Universo Blaugrana

Messi y Griezmann celebrando el gol con Luis Suárez / FC Barcelona

Messi y Griezmann celebrando el gol con Luis Suárez / FC Barcelona

Messi le devuelve la sonrisa a Griezmann

El delantero francés salió del banquillo y firmó uno de sus mejores partidos como azulgrana

Oriol Quintana @urikingkat

28.11.2019 09:41h Actualizado: 28.11.2019 09:41 h.

2 min

“Aun no entiendo los movimientos de Messi, Suárez y Dembelé”. Estas fueron las palabras de Antoine Griezmann durante el último parón de selecciones. El delantero francés no ha tenido unos meses fáciles en Can Barça, pero cada día se le ve más integrado dentro del vestuario y sobre el verde.

Aunque es el tercer pilar del tridente, este miércoles empezó el partido desde el banquillo, pagando la mala actuación de Leganés. Ernesto Valverde apostó de inicio contra el Borussia Dortmund (3-1) por Ousmane Dembelé, que jugaba contra su exequipo. Empezó muy motivado el encuentro hasta que volvió a caer lesionado.

En el minuto 25 el joven de 22 años se tumbó al suelo y pidió el cambio. Se fue por una lesión muscular y entró en su sitio Griezmann, que dio un aire muy diferente al equipo. Se empezó a combinar más por la izquierda entendiéndose muy bien con el lateral izquierdo Junior Firpo.

De esta manera Griezmann vio puerta ante el Borussia | EFE

De esta manera Griezmann vio puerta ante el Borussia | EFE

En la segunda parte esta conexión se fraguó con Leo Messi, que volvió a firmar una exhibición de pases y asistencias. Justo después del descanso dejó solo al galo en un mano a mano con Burki. Una ocasión que debería haber ido adentro. Lejos de bajar la cabeza, los jugadores del Barça siguieron buscando al francés.

En el 67 tuvo el premio del gol. Cuando más apretaban los alemanes, otro pase del astro argentino dejaba a Antoine Griezmann de nuevo en una situación privilegiada. Esta vez no fallaría. Disparo cruzado, gol y estreno en la Champions. Tras unos meses difíciles en el Camp Nou, el 17 vuelve a sonreír.

La conexión del mate

Leo Messi se entendió muy bien con Luis Suárez, pero también con Griezmann. Parece que el capitán ha olvidado por completo los feos que hizo el francés al Barça y ya lo considera un compañero más. Antes se veía que no lo buscaba tanto como debía. Esto cambió ante el Dortmund. Se buscaron, se encontraron y lo celebraron juntos.

Los compañeros veían que el delantero galo estaba motivado y en buen estado de forma y lo quisieron aprovechar. Frenkie de Jong, el termómetro del juego del Barça, también intentó buscarlo verticalmente en muchas ocaiones. Parece que se está integrando bien y Valverde lo considera clave para los partidos que vienen.

Griezmann abrazándose con Leo Messi ante el Dortmund / FC Barcelona

Griezmann abrazándose con Leo Messi ante el Dortmund / FC Barcelona

“Llegué el verano pasado, la temporada aún es larga como para tener el tiempo necesario para refinar mis automatismos con mis compañeros y dominar mejor los parámetros que corresponden a la filosofía del Barça”, explicó pacientemente el delantero hace una semana. Su momento ha llegado.

El regreso al Wanda

Entre Champions y la crisis de juego ha pasado desapercibido el difícil partido que tienen los culés este domingo. Visitan al Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano y se espera que Griezmann vaya a por todas. Estuvo cinco temporadas con los rojiblancos y su motivación será extrema.

“Siempre es un buen momento -el hecho de marcar- para cualquier jugador que tiene que afrontar un reto complicado (volver al Wanda)”, explicó Ernesto Valverde en rueda de prensa. Parece que Antoine llega a la cita en su mejor estado de forma y de conexión con sus compañeros.

 
Hoy destacamos