Universo Blaugrana

Ter Stegen, en un partido con el Barça | EFE

Ter Stegen, en un partido con el Barça | EFE

Llega la hora de la revancha más fría de Ter Stegen

El guardameta del Barça tiene un importante reto en la Champions League

Ángel Álvarez

08.12.2021 18:29h Actualizado: 08.12.2021 18:29 h.

1 min

Se acerca la hora de la verdad. El FC Barcelona estará visitando la casa del Bayern de Múnich (21:00 horas), en lo que será un compromiso vital para acceder a los octavos de final de la Champions League. Hay muchos condimentos que convierten dicho partido en uno especial, siendo Ter Stegen el protagonista de una de esas historias. El guardameta azulgrana tiene en sus manos una revancha personal contra los bávaros, especialmente contra Manuel Neuer.

Los porteros alemanes han estado, durante mucho tiempo, batallando para hacerse con la titularidad de la selección alemana. En casi todas las decisiones del cuerpo técnico ha salido victorioso el del Bayern, lo que ha generado un malestar en Ter Stegen por sus pocos compromisos con la indumentaria de su país. Se trata de una revancha personal porque el futbolista del FC Barcelona ha estado a la sombra de su compatriota, a pesar de que en varias temporadas exhibió un nivel superior, a tal punto de considerarse como uno de los mejores en su posición en el mundo.

Neuer y Ter Stegen conversando antes de un partido con Alemania / EFE

Neuer y Ter Stegen conversando antes de un partido con Alemania / EFE

Bajo la lupa

Actualmente la situación es bastante diferente. La realidad es que Neuer ha vuelto a recuperar un nivel extraordinario, logrando ser fundamental en la conquista de la Champions League 2019-20. Justamente ese crecimiento del guardameta de 35 años ha coincidido con el enorme bajón del jugador azulgrana, siendo objeto de críticas por el barcelonismo a lo largo de los últimos meses.

En la mayoría de los compromisos, Ter Stegen no ha mostrado la confianza de otras temporadas. No es ese salvavidas que lo ha caracterizado en sus primeros años con el FC Barcelona. Ahora suele recibir goles en las primeras ocasiones del rival y se evidencia que no está tomando las mejores decisiones en cuanto a sus movimientos para atajar esos balones. La noche en Múnich supone una oportunidad para redimirse ante la afición y así demostrar que todavía tiene lo necesario para seguir liderando la portería del Barça.

 
Hoy destacamos