Universo Blaugrana

Una foto de Neto, portero del Valencia / Twitter

Una foto de Neto, portero del Valencia / Twitter

Los líos internos que condenaron a Neto a ser suplente en el Valencia

Pese al protagonismo que ha tenido durante toda la temporada el cancerbero, la decisión final de Marcelino le obliga a buscar una salida

Claudia Granja @c_granjafranch

20.06.2019 18:53h

2 min

Neto Murara saldrá del Valencia. Su traspaso al Barça, si no se tuercen las negociaciones a última hora, está a días o incluso horas de concretarse. Un intercambio total de cromos entre Neto y Cillessen que, aparentemente, beneficia al Valencia. El neerlandés es un portero contrastado, con bagaje en un gran club, unas cualidades técnicas envidiables --incluso con los pies-- y experiencia internacional.

La edad es casi la misma, al igual que la proyección, pero Neto tiene unas necesidades por cubrir que no cumplirá en el Valencia. Durante toda la temporada ha sido el guardameta titular. En Liga y en Champions ha defendido a los chés, pero la Copa del Rey --el único título conquistado-- quedó destinada para Jaume Doménech.

Una suplencia que la temporada que viene pretendía convertirse en titularidad indiscutible. Un cambio de roles total que el propio Marcelino ha decidido. Solo así se entiende que el carioca haya aceptado la propuesta del club catalán para recalar en el Camp Nou como portero suplente sin discusión posible.

Los motivos

Pese a que Neto ha sido una de las figuras claves durante la temporada, especialmente en la primera vuelta -- donde el Valencia no conseguía perforar las porterías rivales-- algunos episodios internos señalan a un desencanto de Marcelino con el cancerbero que le invitaron a cambiar de opinión. 

Neto, según informan algunos medios, quería seguir en el Valencia, pero Marcelino tenía claro que ante un problema interno la mejor solución es darle salida. La profesionalidad y buen comportamiento que mostró al inicio del curso no se ha prolongado en el último tramo.

Neto Murara en una acción con el Valencia / EFE

Neto Murara en una acción con el Valencia / EFE

Ya el verano pasado su continuidad estuvo en el punto de mira. Neto tenía claro que salir de Mestalla era la solución a sus problemas con el club, pero ni Liverpool, Arsenal, United o Tottenham acabaron de pujar por él. Sin un mejor escenario que el Valencia, decidió quedarse. Ahora, las tornas han cambiado. Al desencanto mostrado por el técnico ché ha provocado una decisión sin retorno: Doménech sería el titular y Neto el portero suplente de Copa..

Una suplencia incomprensible para un jugador acostumbrado a jugar y que prefiere ser carne de banquillo en el Camp Nou que el segundón, con todos los respetos, en el Valencia.  Ahora, el debate se centrará entre Cillessen y Doménech, pero Neto tiene claro que en el Camp Nou la suplencia es comprensible. En Mestalla no.

 

 

Hoy destacamos