Universo Blaugrana

Messi observando el público del Camp Nou / Redes

Messi observando el público del Camp Nou / Redes

Peligro Messi: se queda en el Barça a la fuerza

El argentino seguirá a regañadientes en el Camp Nou y esto puede ser un polvorín

Oriol Quintana @urikingkat

09.09.2020 02:01h

2 min

Leo Messi anunció el pasado viernes que se estará una temporada más en el FC Barcelona. Aquí no termina el culebrón, pues el capitán cargó duramente contra la junta directiva de Josep Maria Bartomeu y demostró que la decisión de quedarse la toma a regañadientes dejando claro que su deseo era salir.

El principal motivo por el que el 10 vestirá otro año de azulgrana es porque no ha podido poner fin gratuitamente su vinculación con el club y no estaba dispuesto a salir traspasado. Aunque sus abogados y su entorno insistieron en que el contrato así lo contemplaba, al final tiraron la toalla.

Muchos culés, tras la entrevista de Goal, se preguntan cómo se tomará el astro argentino esta temporada. Claro está que sigue siendo el mejor argumento ofensivo del Barça --31 goles y 26 asistencias la pasada temporada-- y más aún con la salida de su buen amigo Luis Suárez.

Un jugador a disgusto

Anímicamente no es el mejor inicio de temporada para Messi. El uruguayo se incorporará a la Juventus de Turín y también saldrá Arturo Vidal, que lo tiene prácticamente hecho con el Inter de Milán. Tampoco tienen el sitio asegurado como titulares en la plantilla de Ronald Koeman jugadores como Gerard Piqué, Jordi Alba o Sergio Busquets, con quienes también tiene buena relación (normalmente).

Messi, Luis Suárez y Arturo Vidal, en un entrenamiento del Barça / FCB

Messi, Luis Suárez y Arturo Vidal, en un entrenamiento del Barça / FC Barcelona

“Voy a seguir en el Barça y mi actitud no va a cambiar por más que me haya querido ir. Voy a dar lo mejor. Siempre quiero ganar, soy competitivo y no me gusta perder a nada. Siempre quiero lo mejor para el club, para el vestuario y para mí”, comentó el 10 en la entrevista. Un llamamiento al optimismo que cabrá esperar cuando las cosas no vayan rodadas.

Uno de los reproches que más se le han hecho al argentino ha sido que, en momentos clave de la temporada --como los Clásicos o en la Champions League--, no ha aparecido como se esperaba. Si no lo pudo hacer cuando estaba motivado, ¿cómo lo hará ahora que se queda obligado donde no quiere estar?

Que el líder baje los brazos contagia negativamente a todo el equipo y, por ese motivo, hará falta observar sus primeras actuaciones de la temporada con lupa. Saber si de verdad sumará como siempre lo ha hecho hasta ahora o se acomodará. Las dudas están sobre la mesa y ahora es el turno de Leo Messi si quiere disiparlas.

Trabajo para Koeman

En el estado anímico del argentino tendrá un papel crucial Ronald Koeman. El capitán recientemente ha dejado de disfrutar del fútbol como lo hacía antes y los bailes en el banquillo culé han tenido una clara influencia. Ahora es la hora de que el héroe de Wembley se encargue de rodear bien al 10 y de volverlo a hacer sonreír.

Koeman en el entrenamiento del Barça / FCB

Koeman en el entrenamiento del Barça / FCB

Gana puntos un posible cambio de sistema (del 4-3-3 al 4-2-3-1) y una apuesta por el joven talento más pelotero. Este fin de semana empieza la pretemporada oficialmente frente al Nàstic de Tarragona y, aunque seguramente no estará Messi por falta de rodaje, todos podremos ver las pinceladas del nuevo proyecto del holandés.

Habrá que ver qué tal carburan los jugadores sin el astro argentino. Y, sobre todo, si Koeman y el grupo son capaces de generar las buenas sinergias necesarias para que el Leo vuelva a sonreír sin dejar de trabajar como los demás, dando ejemplo de capitán y aportando no solamente su calidad sino el liderazgo que se le presupone. De no ser así, habrá que apretarse el cinturón: vendrán curvas. 

 
Hoy destacamos