Universo Blaugrana

Una foto de Leo Messi durante la rueda de prensa previa a la final de la Copa del Rey / EFE

Una foto de Leo Messi durante la rueda de prensa previa a la final de la Copa del Rey / EFE

Messi pide perdón a la afición del Barça y da la cara por Valverde

El argentino, quien atendió a lo medios antes de la final después de cuatro años sin sentarse en rueda de prensa, protege a Valverde tras el fiasco europeo

Claudia Granja @c_granjafranch

24.05.2019 17:29h

2 min

Leo Messi ejerció de capitán más que nunca en la clausura de la temporada y ante los focos de los que más juzgan: los medios de comunicación. El argentino, quien llevaba cuatro años sin sentarse ante los micrófonos de una sala de prensa, fue la atracción principal de todos los focos –pese a la presencia de Piqué- y capeó el temporal como pudo.

Ejerció de líder y ejecutó el discurso políticamente esperado en el que no menospreció la Copa: "Preparando la final como hacemos con cada partido, con la importancia que tiene por ser una final. Fue una Copa con grandes partidos y hay que darle la importancia que tiene a jugar otra final y poder ganar otro título". Hasta que soltó la bomba de Anfield. Una pregunta que se esperaba con gran expectación y de la que no rehuyo.

"Fue un golpe muy duro el que recibimos tanto yo como todo el vestuario. A todos nos costó levantarnos, como se vio en los siguientes partidos a ese. El golpe fue durísimo, la verdad. Esto es una final, es un título y podemos acabar el año con un doblete".

Valverde, intocable para el vestuario

Más allá de reconocer la culpabilidad de los jugadores en el nefasto partido de Anfield, Leo se atrevió a traspasar una línea que levantará ampollas en el barcelonismo. Protegió por segunda vez al Txingurri y le eximió de toda culpabilidad por lo ocurrido en Champions: "No vi mucho en los medios, pero sí que me dijeron algo de las críticas al míster. Sinceramente, creo que el míster hizo un trabajo impresionante en todo este tiempo. En la eliminación con el Liverpool no tuvo culpa prácticamente de nada" y remachó: "Nosotros somos culpables, sabíamos que no nos podía pasar lo mismo de Roma y nos pasó. Dimos una imagen lamentable. Te puede pasar un año, pero no dos. Todos deseábamos estar en esa final. Lo que pasó es impermitible. El míster tendrá parte de culpa, como todos los que estamos en el vestuario, pero nosotros más". 

Leo se siente a gusto con el técnico extremeño y eso es una situación que impide a la directiva actuar con libertad. Cuenta con el apoyo, al menos de Bartomeu, y con los pesos pesados del vestuario, entre ellos el capitán quien además declaró su voluntad respecto al futuro de Valverde: "Me gustaría que se quedara. Te puede gustar cómo jugamos o no, pero el año pasado hicimos el doblete y quedó manchado por la eliminación de Champions. Este año podemos hacer otro doblete, con otra mancha, pero una mancha mucho más grande. Si te pones a pensar, hemos perdido dos partidos en dos años. Dos derrotas que nos marcaron, pero más allá han sido años buenos", analizó.

Una foto de Leo Messi incrédulo durante el Liverpool - Barça / EFE

Una foto de Leo Messi incrédulo durante el Liverpool - Barça / EFE

Cuestionado por la falta a su promesa en la presentación ante la afición, Leo replicó: "No prometí la Copa, sino hacer todo lo posible. No lo cumplimos. En Liverpool no lo hicimos. Por eso hay que pedir perdón. No por perder, sino por no competir".

 

Hoy destacamos