Universo Blaugrana

Ansu Fati desconfía de los servicios médicos del Barça hasta para su recuperación | EFE

Ansu Fati desconfía de los servicios médicos del Barça hasta para su recuperación | EFE

La extirpación de menisco puede acortar la carrera de Ansu Fati

Tras los últimos contratiempos, finalmente el atacante de Guinea-Bisáu ha apostado por la opción más rápida pero más arriesgada

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

08.05.2021 03:10h Actualizado: 08.05.2021 03:10 h.

2 min

El futuro de Ansu Fati preocupa, y mucho, en el FC Barcelona. El joven atacante de Guinea-Bissau se rompió el menisco el pasado mes de noviembre. Seis meses después, todavía no vez la luz al final del túnel, tras apostar durante este tiempo por un planteamiento conservador.

Tanto su entorno como los médicos del club decidieron evitar a toda costa la extracción del menisco interno de su rodilla izquierda. Para ello, trataron se suturar la herida producida en el menisco. Sin embargo, su cuerpo no reaccionó bien a esta solución. Cada vez que se incrementaban la carga, la zona se volvía a inflamar hasta generarle dolor. 

Ansu Fati, tras caer lesionado contra el Betis | EFE

Ansu Fati, tras caer lesionado contra el Betis | EFE

Se le realizaron hasta tres operaciones, pero la situación no mejoró. Lo que ha llevado finalmente tanto al Barça como al futbolista a apostar por decisiones de urgencia. Este jueves, la perla blaugrana viajó a Oporto, donde el doctor de la selección portuguesa, José Carlos Noronha, le realizó una artroscopia de revisión en su rodilla izquierda. No obstante, y aunque el club no lo ha confirmado de forma oficial, en esta intervención también se le habría extirpado parte del menisco afectado. Una decisión que puede tener contratiempos importantes a largo plazo para la carrera del joven futbolista. 

Un 70% de posibilidades de artrosis

¿Qué consecuencias puede tener para un futbolista de alto nivel extirparse parte del menisco con solo 18 años? En declaraciones a Culemanía, el reputado traumatólogo Miquel Llobet explicó que acelerará considerablemente su recuperación, y que en un margen de "dos o tres meses" podría regresar a los entrenamientos. Y es que se trata de una medida que ofrece secuelas sobre todo a "medio y largo plazo". 

"En un caso como el de Ansu, esta operación aumenta considerablemente las posiblidades de tener problemas en el cartílago. Y esto puede conllevar, en un 70% de probabilidad, tener artrosis en un futuro", apuntó el Doctor Llobet. En cuanto a su carrera deportiva, también supondrá, según el traumatólogo, que "no pueda aspirar a una trayectoria tan dilatada y al mismo nivel competitivo". Y puso de ejemplo a su compañero Umtiti, también con un preocupante historial de lesiones en sus rodillas: "Como Umtiti, deberá reducir el ritmo y jugar con menos frecuencia". 

Ansu Fati, lesionado de la rodilla | EFE

Ansu Fati, lesionado de la rodilla | EFE

Asimismo, el especialista enumeró las medidas que se deberían tener en cuenta ahora para minimizar los riesgos y alargar al máximo su carrera. "Mantener la musculatura muy fuerte, por encima de sus compañeros; vigilar que no se produzca una desviación de la rodilla, al no tener parte del menisco, a través de constantes análisis, y en caso que pase, colocarle plantillas especializadas", aseguró. Finalmente, la tercera actuación debe ser "cuidar mucho el cartílago, a través de tratamientos biológicos y alimentarios". 

Finalmente, el Doctor Llobet se mostró sorprendido del proceso que ha seguido Ansu Fati, e incluso apuntó que "la rodilla podría tener algo más". "Acertaron al tratar de coser en primera opción, y más en un jugador tan joven, pero no pueden esperar seis meses para extirpar, ya que es el chico el que lo pasa mal".

Hoy destacamos