Universo Blaugrana

Los futbolistas del FC Barcelona celebran con la afición la victoria en semifinales de Copa del Rey / EFE

Los futbolistas del FC Barcelona celebran con la afición la victoria en semifinales de Copa del Rey / EFE

Barça, contigo empezó todo

El Real Madrid no se pudo reponer de la debacle sufrida en los clásicos

Pau Beya Acero

07.03.2019 18:10h

3 min

El Real Madrid acabará la temporada sin títulos por primera vez desde 2015. Por aquel entonces, era algo inesperado viendo el inicio de campaña del conjunto blanco: ganó hasta 22 encuentros consecutivos y llegó a sacarle cuatro puntos al FC Barcelona y siete al Atlético de Madrid en la lucha por la Liga.

Todo se torció el 7 de febrero. Los de Carlo Ancelotti visitaron el Vicente Calderón para enfrentarse a los colchoneros con las bajas de jugadores tan importantes como Ramos, Marcelo, Modric James. Cayeron 4-0 con tantos de Tiago, Saúl, Griezmann Mandzukic, aunque lo que más recuerdan los madridistas de ese día fue lo que sucedió a altas horas de la noche.

Cristiano Ronaldo celebró ese día su 30º aniversario, en el que acudieron algunos futbolistas de la plantilla y también el cantante Kevin Roldán. Ese festejo trajo mucha cola y esa temporada el Real Madrid acabó desbaratando la ventaja en Liga, cayendo en semifinales de la Champions ante la Juventus de Turín y, de regalo, vio como el Barça se alzaba con el triplete. En la celebración de dicho logro, Gerard Piqué pronunció la recordada frase "Kevin Roldán, contigo empezó todo".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

JR & CR7 ♛

Una publicación compartida de Ronny Kevin Roldan KR ♛ (@kevinroldankr) el

Una oración que se podría repetir actualmente sustituyendo el nombre del artista por el de "Barça". Y es que el club azulgrana acabó con las aspiraciones de los blancos en Liga Copa del Rey y los dejó muy tocados, tanto anímica como físicamente, de cara al encuentro de vuelta de octavos de final de la Champions League contra el Ajax.

Las semifinales de Copa del Rey

El primer batacazo llegó en las semifinales del torneo copero. Con la Liga muy lejos, el Real Madrid estaba a dos partidos de ganar una competición que no logra desde el año 2014. Que el partido de vuelta se disputara en el Santiago Bernabéu tras el 1-1 del encuentro de ida hacía pensar que los de Chamartín eran favoritos para llegar a la final.

Ciertamente, el conjunto blanco fue superior durante los 90 minutos y pudo haber sentenciado la eliminatoria en la primera parte. Pero de nada valió el juego pues al finalizar el duelo el marcador señalaba un 0-3 favorable al FC Barcelona que desprendía la sensación de que los azulgranas, más que por merecimientos, habían ganado por inercia, por costumbre.

Adiós a la Liga

Tres días después se celebró el segundo clásico consecutivo. En esta ocasión, en motivo de la 26ª jornada de Liga. Los blancos llegaban al encuentro nueve puntos por debajo del eterno rival. Era su última oportunidad para reengancharse a la lucha por el título.

Una foto de Messi, Rakitic y Sergi Roberto celebrando el gol en el clásico / EFE

Messi, Rakitic y Sergi Roberto celebrando el gol del croata en el clásico / EFE

Los futbolistas del Real Madrid llegaron muy tocados anímicamente y, en esa ocasión, el conjunto azulgrana sí que fue superior. Si el miércoles lo impactante fue el resultado, el sábado lo fue el juego. El Barça se marchó del Bernabéu con una ventaja de 12 puntos respecto a los de Chamartín, que se despidieron de la Liga.

El Ajax, la estocada final

Tres días después, se volvían a jugar la temporada. Ahora, definitivamente. Llegaban al encuentro de vuelta de los octavos de final de la Champions League con una gran ventaja (1-2) y ante un rival, el Ajax, que a priori era de los más modestos de la competición. Empezó el partido y las dos derrotas frente al FC Barcelona parecían olvidadas, pero con el gol de Ziyech en el 7' volvieron todos los fantasmas.

El tanto de Neres en el 18' dibujó un poema en la cara de los futbolistas del Real Madrid. Se temían la debacle. Y el miedo es el peor acompañante para afrontar una situación complicada. Los tantos de Tadic Schone sentenciaron la eliminatoria y confirmaron el desastre: la temporada del tricampeón de Europa había acabado en marzo.

Una foto de los jugadores del Ajax celebrando la clasificación a cuartos de final de la Champions League en el Santiago Bernabéu / EFE

Los futbolistas del Ajax celebrando la clasificación para cuartos de final / EFE

El componente anímico fue el más importante, pero no hay que olvidar el aspecto físico. Ocho jugadores del Real Madrid fueron titulares en los tres encuentros. Solo Courtois Lucas Vázquez (por Keylor Navas Bale) pudieron descansar en Copa Liga respectivamente. Y Ramos, que estaba sancionado para la vuelta de octavos de la Champions. Eso provocó que los futbolistas blancos llegaran al duelo frente al Ajax con la lengua fuera y no tuvieran el fondo físico que sí tuvo el cuadro holandés, tan necesario en la máxima competición europea.

 

 

Hoy destacamos