En términos deportivos y pese al buen rendimiento que ha ofrecido en la segunda parte del último curso, no puede decirse que el fichaje de Dembelé le haya salido rentable al cuadro azulgrana. Y sin embargo, tampoco ha sido un desastre total; más bien, un foco de sensaciones agridulces.

Las contradicciones de Dembelé

El futbolista francés ha disputado 150 compromisos con el FC Barcelona, en los que ha marcado 32 goles y ha repartido 34 asistencias. Números que no son desdeñables, pero que no se acercan ni por asomo a las cifras goleadoras y pasadoras de Neymar Jr durante su periplo en el equipo culé. 13 de esas 32 asistencias, por cierto, las ha repartido en la segunda mitad de la última temporada 2021-22, ya sin problemas físicos y habiendo mostrado su mejor juego con la elástica azulgrana. Un rendimiento que, aun así, ha sido irregular y lleno de claroscuros, debido a la mala toma de decisiones y a la poca efectividad del futbolista pese a las ocasiones generadas.

Gavi y Luuk felicitan a Dembelé tras marcar el primer gol del Barça en Sydney / FCB

Gavi y Luuk felicitan a Dembelé tras marcar el primer gol del Barça en Sydney / FCB

Que Dembelé es un futbolista con talento a raudales y capacidad para desequilibrar a las defensas por ambas bandas es algo ya sabido desde hace tiempo. Durante su estancia en el FC Barcelona, no obstante, ha sufrido hasta nueve lesiones de relativa importancia que le han llevado a disputar tan sólo 150 duelos en cinco campañas.

Ahora, justo cuando parece haber madurado física y mentalmente, finaliza su vínculo contractual con el Barça. Y él quiere quedarse, pero sigue insistiendo en que le hagan una mejor oferta de la que puede --y quiere-- realizar el club azulgrana en estos momentos. De hecho, se está hablando de que hoy por hoy, el Barça ni siquiera renovaría al jugador por las cantidades que le ofreció en su última propuesta, sino por cifras menores al tener la sartén por el mango. No hay duda de que Dembelé, siga o se marche definitivamente del FC Barcelona, generará siempre sensaciones contradictorias al barcelonismo. Mal síntoma...

 
Hoy destacamos