Universo Blaugrana

Celebración del gol de Arnaiz en el Barça - Osasuna / EFE

Celebración del gol de Arnaiz en el Barça - Osasuna / EFE

Un crack rechazado por el filial consuma su venganza contra el Barça

Un exjugador azulgrana condenó a un equipo que tiró la toalla antes de exprimir todas sus opciones

Redacción Culemanía @culemanias

17.07.2020 16:43h

2 min

El Barça consumó su desastre este jueves contra el Osasuna. Los azulgranas necesitaban ganar su partido y que el Madrid no lo hiciera contra el Villarreal para seguir vivos en la Liga. Sin embargo, sucedió todo lo contrario y los madridistas se proclamaron campeones de la competición. En el caso azulgrana, además, se cumplió el maleficio del ex. Los navarros abrieron la lata con un gol de Jose Arnaiz, delantero que militó en el Barça la temporada 2017/18.

Arnaiz fue de aquellos jugadores que el club fichó con 22 años para el filial pero con proyección para el primer equipo. Su curso fue relativamente bueno y con el Barça B marcó seis goles en los 20 partidos que disputó. Además debutó en el Barça dirigido por Valverde y anotó tres dianas en cinco encuentros, por lo que fue un nombre que despuntó.

Arnaiz celebrando un gol con el Barça / FCB

Una lesión en el peor momento y empezar de cero

Sin embargo, una pubalgia le frenó su progresión y al término de aquella temporada fichó por el Leganés a cambio de cinco millones de euros más otro medio millón en variables y una opción para un futuro traspaso y de recompra. De este modo, él mismo admitió en Sport poco después de salir del Barça que “fue muy duro. Un día estaba entrenando y me encontraba muy fuerte y el día siguiente no me podía ni mover”.

Todo esto, además, sucedió cuando Valverde estaba confiando en él. “Me dio una oportunidad y la estaba aprovechando hasta que la lesión me lo impidió. Valverde estaba muy contento conmigo y siempre se mostraba muy cercano”, aseguró.

Su último partido con el Barça, por lo tanto, fue con el filial en el 10 de febrero del 2018. Arnaiz no pudo volver a jugar hasta el noviembre en un partido amistoso y el regreso en un encuentro oficial no fue hasta el enero de 2019. De este modo el delantero estuvo casi un año parado justo en una etapa en la que los futbolistas necesitan minutos para crecer.

Arnaiz en su etapa en el Leganés / EFE

En su primera temporada solo jugó ocho partidos con el Leganés. Este curso lo empezó en el club madrileño siendo una pieza importante pero en el mercado de invierno se fue cedido al Osasuna donde ya acumula dos goles en 13 partidos de Liga. El acuerdo de la cesión fue hasta final de temporada. Su futuro, sin embargo, es incierto ya que seguramente el posible descenso del Leganés tendrá un peso importante en su toma de decisiones.

 
Hoy destacamos