Universo Blaugrana

El capitán del Barça, Leo Messi, sonríe tras marcar un gol / EFE

El capitán del Barça, Leo Messi, sonríe tras marcar un gol / EFE

Dembelé, Coutinho y el Top Secret para hacer feliz a Messi

La cúpula azulgrana intentará dar salida a los dos atacantes para reforzar la plantilla con un fichaje estelar

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

28.02.2020 18:00h Actualizado: 28.02.2020 18:05 h.

3 min

En el terreno de juego, el Barça sigue trabajando con la filosofía de partido a partido con el objetivo de conseguir un gran resultado esta temporada. Tras el empate en San Paolo ante el Nápoles, consiguieron cierta ventaja para clasificarse para los cuartos de final de la Champions League; y el próximo domingo, intentarán dar un golpe sobre la mesa en la Liga con un triunfo clave en el último clásico del curso en el Santiago Bernabéu. 

No obstante, en los despachos y en la sombra ya se empieza a trabajar de cara al curso que viene. En la cúpula culé son conscientes que la planificación de la actual temporada no ha sido la más eficiente, algo más que evidente teniendo en cuenta que Quique Setién cuenta actualmente con solo 15 fichas del primer equipo. Incluso algunas vacas sagradas del vestuario, como Leo Messi o Sergio Busquets, criticaron la situación actual, y el hecho de tener una plantilla tan corta

Bartomeu con Abidal en una imagen de archivo / Redes

Bartomeu con Abidal en una imagen de archivo / Redes

En este sentido, Eric Abidal tiene órdenes de que este error no vuelva a repetirse, y conseguir para el año que viene un equipo a la altura de las exigencias, y que consiga hacer feliz a Leo en sus últimos años de carrera. Y es que, aunque el argentino ha defendido en más de una ocasión que el Barça es su casa, siempre ha insistido en que su prioridad es tener un equipo competitivo que aspire a todo. 

Dos fichajes bomba

La dirección técnica tiene marcados en rojo a dos fichajes bomba para la temporada que viene. El primero es el heredero de Luis Suárez en la delantera, Lautaro Martínez. Un jugador que ya ha demostrado su compenetración en la albiceleste con Messi, y que se muere de ganas de coincidir con el rosarino y disfrutrar de sus últimos años de magia. El Barça está dispuesto a hacer una gran inversión (su cláusula es de 111 millones de euros) por su gran apuesta como referencia ofensiva en un futuro.

Por otra parte, todo hace indicar que Rakitic y Arturo Vidal, que acaban contrato en 2021, saldrán del Camp Nou este verano. En el club no están muy por la labor de renovarlos, e intentarán traspasarlos antes de dejar que se marchen gratis.

El gran deseo del Barça para reforzar el centro del campo tras su marcha, es el jugador del Nápoles Fabián Ruíz. Media Europa va detrás del internacional español, que reúne un físico privilegiado con una gran calidad. Sin embargo, su buena relación con Quique Setién, el técnico que le dio su primera oportunidad a nivel profesional, podría ser el argumento que convenciese a Ruíz de llegar al Camp Nou. Su traspaso podría cerrarse sobre los 70 millones de euros. 

No obstante, estos dos fichajes que baraja el club son por pura necesidad. Necesitarán nuevos futbolistas para ocupar las carencias estructurales que está mostrando el equipo está temporada. Sin embargo, Josep María Bartomeu también intentará conseguir el próximo verano un movimiento histórico que permta formar una delantera de fantasía, y traiga la felicidad a Messi. 

El as en la manga de Bartomeu

Pese al comportamiento que está teniendo estos últimos años, y las denuncias que está intermponiendo al club culé, el Barça sigue teniendo en el punto de mira la vuelta de Neymar al Camp Nou. El brasileño ya ha mostrado su interés en regresar, y aunque muchos directivos no entienden su actitud, sí coinciden en que es un jugador determinante y que puede ser una pieza importante durante los próximos años. 

Josep María Bartomeu sabe que Messi le quiere de vuelta. Y es por eso que intentará acabar su mandato por todo lo grande, con su incorporación para hacer feliz al argentino. Desde el conjunto azulgrana saben que les será imposible llegar a las exigencias económicas del Paris Sant Germain, y es por eso que cuentan con un as en la manga para intentar convencer al equipo parisino. 

La confianza por parte de la directiva en Coutinho, que volverá en verano tras su cesión al Bayern de Munich; y Dembelé, ha desaparecido. Son conscientes que su etapa en el Barça está prácticamente acabada y que difícilmente amortizarán su fichaje. No obstante, eso no quiere decir que no sean útiles. Siguen teniendo mucho mercado y podrían ser piezas importantes para conseguir a Neymar

Una foto de Dembelé y Coutinho durante un partido del Barça / Twitter

Una foto de Dembelé y Coutinho durante un partido del Barça / Twitter

Por tanto, el gran plan de Bartomeu el próximo verano para hacer feliz a Messi es ofrecer al PSG a los dos jugadores, e incluso Rakitic también podría entrar en la operación, para conseguir al astro brasileño por un precio mucho menos prohibitivo. Porque, pese a su comportamiento, Neymar sigue siendo uno de los mejores jugadores del mundo y de los pocos que podría hacer disfrutar a Messi en la parte final de su carrera. 

 
Hoy destacamos